Magia y Alquimia Sexual

Por: Psic. Jaquelin Machado Garduño

sexualidad_abril_01

El camino más directo a Dios, a la consciencia Universal es la sexualidad y el manejo adecuado de tu energía sexual. No se trata de que dejes de sentir placer y deseo, de lo que se trata es de atravesar el sendero poco transitado de la elevación de tu energía vital, también llamada energía kundalini. El deseo y el placer forman parte de este sendero al igual que el orgasmo y el éxtasis.

Si eres una mujer o un hombre que quiere vivir su sexualidad con mayor plenitud y trascender los aspectos de la procreación, el deseo genital, el revanchismo y el condicionamiento sexual, etc…. y te empiezas a hacer preguntas diferentes con respecto a tu experiencia sexual, has de permitirte conocer tu cuerpo, tus caricias, tus besos, tu respiración, tus fluidos sexuales, tus sensaciones, emociones, pensamientos y creencias de manera más profunda e íntima y realizar un viaje interior que comprende varias etapas que inicia con el aspecto sombrío de tu historia de vida sexual.

Cuando iniciaste tu vida sexual activa ya había antes una serie de variables que te llevaron a “iniciarte sexualmente” como experiencias de tocamientos, caricias, besos, fantasías, película, pornografía y muchas otras, pero todo ello estuvo acompañado por tus creencias de tipo familiar, religioso, social y cultural; sumado a esto están las posibles experiencias de abuso sexual, violación, sexualidad precoz etc… Esto -más o menos-, dependiendo de tu propia historia de vida sexual, marcó de alguna manera la iniciación de tu actividad sexual, entendiendo por esto la primera vez que tuviste relaciones sexuales con penetración vaginal o anal en el caso de homosexualidad.

A medida que acumulas experiencias en tu historia sexual te das cuenta de que mucho de ello se vuelve repetitivo, obsesivo, lacerante, apasionante, adictivo, amenazante, adrenalínico, gratificante, condicionante, necesario o no y un largo etc… Y luego, llega un día en que algo en tu interior o una experiencia de tu vida sexual te empuja a cambiar y entras en crisis por insatisfacción, y te empiezas a cuestionar tu sexualidad. El movimiento mágico ha iniciado.

La mujer y el hombre que se deciden a transformar su historia de vida sexual para expandir su consciencia más allá de sus propios límites han de decidir voluntariamente atravesar las fronteras de lo conocido a lo desconocido aprendiendo a liberar los nudos de energía sexual cargados de sus conflictos, traumas, obsesiones, excesos de masturbación, pornografía, abusos, necesidad de poseer, exceso de fantasía, perversiones, etc… para luego, disolver esos nudos y transmutar esa energía sexual (alquimia) dándole dirección y focalización de alta frecuencia.

Todo lo anterior no está negando el placer ni el deseo porque obviamente estos factores intervienen. Porque has de conocer tu cuerpo de mujer o de hombre por tus caricias, tus besos, tu erotismo, sensualidad, pasión, etc… La clave es que, una vez que la pasión enciende el motor, no te quedes en los niveles inferiores de los deseos propios tanto de mujer como de hombre y le des dirección a la pasión, las caricias, los besos, la penetración, el orgasmo, la excitación y todo aquello que interviene en el juego amoroso.

De alguna forma se trata de acceder a tu cuerpo espiritual y armonizarlo con el de tu pareja para que el proceso de alquimia sexual se lleve a cabo.

Como mujer, es necesario te liberes de los estigmas generales de si no eres virgen eres puta, si no eres madre y si no eres tonta, como señalamientos colectivos y el hombre de si no eres guerrero, eres santo, si no amante o sabio porque a nivel colectivo esos estigmas nos han mantenido en pugna a unas y a otros creando el desequilibrio en que vivimos actualmente.

Bien, una vez que eres consciente de querer una transformación en tu vida sexual y aceptar que la primera etapa que has de atravesar es la nigredo o zona oscura de tu sexualidad, el viaje interior ha iniciado y la magia del sexo tiene lugar en tu vida.

sexualidad_abril_02La Magia Sexual tiene lugar cuan miras más allá de tus deseos personales y mundanos y miras hacia arriba y hacia dentro de ti mismo/a y empiezas a comprender que hay un sendero que te lleva a estados superiores de consciencia en los cuáles te encuentras tú en forma expandida y logras comprensiones increíbles e imposibles para el mundo ordinario y cotidiano, accedes a ellos por medio de tu cuerpo físico a través de tu sexualidad. Empiezas a activar tu cuerpo de luz y con ello aumenta tu inteligencia, tu creatividad y tu capacidad receptiva.

