ENAMORATE DE TI Y ELIMINA TUS MIEDOS

Por: Raquel Estrada - Psic. y Orientadora en Tanatología

pscilogia_septiembre_01El amor es uno de los sentimientos más importantes del ser humano, sentimiento que no tiene precio pero sí mucho valor, mismo que no puedes aportar a los demás si no inicias por amarte primero a ti.

Hay una frase: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” pero cómo vas amar a tu prójimo si no has aprendido a amarte, aceptarte y  caerte bien, llevas años autocriticándote, siendo tu peor juez, así que tienes que empezar por abrazar tu personalidad, valorarte cómo eres y desde ahí puedes hacer cambios, ser amable y paciente contigo mismo, rediseñar tus creencias limitativas, respetar y admirar la belleza de tu ser interior para que puedas estar en armonía con el universo.

Tú eres tu propio jardín, si lo riegas con amor, añades algunas plantas que son las experiencias, seleccionas las semillas que germinaran en pensamientos positivos, el huerto crecerá y florecerá, así que lo tendrás que cuidar para que dé árboles y buenos frutos. Observa si ha nacido alguna mala hierba, ésta son como los pensamientos negativos, bloquéalos y retira de inmediato el pastizal de tu jardín mental.

En tu extensión de tierra llevas cargando sentimientos que no son necesarios y que hacen pesada tú subsistencia, es momento de deshacerte de todo aquello que no te permita un crecimiento personal y espiritual, de perdonarte y amarte incondicionalmente, de dejar de criticarte, esto no funciona y solo frena tu desarrollo. Acéptate cómo eres, la desaprobación constante se torna negativa; cuando dejamos de juzgarnos fluimos con el proceso de la vida de forma positiva haciéndola más agradable.

Para iniciar con ese cambio necesitas seleccionar pensamientos positivos que contribuyan al bienestar físico, emocional y social, así que escoge que sean nutritivos, encaminados a un crecimiento interior y que queden tatuados en el inconsciente, reflexiones que te eleven y que sean valiosas.

Transforma los pensamientos a situaciones o imágenes placenteras. Busca lo que te guste hacer, puede ser un deporte, algún hobby, disfrutar de un hermoso paisaje, una puesta de sol, un viaje. Entre más practiques la generación de razonamientos positivos obtendrás mejores resultados, todo es cuestión de ejercitarte, sé el maestro de tu cerebro y enséñale a construir conceptos creativos, constructivos y  moldeables a cada situación.

El aprender lleva tiempo,  “Roma no se construyó en un día.” Recuerda que cuando eras niño necesitaste tiempo para aprender a caminar y después de que lo lograste comenzaste a correr y ya no hubo nada que te detuviera. Así que cuando empiezas a cambiar tus afirmaciones negativas sabrás que es cuestión de tiempo, ya que cada pensamiento moldeará tu futuro y tus experiencias.

No vas hacer perfecto inmediatamente, advierto que vas a cometer errores, mas date la oportunidad de cometerlos, ya que no debes ser obsesivo con la perfección, esos errores cuando te des cuenta te permitirán ser mejor cada día como menciona la autora Elizabeth Kubler Ross en su libro Déjalos ir con amor… Confía en ti mismo para sobrevivir ante cualquier situación desde un desconcierto menor hasta una crisis importante. Significa que te permitas a ti mismo cometer errores, fracasar, ser imperfecto; así te brindas la oportunidad de explorar tus sentimientos, buscar la satisfacción de tus necesidades y deseos, pedir lo que quieres de los demás, defenderte cuando sea preciso, amar incondicionalmente, dar y tomar, y aprender de tus errores. Empieza pues  a asumir la responsabilidad de ti mismo y actúa firmemente en tu realización personal.

Después de decidir realizar un cambio significativo en tu vida, te sitúas en el presente e inicias un nuevo capítulo, dar el primer paso y reconocer que te has abandonado, que dejaste de amarte y por eso vienes cargando pensamientos negativos, baja autoestima y te situaste en el pasado olvidando vivir el presente.

Recuerda que debes caminar sin detenerte en el pasado y si llegas a mirar atrás es para darte cuenta de lo lejos que has avanzado. Habrá caminos estériles cuando decides aventurarte en el desierto, pero aún en zonas áridas encontrarás piedras que te ayudarán a construir un gran puente que te permita avanzar a tierras fértiles, de esas piedras alguna logrará meterse en tu zapato y te molestará en todo el camino, detente y tírala lo más lejos que puedas, estos son pensamientos negativos que has llevado cargando mucho tiempo y que no te permitían continuar de forma placida, pero de ellos puedes extraer experiencia y gran aprendizaje.

