INFARTOS AFECTAN A MENORES DE 30 AÑOS

infartos_septiembre_01

El tabaquismo, alcoholismo, vida sedentaria, incorrecta alimentación, sobrepeso y estrés, predisponen a los menores de 30 años a presentar un infarto o cardiopatía coronaria. En México, alrededor de ocho por ciento de la población menor de 30 tiene problemas cardiacos debido a los incorrectos hábitos que llevan a cabo en el día a día.

De acuerdo con información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en México la tasa de mortalidad por infarto agudo al miocardio es de 27.2 por ciento, la más alta entre los países miembros de este organismo.

La proporción entre hombres y mujeres que padecen estos problemas cardiacos es de 10 a 4, siendo predominante el género masculino que sufrió un infarto, sin embargo, el número de mujeres aumenta de manera importante.

Por ello es necesario influir positivamente a los jóvenes, desde el núcleo familiar, respecto al cuidado de la salud cardiaca a través de una vida ordenada, hábitos alimenticios adecuados, realización de ejercicio y sin el consumo de sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol.

Es necesario influir en este sector de la población ya que 70 por ciento de ellos son sedentarios y su edad de inicio en el consumo de sustancias tóxicas es entre los 11 y 12 años.

La cardiopatía coronaria es un padecimiento en el que existen lesiones en las arterias coronarias, las cuales se encargan de transportar sangre y nutrimentos al corazón. Esta enfermedad origina los infartos y es la segunda causa de alteraciones a la salud y muerte.

infartos_septiembre_02

En el Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, de la Secretaría de Salud, se practican anualmente alrededor de mil 500 cirugías, de ellas, el 50 por ciento es a causa de infartos.

Asimismo, el Instituto desarrolla una estrategia que impulsa la atención inmediata de los pacientes que sufrieron un infarto, a fin de reducir el riesgo de mortalidad.

En dicha estrategia participan más de 100 centros, y consiste en mejorar los mecanismos de atención inmediata, a través de un sistema regional de apoyo diagnóstico y tratamiento entre unidades médicas de primer contacto y hospitales de tercer nivel o de alta especialidad con telemedicina, coordinados por el Instituto Nacional de Cardiología.

Si se presentan síntomas de infarto como dolor o sensación de opresión en el pecho, mareos y debilidad, es importante acudir de inmediato a un hospital para recibir atención y evitar consecuencias graves. La atención debe brindarse durante la primera hora después iniciados los síntomas.

Esto, debido a que muchos de los pacientes llegan tardíamente a los servicios de salud, lo cual disminuye las posibilidades de salvar su vida

Además, es recomendable tener una vida ordenada, realizar ejercicio constante y mantener una alimentación balanceada para prevenir problemas en el corazón y así evitar desarrollar otras enfermedades como la diabetes.