17 EXPERIENCIAS ÚNICAS DE VIAJE

Por: MarcoPolo siglo21 / info@marcopolos21.com

Se cumplen 17 años del inicio de publicaciones de esta revista. Diecisiete no es de esos números favoritos para hacer una antología. En cambio, cuando se celebran diez o veinticinco todo mundo hace listados y memorias.

Creemos que diecisiete es un número tan bueno como cualquier otro. Por ello felicitamos mucho a Personae por llegar a esta cantidad de años trayendo a su lector asiduo, temas de interés desde la plástica a la diplomacia. Nosotros, desde nuestra trinchera de viajes y turismo con gusto colaboramos con una lista que toma el número diecisiete como base para compartir misma cifra de experiencias únicas por realizar en el mundo:

marcopolo_nov_011.- Ver el amanecer en el templo de Angkor

Uno de los templos más hermosos del mundo está en Camboya y es un gran imán turístico. Angkor es una inmensa antigua ciudad cuyo templo principal es una joya arquitectónica que se aprecia mejor con los primeros rayos del sol. El espectáculo tiene su “costo”: despertarse antes de las 5:00am. Chichén Itzá o Teotihuacán palidecen comparadas con el tamaño y exuberancia de Angkor.

2.- Hacer cañonismo en la Sierra de Santiago

Para quienes disfrutan la aventura, Monterrey se ha convertido en una capital para estas actividades. Justo al sur de la ciudad se encuentran sendos cañones con cascadas, lagunas y pozas de agua turquesa y transparente que son una delicia especialmente en verano. Descenderlos a rapel o brincando es una actividad imperdible para quien busca emociones fuertes.

3.- Glamcamping en Uluru

El centro australiano es un maravilloso desierto de colores naranjas y ocres. Muy cerca al inmenso y místico monolito de Uluru se haya un campamento-spa épico. Longitud 131º tiene no solo una vista magnífica de Uluru, sino que es el lujo en su mejor definición sin dejar de sentir que se es un aventurero en el desierto. Desde ahí se organizan paseos en camello y sobrevuelos en helicóptero.

marcopolo_nov_024.- Presenciar un sing-sing en Papúa-Nueva Guinea

Uno de los momentos más cercanos a presenciar en vivo un episodio de National Geographic es adentrándose en las montañas del centro de Papúa-Nueva Guinea. En torno a la fecha de independencia de aquella nación (16 sept) se realizan festivales llamados sing sing en Goroka y Mount Hagen. Los penachos, los tocados, la vestimenta y los rostros son profusamente decorados con colores brillantes y llamativos. Es una fiesta de bailes interminables y colores desbordados.es es imperdible por original, bello y secreto.

sistema de proyeccions montañas cercanas a Les Bains rse y pasear a bordo de e

5.- Esnorquelear en medio de dos continentes

Islandia es una de las naciones favoritas de esta columna. En ella suceden muchas cosas divertidas. Es en esta isla por donde pasa la falla tectónica que divide Europa y América del Norte. En Silfra, esta falla se interna en una laguna, donde uno puede esnorquelear o bucear literalmente entre dos placas continentales. Las aguas son tan transparentes y de tal visibilidad que se siente vértigo al nadar ahí pues parece que se flota en aire.

marcopolo_nov_036.- Corroborar las ¨verdades¨ de CNN visitando Pyongyang.

No es secreto que los medios tradicionales exageran las notas periodísticas en pos de una agenda política. A fin de desprestigiar al gobierno norcoreano, muchas televisoras y periódicos cuestionan todo lo que sucede en dicho país. Sí. ¡Sí es posible visitarlo! Es mucho más seguro de lo que parecería y tremendamente sorprendente corroborar que la vida ahí es más digna, tranquila y ordenada que en nuestra América Latina. Pyongyang sorprende positivamente al viajero que se atreve a comprenderla.

7.- Dejarse seducir por la belleza del Registán

Uno de los espacios urbanos más hermosos del mundo apenas recibe atención del turismo mundial. El Registán es una gigantesca plaza rodeada de mezquitas y madrazas cubiertas de millones de azulejos que rememora lo mejor de las Mil y una noches o la Ruta de la Seda. Samarcanda, la ciudad de Uzbekistán donde se encuentra el Registán es una joya arquitectónica y social que espera ser conocida y disfrutada.

marcopolo_nov_048.- Subir al menos un “5 mil” en los Andes

La sensación que se tiene al conquistar una cumbre de alta montaña (arriba de los 5mil msnm) es de satisfacción plena y emoción absoluta. Si bien hay tres cumbres en México por arriba de los 5.000msnm, en los Andes peruanos se puede estar rodeado además de gigantescas torres que se elevan casi otros 1500m. El Nevado Mateo, con sus 5,100msnm es una gran opción, accesible, cómodo, diáfano y de fabulosas vistas. Se ubica a 3hrs de Huaraz.

