AJIJIC: “SENTIRSE EN CASA”

Por: Karla Aparicio

ajijic_septiembre_01

Ajijic significa en náhuatl  Axixixc , lugar donde se derrama o salpica el agua.

“Cuando pierdes dirección, viajar es la medicina para reencontrarse con el equilibrio perdido “

¿DÓNDE SE ENCUENTRA Y CÓMO SE LLEGA?

ajijic_septiembre_03Ajijic es uno de los lugares favoritos de escapada para nosotros los tapatíos. Lo tenemos a solo 45 minutos de la ciudad. Lo curioso que casi 20,000 extranjeros han hecho de este pueblo mágico no solo su lugar de descanso, sino también su residencia. Se llega desde Guadalajara por la Carretera Sur, hacia Chapala. A solo 40 minutos del aeropuerto. Este pequeño pueblo ubicado en la ribera del Lago, a siete kilómetros al oeste de Chapala, para ser exactos.

Cuando llegas a este increíble lugar cambias en automático al “modo” de total relajación y descanso. Cuenta con un clima de envidia, en promedio de 25 grados centígrados todo el año.

¡COLOR SIN MIEDO!

Es un lugar, más que mágico. Es hermoso, sus calles empedradas y sus casas de adobe abusan sin miedo de todos los colores imaginables y lo más increíble es que los hacen combinar de una manera inigualable.

Las calles principales están repletas de restaurantes -todos con excelentes menús-, de tiendas, de galerías, joyerías y boutiques con letreros bilingües. No existe un lugar que no te llene de energía y pinte una sonrisa, si ves al frente rematas con la impresionante vista al lago más grande de México: Chapala… Y si ves hacia atrás, está rodeado de montañas con exuberante vegetación.

¡A CAMINAR CON BLOQUEADOR Y A REFRESCARSE!

ajijic_septiembre_04

Caminar por sus calles es uno de los atractivos que ofrece Ajijic, con sus hermosas casas, en su mayoría de adobe multicolor, acostumbran aún mantener las puertas abiertas. Se vive mucha seguridad y amabilidad en sus habitantes. El clima es ideal para convivir con el lago, hay un malecón para dar un largo paseo -ideal para correr o pasear al perro o patinar-.

Hay que tomarse el tiempo para recorrerlo, con descansos y no olvides el bloqueador. Hay paseos en lanchas, se puede rentar alguna, aunque varios de sus habitantes cuentan con una propia.

Son muchos los restaurantes y hoteles frente al lago. Están los spas que son excelentes y también las aguas termales. Los hay de todos los precios. Muy recomendables. Hay clubs náuticos y fraccionamientos bastante bien puestos.

LOS EXTRANJEROS ASEGURAN “SENTIRSE EN CASA”.

ajijic_septiembre_05

La secretaría de Turismo en Jalisco estima que cada año, los extranjeros en Chapala dejan en promedio una derrama económica cercana a los 240 millones de pesos.

Es muy curioso, muchos mexicanos van a California en busca de trabajo, los estadounidenses vienen acá en busca de descanso. Es aquí donde se asienta la comunidad más grande de estadounidenses fuera de su país, que llegan huyendo de los inviernos del norte. Muchos son retirados, viven solo de su pensión, pero también hay comunidad de residentes productivos, entre ellos escritores, arquitectos, artistas. Aunque llegaron a Ajijic para vivir su retiro, participan en ayuda social, por ejemplo, para los niños abrieron un espacio donde les enseñan oficios como la carpintería, inglés, arte y/o computación.

Otra de las actividades que realizan es apoyan a los artesanos mexicanos organizando reconocidas exposiciones para que ellos puedan conectar con clientes minoristas y mayoristas, hay labor social también para el bienestar de los perros y gatos. Llevan una relación cercana y beneficiosa con la comunidad que los adoptó y es ahí donde, con base en sus testimonios, dicen: “Sentirse en casa”.

IMPOSIBLE PROBAR SOLO UNO:

ajijic_septiembre_06

Las donas caseras son deliciosas, en verdad, no hay donas más ricas, mi favorita es la de jocoque.

La nieve de garrafa, no puedes dejar de probarla, se siente en el paladar los pedacitos de fruta natural. Los dulces típicos los hay de Jamaica, de leche quemada, de arrayán y varios sabores más y son ¡¡¡deliciosos!!!

Los charales, se trata de un pescado pequeño dorado con sal chile y limón ¡Qué cosa!

Los frutos exóticos: frutos rojos, rambután, mamey. El consejo que les doy, es llevarlos para congelar…  ¡Así se goza Jalisco!