Solo cuando caminas y luchas por tus sueños sabrás de lo que eres capaz de realizar, solo a ti te corresponde emprender la carrera más importante de tu vida, deberás escoger los zapatos adecuados para no cansarte demasiado y podrás recorrer todos los caminos con la mejor actitud, coraje y podrás romper los esquemas que no son funcionales, atreverte hacer algo diferente para saber qué tan lejos puedes llegar y tirar los pensamientos irracionales de “no puedo”  en el primer bote de basura que encuentres.

Hay momentos que debes caminar cuando quieres disfrutar un instante y otros correr cuando quieres alcanzar tus sueños. Cambia tu rutina cuando te sientas aburrido o abrumado y toma la pista que sea un gran desafío y cuando llegues a la meta sabrás que hiciste un trabajo excepcional y que te redituó en importantes beneficios.

Procura que en la gran caminata por la vida, sea divertida, amena, ve a lugares que disfrutes y que tus ojos se enamoren de los regalos que te ofrece la naturaleza.

En el camino puede aparecer el miedo que es como una nube gris que amenaza con desatar una gran tormenta de pensamientos y ese gran miedo paralizante no te hará ver un hermoso día, cautivante de sol y de un bello paisaje. “La única cosa de la que debemos tener miedo es del miedo” dijo en 1933 Franklin Delano Roosevelt.

Hay una historia que ilustra que atreverse a conquistar los miedos hace la diferencia. “Había cuatro hombres enfermos de la piel, pues tenían lepra. Decían entre ellos: ¿Qué estamos haciendo acá sentados esperando morir?…Mejor vamos al campamento de los sirios; si nos perdonan la vida, qué bueno, y si nos matan, no importa, de todas formas vamos a morir. Al anochecer, se levantaron y fueron dejando a un lado el miedo y enfrentando lo que se presentara…”

Cuando decides estar sentado como espectador de tu propia película dejas de sumar para restar, porque simplemente te quedas quieto en esa posición; puede ser por miedo a cómo saber vivir. Los hombres enfermos vencieron su miedo y caminaron; allí Dios también empezó a obrar y los sanó. Siempre camina y al final del túnel encontrarás la luz. Permanecer atrapados en el miedo, será paralizante, es un enemigo que siempre llevará la ventaja.

En la sociedad actual han surgido nuevos miedos y así lo explicó el sociólogo polaco Zygmunt Bauman sobre el miedo. “La gente siente que vive en un reality show del que te eliminan. Si pierdes es por tu culpa y pagas”, vivimos el fenómeno de la exclusión y esto genera un miedo generalizado a la no aceptación, a la etiqueta de la eliminación en su máxima expresión, sentimos un miedo nuevo que resume todos los demás. Es el temor a no ser aceptado, a no servir. Sabemos que podemos ser excluidos si no somos lo suficientemente hábiles.

En ese autodescubrimiento por amarte y aceptarte a ti mismo, mientras emprendes una larga caminata podrás apoyarte de la relajación y la meditación, hará que la energía fluya de forma armoniosa, el cuerpo liberará toda tensión acumulada que estás cargando. Realiza el siguiente ejercicio: Cierra tus ojos y toma una respiración, exhala y deja que se marche la energía reprimida, hazlo una y otra vez, libera tus miedos, la tensión, y permite que tu organismo se relaje y mientras realizas estos ejercicios, repite “me amo y me acepto, perdono y soy perdón, estoy dispuesto a cambiar y ser mejor”, tu cuerpo se empezará a sentir bien y  podrás estar más tranquilo.

En ese encuentro de abrazar tu personalidad, el ingrediente principal es un amor incondicional, el valorarte en todas tus vértices para proyectar al exterior un ser lleno de amor hacia los demás, el amor fluirá en esa grandeza cuando decidimos conectar con nuestro ser interior lo mejor de nosotros para ser nuestra mejor versión.

Entre el amor y el miedo hay una gran conquista, solo el deseo de superación hará transformar el miedo en valor y el amor en un compromiso de vida. “Amarse a sí mismo es el inicio de un romance que dura toda la vida.” Oscar Wilde

“Aprendí que el valor no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es aquel que no siente miedo, sino el que conquista ese miedo.” Nelson Mandela