PUEDO AMAR A MI PAREJA SI AMO A MI CUERPO Y SU SABIDURIA

Por: Psic. Jaquelin Machado Garduño

sexualidad_ene_01

Asimilar hacia dónde nos está empujando la vida, hacia CRISIS, tanto individuales como de pareja, familiares, sociales, culturales, religiosas, económicas, políticas y científicas; es una de las variables principales que hemos de tomar en cuenta para poder amar tanto a nuestro cuerpo como a nuestra pareja (ya sea casual o de tiempo). Resulta que en nuestro cuerpo yacen, enquistados todos los conflictos, traumas, bloqueos, engramas, miedos, agresiones, obsesiones, etc….que nos impiden, limitándonos, vivir una continua expansión de nuestra Sexualidad, pues nuestra energía sexual se encuentra bloqueada u obstruida y con ello, tarde o temprano, caemos en algún tipo de crisis.

La Sexualidad es un amplio Mar de energía misteriosa, sagrada y perfecta. Puede ser que después de experimentar una gran confusión con respecto a la sexualidad, después de una etapa en que pruebas diferentes caminos, incluso después de una etapa en que te vuelves promiscuo/a o célibe o después de haber despertado con el hombre equivocado o con la mujer equivocada y aún después de una noche en que los afrodisiacos, las sustancias y/o alcohol te dieron una “elevación” de tu química fisiológica, etc., al sentir que no encuentras un camino sexual en el que la sexualidad te deje sentir algo más profundo, más inspirador, más plasmado de éxtasis, de pronto, te haces preguntas diferentes al respecto de la Sexualidad, buscas así, un vínculo sexual diferente para que la energía sexual que nace en el sacro y estimula la creatividad en tu vida, suba hacia la coronilla; para ello, es necesario que el hombre sea maestro de su energía sexual para que éste pueda encender el vientre de su mujer durante algún tiempo y, posteriormente, la mujer encienda el pecho de su hombre y así, después de un tiempo de viajar entre cumbres y valles, ambos suban las energías y vivan el éxtasis, la expansión, el amor y la libertad que se produce.

Sin embargo, el primer paso para llegar al sexo mágico es Confiar en tu Cuerpo y confiar en tu cuerpo es una afirmación mucho más profunda de lo que se lee.

Otra variable que sería conveniente que consideraras para amar a tu cuerpo es el placer, lo primero que debes hacer es aprender otra vez a sentir tus manos. Los beneficios que vas obteniendo son verdaderamente geniales; míralo primero,  si te das la oportunidad de sensibilizarte poco a poco notarás que esa especie de “capa” que cubría enteramente toda tu piel se desvanece poco a poco aumentando tu sensibilidad y,  en consecuencia, surge un deseo fuerte de querer  sentir más placer. ¿Qué te está sucediendo? Pues que le das a tu cuerpo el sentido de esperanza que había perdido y, por otro lado, le demuestras a tu mente que físicamente es posible sentir más rico y con ello tu mente se va tranquilizando, ya que ésta siempre “necesita comprobar a través de eventos materializados (en este caso a través de las caricias corporales), cuando tu mente se tranquiliza entonces tu espíritu, que es digamos el cuerpo que te permite expresar lo que hablas, le proporciona claridad a tu mente y con esa claridad resulta que tu alma, que es la que te da tu sentido de vida,  te inyecta, por decirlo de algún modo, esas ganas de vivir, de soñar que puedes lograr armonizarte e integrarte en amor a la vida, porque además lo empiezas a sentir en tu totalidad de ser humano: entonces tus barreras emocionales ya no tiene razón de ser, se desvanecen y tu pierdes el miedo y te vuelves a entregar al otro(a) en un gozo real lleno de placer y con el renovado sentido de esperanza de saber que siempre se puede sentir más rico y diferente. Generándose así una espiral evolutiva ascendente ENTRE EL CUERPO, SEXO Y PLACER.

Sin embargo, no debemos perder de vista la importancia que tiene la energía sexual. La energía más intensa y poderosa del ser humano es la energía sexual, en esta Nueva Era Dorada que inició a partir del 21 de diciembre del año 2012, cada vez más, el plasma, chi, prana, energía kundalini, etc…. está teniendo y va a tener su manifestación física más rápida en tu realidad inmediata sepas o no encauzarla, tu vida sexual se verá afectada cada vez en forma más inmediata en cuanto a tus vivencias, creencias, pensamientos, emociones, sensaciones, etc… Sean éstas conscientes o inconscientes, lo que tienes que lograr es la congruencia entre tu adentro y tu afuera.

