SABES QUÉ TANTO DE TU INFORMACIÓN PRIVADA COMPARTES…

Por: Gerardo Loaiza

Cuánto vale nuestra información en el mercado negro, actualmente cada día los ciberdelincuentes están más interesados en tener nuestra información para realizar todo tipo de acciones malintencionadas, tienen apetito por los datos que se comparten en la red, por ejemplo: nombre, edad, sexo, estado civil, gustos y preferencias por mencionar datos comunes.

Todo lo que publicamos en internet deja de ser completamente privado, todas las app a las que estamos iniciando tienen información nuestra, por ejemplo FACEBOOK.

Casi todas las aplicaciones que descargamos e instalamos en un dispositivo solicitan al principio toda una serie de permisos por parte del usuario, así que esta no es ninguna excepción. De este modo, la aplicación consigue conectarse a distintas características que el sistema etiqueta como “protegidas”.

Qué estas permitiendo………

1.- Llamadas telefónicas. La nueva aplicación de mensajería Facebook Messenger ofrece a los usuarios la opción de llamar a sus contactos. Se trata, en realidad, de un simple botón que nos permite iniciar una llamada corriente, así que solo podrá conectar con su contacto a través de una conversación de voz si también tiene almacenado su teléfono. Para ello, es necesario que la aplicación también escrute el número de sus contactos.

2.- Mensajería. Algo parecido ocurre con los mensajes de texto. La aplicación admite la posibilidad de enviar SMS o MMS a contactos, aunque no se encuentren en Facebook Messenger. De este modo, será necesario que dé permiso a la aplicación para que acceda a la agenda de contactos. En este caso, y al igual que en el de las llamadas, su teléfono puede incurrir en gastos extra, dependiendo del tipo de tarifa que tenga contratada con el operador.

3.- Cámara fotográfica.  Facebook Messenger nos permite hacer fotos desde la propia aplicación, así que también debe dar permiso a la aplicación para que acceda al sistema de la cámara fotográfica.

4.- Micrófono. Se puede enviar fotos a los contactos, pero también mensajes de voz. De ahí que la aplicación pide permiso para utilizar el micrófono. De este modo podrá grabar directamente un mensaje y enviarlo. El permiso para esta herramienta, lógicamente, también servirá para hacer llamadas de voz.

5.- Ubicación. Facebook Messenger utiliza los servicios de ubicación aproximada (basados en la red) y localización precisa (basada en la red y en la información que proporciona la función GPS).

6.- La aplicación también se encarga de sincronizar todos los contactos del teléfono en el sistema.

7.- Tarjeta SD. La mayoría de aplicaciones piden acceso a la tarjeta SD del teléfono para ir guardando, modificando y eliminando información en caché, como por ejemplo las imágenes del perfil de tus amigos. Al tratarse de información demasiado pesada, el sistema las almacena y recupera, en lugar de descargarlas, cada vez que pone en marcha la aplicación. Lo mismo ocurre con cualquier otro dato que sea pesado y lento de almacenar.

8.- Puede utilizar su cuenta de Facebook para iniciar sesión en otros sitios. De ahí que Facebook Messenger también requiera el acceso a las cuentas que están dadas de alta en el dispositivo.

Ahora puedes identificar que tan valiosa es tu información que proporcionas en la red.