Irán, la antigua Persia.

Por: Josué Cruz

pais_ene_01

Cuando hablamos del mundo antiguo, uno de los imperios cuyo nombre es ineludible, es el persa, que hoy es nada menos que Irán, nación de gran influencia política y económica en el orbe.

Actualmente, cuenta con un territorio de un millón 648 mil 195 kilómetros cuadrados donde habitan casi 80 millones de personas. Tiene fronteras al este con Pakistán y Afganistán, al noroeste con Turkmenistán, Azerbaiyán; Turquía e Irak por el oeste. Al sur tiene la costa del golfo Pérsico y el golfo de Omán; el mar Caspio por el norte; es una más que interesante ubicación geográfica.

Su historia es antigua, hay indicios de presencia humana de hace 80 mil años; hace unos cinco mil años, bajo el reinado de Elam, se fundaron las primeras ciudades en el suroeste del país, siendo Susa fue su primera capital. Su meseta central fue ocupada hace tres mil años por las tribus indoiranias, de raza aria; básicamente, medos y persas.

Ciro II, el Grande (599-529 a. C.), fundó el imperio aqueménida, cuyos dominios abarcaban desde el actual Afganistán hasta el Mediterráneo, es considerado el primero de los grandes monarcas persas. En el año 521 a. C. Darío I fue proclamado Rey de Reyes, quien estableció su capital en Persépolis ampliando su imperio desde Egipto al Danubio y desde el mar de Aral al río Indo. Su hijo, Jerjes ocupó Atenas, pero perdió la guerra contra los griegos, por lo cual el imperio persa no se extendió por toda Europa.

En el año 334 a. C. ,Alejandro Magno atacó a persas y macedonios, derrotando a Darío III, al año siguiente tomó Egipto y fundó la ciudad de Alejandría. Luego, regresó a Asia para completar su sueño de conquista. En el 331 a. de C Persépolis, la capital, fue incendiada y cayó el imperio aqueménida.

Dando un brinco a la época moderna, se ha mostrado a Irán en más de una ocasión como antagonista de lo que llamamos “Occidente”, aunque sí revisamos más a fondo, podemos ver que más bien ha habido injerencia de las potencias “occidentales” en Medio Oriente para defender sus intereses.

pais_ene_02

En 1953 el gobernante iraní Mohammed Mossadegh, elegido democráticamente, nacionalizó el petróleo y como respuesta fue derrocado en un golpe de Estado con la intervención de Estados Unidos y Gran Bretaña. De ahí se impuso al Shah Mohammad Reza Pahlavi que incrementó sus poderes dictatoriales con el apoyo de Estados Unidos, mismos que lo consideraban su mayor aliado en la zona.

El Sha gobernó hasta 1979 cuando fue expulsado con una revolución que días después trajo consigo la toma de la embajada norteamericana con ciudadanos y diplomáticos estadounidenses que estuvieron como rehenes por 444 días, crisis sobre la cual se han hecho varias películas hollywoodenses.

Otro punto de desencuentro es el tema Palestino, donde Israel se niega a desocupar territorios palestinos, aunque naciones Unidas le otorgó el 78% de la palestina histórica, se niegan a reconocer un Estado Palestino en el otro 22%. Irán apoya a Palestina y los estadounidenses a Israel. En la guerra Irán-Irak, Estados Unidos apoyó a la contraparte y frecuentemente ha impuesto embargos económicos.

El punto más trascendental de este siglo, en el conflicto entre estas naciones, es el programa nuclear iraní, Estados Unidos los acusa de querer fabricar armas atómicas, mientras la nación asiática asegura que lo que hacen es tecnología para producir sólo energía. Cabe mencionar que los niveles de enriquecimiento de uranio son mucho más altos para hacer una bomba que para generar electricidad. Irán asegura que no ha enriquecido uranio a los niveles que requerirían los fines militares.

Irán es una nación de hombres orgullosos de su historia y cultura, la mayoría amantes del fútbol, los vestigios de su pasado milenario están por todo su territorio. Podemos destacar:

Teherán, capital desde 1795, con alrededor de 12 millones de habitantes. Se puede recorrer el antiguo bazar con más de 10 kilómetros de callejones, patios y tiendas o visitar algunos de los museos como son: el Museo Preislámico e Islámico, Museo de Alfombras, Museo de Miniaturas de Reza Abbasi, Museo del Sa’d Abad. O bien el conjunto de 18 palacios y antigua residencia del Sha, convertidos en diferentes museos: Museo Arqueológico, el Museo de Vidrio y Cerámica, Museo Nacional, Museo nacional de Joyas y Palacio Verde.

pais_ene_03

Tabriz, punto importante para el comercio entre Asia y Europa vía Turquía. Por su clima fresco y su agradable entorno, es también un centro de veraneo de los iraníes, además de una ciudad universitaria del noroeste. Son de especial interés, los Jardines de Elgoli, la Mezquita Azul, la Fortaleza, el Museo de Azerbayán y el Bazar.

Shiraz, considerado la capital cultural del país se encuentra franqueada por campos de naranjos y extensas praderas, no en vano se le conoce como “la ciudad de las flores y los poetas”.

Isfahan ha sido considerada por la UNESCO, gracias su arquitectura y riqueza monumental, como Patrimonio de la Humanidad. Conocida por los antiguos viajeros como “La ciudad más bella del mundo”, sus monumentos se agolpan por decenas. Merecen una visita: el Gran Bazar de Isfahán, la Mezquita del Imán y la del Viernes, el Minarete Vibrante, la Catedral Armenia de Vank, la Plaza del Imán, los palacios de Ali Qapu, ChechelSotún y Hasht Bihisht. Por la noche, es recomendable pasear por las orillas del río y tomar un té en alguno de los bares del Puente de los 33 arcos.