Para ello, es necesario que integres la dualidad sexual que todo ser humano  consciente e inconsciente que llevamos dentro.

Reflexiona solo un poco. ¿Qué es para ti la dualidad? Y ¿qué significa para ti, la dualidad en la sexualidad?

Si has pensado que la dualidad consiste en la separación de los sexos, en cuanto a su género, mujer – hombre, en términos generales tienes razón en parte. Sin embargo, la dualidad, básicamente, consiste en los dos extremos de diferentes aspectos de la vida, por ejemplo: hemisferio derecho – hemisferio izquierdo, mente – corazón, hombre – mujer, sacerdote – pecador, día – noche, amor – sexualidad, conciencia – sabiduría, bueno – malo, razón – magia, etc.

sexualidad_ene_02

En el caso concreto de la dualidad en la sexualidad es muy importante que comprendas que dentro de ti mismo/a existe dualidad sexual porque, de alguna manera, tanto la perversión y la creatividad; la represión y el desenfreno; la pasión y la apatía, la sobreexcitación y la impotencia, el deseo desenfrenado y la calma; la agresividad y la pasividad, el sexo y el amor, la pertenencia y la libertad; el coraje y la alegría como también el ruido y el silencio y la obsesión y la felicidad  son todos aspectos de aparentes polos opuestos de la energía sexual.

El asunto aquí es que mientras no seas consciente de que todo ello y otros aspectos tanto de pensamientos, emociones como de comportamientos sexuales yacen dentro tuyo, las posibilidades de que reconozcas, asumas, afrontes y disuelvas tus dualidades para que surja, en consecuencia, la transmutación y transformación en tu vida sexual, disminuyen de forma considerable.

Cuando disuelves las dualidades de tu vida sexual sabes por instinto, intuición y percepción, que ambos extremos del mismo aspecto son sagrados puesto que te han permitido darte cuenta de que gracias a uno de los extremos has conocido y valorado el otro, entonces, por un lado dejas de repeler y rechazar lo que consideras como repulsivo u obsesionante sexualmente hablando y, por otro lado, dejas de desear y obsesionarte por lo que consideras agradable y bello en tu vida sexual porque se ha generado una tercera fuerza que es el resultado de la disolución y unión de las  polaridades de tu vida sexual. Esto te permite “observar desde lo alto”, es decir, desde el vértice que cierra el triángulo, que es en el tres donde se despierta realmente tu consciencia sexual y comprendes, desde tu ser esencial, que todos los aspectos, experiencias y vivencias de tu sexualidad son sagrados, pues reconoces que hay bondad en la maldad y maldad en la bondad.

El miedo fundamental que se presenta en nuestras vidas, es el miedo a dejar de existir. En la sexualidad es por ello que la personalidad del ego se afianza y se defiende con uñas y dientes para no disolverse. No obstante, se producen fugas de energía durante nuestra vida sexual que se dan ya sea por la represión, el exceso de masturbación, abusos sexuales, violaciones, incestos, experiencias muy negativas, ya sea con lo masculino o con lo femenino, separaciones, divorcios, abandonos, rechazos, imposiciones, dominio, control, rivalidad, anulación, etc…. que por rechazarlas sin afrontarlas, sanarlas y disolverlas se van transformando en muros a nuestro alrededor que nos limitan e impiden que nos vinculemos con el amor, el sentimiento, el placer, la pasión y el deseo que conducen al éxtasis, la creatividad y la plenitud de ser perfectos/as tal y como somos, en libertad y autenticidad viviendo verdaderamente la espiritualidad de la sexualidad (ojo, no estoy hablando de religiosidad como instituciones de lo que debe o no debe ser en la sexualidad).

Cuando te decides a profundizar en tu vida sexual y das un salto al vacío en las aguas fangosas donde yacen tus temores, tus deseos ocultos, tus anhelos de paz, tu secretos sexuales y tus emociones desconocidas, entonces, estás dispuesto/a a disolverte y perderte en el inmenso mar de la energía sexual que te integra en un movimiento de vida muchísimo más grande de lo que tu imaginación siquiera pueda vislumbrar. Por ello, esta es una elección totalmente individual, personal y requiere la disolución de tu ego sexual, aquél que te define y te clasifica dentro de algún rango, nivel o como lo quieras llamar y te hace creer que ése/a eres tú, a tal punto, que no puedes percibirte de alguna otra manera.

Contacto*

Psic. Jaquelin Machado Garduño

Tel: (222) 6171475

WhatsApp App: +52 1 222 6171475

FB: “Sexualidad Mágica, Perfil Indigo y desarrollo de consciencia”