9.- Admirar la milenaria y olvidada cultura de Etiopía

Una nación que vive aún en 2009, donde la hora oficial de entrada a las oficinas es a las 2 de la mañana y que tiene 13 meses en su calendario, es un lugar que provoca curiosidad. Si además se considera que este país tiene un riquísimo legado histórico y cultural, se vuelve una gran experiencia visitarla y conocerla.

10.- Caminar a lo largo del fiordo congelado de Ilulissat

Groenlandia es una de las naciones que recibe menos turistas en el año. Su falta de conexiones aéreas, clima y limitada población son las causas. Lo que no escasea en esta isla de tamaño mayor a México son los paisajes árticos de fotografía. Uno de ellos es el amplísimo fiordo congelado de Ilullisat frente a la bahía Disko en la costa occidental groenlandesa. Ver esa lengua de mar que se interna en tierra firme cubierta con el blanco cegador de miles de témpanos de hielo es una experiencia para guardar por toda la vida.

marcopolo_nov_0511.- Sobrevolar en globo Bagán

Si pudiéramos hacer una colección de los mejores lugares para volar en globo aerostático, Bagán (al norte de Myanmar) estaría en ella. Ver desde el aire las mil pagodas que integran esta antigua capital myanmar es la forma en que muchos recién casados han optado por celebrar su compromiso. La experiencia es aderezada con los primeros rayos del sol que amanece y pinta de tonos anaranjados todos estos templos, santuarios y relicarios budistas.

12.- Caminar los senderos del PN Torres del Paine

La Patagonia es sinónimo de paisajes perfectos y es el parque nacional Torres del Paine en el sector chileno de la Patagonia el que lleva a la perfección a nuevos niveles –si semánticamente fuera posible-. Lagunas de agua turquesa, montañas de caprichosas formas donde la nieve permanente cubre el elegante granito negro, cascadas que arrullan, glaciares que se antojan infinitos, prados verdes, guanacos y huémules que amplían nuestro conocimiento de la fauna. Todo lo anterior debiera entrar en la definición de Torres del Paine.

13.- Convertirse en nómada siguiendo los pasos de Genghis Jan

Lejos de la idea de una Mongolia árida y fría, la nación de Genghis Khan (conocido localmente como Chingghis khan) es un lugar de paisajes de antología donde los planos de la estepa retan al ojo a encontrar su fin. Es también sitio de hermosos monasterios budistas, desiertos infinitos, montañas verdes y, sobre todo, depositario del orgullo mongol por una historia de grandes conquistadores.

marcopolo_nov_0614.- Bucear junto a un tiburón blanco

Para quien busca emociones nuevas y en grado creciente, entrar en una jaula de acero en los terrenos del gran tiburón blanco debe estar en la lista de prioridades. Por años, Australia y Sudáfrica se han agenciado como los mejores sitios para realizar este tipo de inmersiones. Sin embargo, es cerca de Ensenada (BC) el mejor sitio en todo el mundo para cumplir con esta tarea. Las piernas no tiemblan porque estarán flotando en el agua, pero garantizamos que la adrenalina se esparcirá como champaña en tu torrente sanguíneo.

15.- Pasear en bicicleta por Vietnam

El medio de transporte más tradicional en Vietnam es la bicicleta. Los campos cubiertos de arrozales son sitio ideal para relajarse y pasear a bordo de este transporte. HoiAn, un encantador pueblo colonial en el centro del país equivalente a un Tequisquiapan vietnamita, es también gran sitio para iniciar una aventura ciclista en sus calles y hacia sus huertos y granjas.

16.- Descender de la Muralla China en un tobogán

Cerca de Beijing hay más de 4 lugares para visitar la Muralla China. Badaling y Mutianyu son los más conocidos, accesibles y restaurados. Dado que la muralla se construyó a lo largo de las crestas de las montañas, llegar a ella significa subir la montaña primero. Por ello estas zonas cuentan además con funiculares que ascienden a los visitantes. Si bien se puede bajar también en funicular, lo más divertido es hacerlo en larguísimos toboganes de hasta 2km de longitud que cuentan con trineos que descienden a velocidad controlada. Sin duda, la parte más divertida de una visita a la Gran Muralla China.

17.- Admirar las pinturas proyectadas en paredes de canteras.

La región de la Provenza francesa es famosa por sus campos veraniegos cubiertos de lavanda y girasoles. Sin duda, paisaje hermoso. Lo que poca gente sabe es que dentro de las montañas cercanas a Les Baux-de-Provence existen canteras de blanquísimas paredes. En una de ellas se ha instalado un sistema de proyección que utiliza las paredes como telón para pinturas de Chagall, Matisse y Renoir.  Las Carrieres de Lumières es imperdible por original, bello y secreto.

MarcoPolo siglo21 diseña y organiza viajes por los sitios más exóticos e interesantes del mundo, desde Groenlandia hasta Timbuctú. Si quieres conocer más, visita www.marcopolos21.com o síguelo en twitter @marcopolos21