Empiezas a comprender que a medida que elevas tu energía sexual, tu poder magnético aumenta y tu sola presencia va transformando los ambientes en los que te encuentras. De igual forma, comprendes que por medio del orgasmo que experimentas con tu cuerpo físico liberas una gran cantidad de energía magnética que se desprende desde tus células.

Un aspecto muy importante que el hombre (varón) ha de entender y sobre todo la madre de dicho hombre, es que llega un momento en la vida en que la madre no puede darle el “alimento” y el sustento de lo que necesita por mucho que lo ame, ese alimento tiene que llegar desde otra mujer. Por ello, es tan importante que las madres aprendan a soltar a sus hijos varones y que los hombres se hagan hombres y suelten la dependencia materna.

El camino de la magia sexual exige que a tus propios deseos y a tu pasión aprendas a manejarlos y no te dejes arrastrar por ellos, por eso has de atravesar una serie de batallas floridas desde lo más profundo de ti al igual que tu pareja.

Para que se pueda dar el fenómeno de la alquimia en tu sexualidad es necesario contener la energía dentro tuyo para que pueda ser transformada y no desperdiciarla por medio de orgasmos no dirigidos, eyaculación, excesos emocionales, obsesiones y pornografía y/o excesos emocionales, solo por mencionar algunas causas.

Si aprendes a manejar tu energía kundalini por medio de la magia del sexo accedes, entre otras cosas, a la activación de las energías lunares que contienen el potencial que genera la creación de todas las cosas y por otro, las energías solares que permiten la materialización de las mismas.

Se trata de subir la energía sexual que parte desde la base de la columna y en la zona genital dirigiéndola hacia la coronilla para que los centros del impulso eléctrico del cerebro sean estimulados y la consciencia se expanda activando tu cuerpo de luz en el momento en que estás experimentando el éxtasis y los cuerpos están totalmente integrados y fusionados. Este cuerpo de luz se va expandiendo más allá de tu cuerpo físico y entre mayor éxtasis eres capaz de experimentar, mayor es tu poder magnético y mejor manejas tu energía femenina que es la generadora de cualquier potencial que quieras plasmar en tu realidad.

Esto involucra al amor como energía vibratoria de altísima frecuencia. Por lo tanto, cuando una mujer es amada de este modo, al momento del orgasmo, experimenta tal estremecimiento que si consigue soltarse y “rendirse” a este momento sintiéndose segura, tiene la oportunidad de entrar tan profundo hacia sí misma, que accede a un vórtice de energía magnética que se encuentra en el centro del útero. Cuando los amantes están comprometidos en el juego amoroso pueden reforzarse mutuamente y expandir sus consciencias a través de este campo magnético que se intensifica por medio de la magia del sexo.

A medida que los amantes se entregan incondicionalmente durante el juego amoroso van avanzando a niveles más profundos en el mar de la energía sexual y la alquimia se manifiesta con mayor claridad en los momentos de éxtasis que provocan que la energía kundalini del hombre se eleve por el canal central (columna vertebral) de la mujer y la energía kundalini de la mujer se eleve por el canal central del hombre. La potencia de energía que se libera con esta práctica sexual es tan intensa que fortalece tu cuerpo de luz al aumentar su magnetismo, o lo puede bloquear si no se dirige esa energía sexual en forma adecuada.

Así, cada unión de copulación en el juego amoroso fortalece tanto el cuerpo físico como el cuerpo luminoso de los amantes, no obstante, la mujer ha de tener tal confianza, sentirse segura y amada para que pueda disolverse en su hombre y se abra el vórtice de energía magnética que se encuentra en su útero.

Las prácticas del juego amoroso en la magia del sexo si no tienen amor solo se reducen a técnicas de manual que no consiguen acceder a la alquimia del amor sexual.

Contacto*

Psic. Jaquelin Machado Garduño

Tel: (222) 6171475

Whats App +52 1 222 6171475

FB “Sexualidad Mágica, Perfil Índigo y desarrollo de consciencia”

e-mail: c-ha-p@hotmail.com