La auténtica “Torta ahogada” con birote salado, uno de los manjares tapatíos.

Por: Karla Aparicio y soy de Jalisco.

aparicio_ene_03

“Si visitaste Jalisco y no comiste una torta ahogada, es como si nunca hubieras venido”, así decimos aquí en Guadalajara.

Los que vienen de otros estados y países, le tienen algo de repulsión a “La torta ahogada”, como que no les gusta un pan remojado con carne, lo prueban y al final, ¡les fascina! Y cuando regresan a Guadalajara, no quieren irse sin comer otra de nuevo.

El “birote salado” con el que se come la torta ahogada solo se puede hacer en Guadalajara.

Las tortas ahogadas se hacen con  “birote salado” que es característico solamente de la ciudad de Guadalajara, porque este es mucho más denso y firme que un bolillo normal y más crujientito, con un sabor ligeramente agrio debido a una fermentación más larga, lo que permite bañarlo en distintas salsas sin perder su consistencia. El birote salado se rellena de carnitas estilo Jalisco, luego se sumerge en salsa de jitomate con oregano y después se decide qué tan picante se quiere con la salsa de chile de árbol. Además, se le agregan condimentos clásicos del platillo como vinagre, comino y ajo entre otros, se agregan rebanadas de cebolla desflemada en limón.

Con el tiempo, algunas personas han ido “evolucionando” la preparación. Hoy en día existe variedades como tortas ahogadas rellenas de camarón o panela en vez de carnitas u otras partes de carne de puerco como: lengua, buche y otras vísceras con salsa de chiles diferentes, acompañada con col o cebolla.

Actualmente se consumen por todo el estado de Jalisco y en algunas partes del país. El birote salado se tiene que enviar vía paquetería a todos los destinos fuereños. En Guadalajara están presentes en cada rincón de la ciudad; sus habitantes las comen en el desayuno, comida o cena y se considera como un eficaz remedio contra “la cruda” en estos tiempos. Ya existen hasta franquicias.

Historia de la torta ahogada

aparicio_ene_02

No se sabe a ciencia cierta el origen de nuestras famosas tortas, pero se cree que como tantas otras recetas, nacieron del ingenio y de la falta de otros ingredientes.

Cuenta la leyenda:

Al llegar un día a su casa un campesino hambriento, se encontró con que solo había un pan, frijoles, un poco de carnitas de cerdo y salsa de tomate. Así que puso manos a la obra y elaboró un manjar que le gustó tanto que pidió a su esposa la receta de la salsa de tomate, pues fue ese el componente más importante.

Otro relato dice que fue por un accidente de Ignacio Saldaña “El Güerito”, que trabajaba con Luis Manuel de la Torre, un cliente le pidió un torta con chile, esta cayó dentro del recipiente y se “ahogó”, pero el cliente así la quiso, quedó tan rica que ahí fue donde nació este platillo. El puesto, muy elegante, estaba afuerita de la cantina “La alemana”. Cuando la avenida 16 de septiembre se amplió, se cambiaron a Colón y Madero al lado de la arena coliseo. Ignacio Saldaña, “El güerito” se instaló en Madero y Huerto, hasta el día de hoy sigue dando servicio.

aparicio_ene_04Tortas Ahogadas “El güerito”, cuyo propietario es ya la cuarta generación, se jacta en el título El negocio que más años tiene vendiendo este típico platillo (desde 1959), por lo que se le ha reconocido como uno de los creadores.

“El güerito”, sea el inventor o no, sus tortas han pasado a la historia y se han quedado en el corazón de los visitantes de Jalisco y los mismos tapatíos.

Formas de disfrutar la torta ahogada:

Los que saben de tortas ahogadas dicen que se debe comer a mano libre, sin embargo, muchos las preferimos con cuchara, pero la novedad y más extrema forma es comerla en bolsita, usando la técnica “Tipo bolis”, se corta una esquina y se succiona, esta manera de comer la torta ahogada se ha visto que la practican más los jóvenes.

Si quieres probarlas y no te quieres quedar con las ganas, puedes prepararlas en casa. Aunque puedo asegurar que no les quedarán como las de Jalisco. Les comparto la receta.

Receta “torta ahogada”.

Ingredientes:
10 birotes si es posible salados de Jalisco.
1 kilo de carne maciza de puerco, lomo o pierna

1/2 kilo de frijoles

-Para la salsa de jitomate:

1/2 kilo de jitomate toscamente picado

1/2 taza de agua
1/2 cebolla toscamente picada
2 dientes de ajo

1 cucharadita de orégano seco 1 hoja de laurel
Sal al gusto

Para la salsa picosa:

100 gramos de chile de árbol

1 taza de agua
1/2 taza de vinagre blanco Sal al gusto

Preparación de la torta ahogada:

aparicio_ene_05Elaboración salsa de tomate:

Combina todos los ingredientes y ponlos a cocer en una olla a fuego medio a baño maría. Cuando hiervan, deja enfriar un poco y coloca en la licuadora. Licua hasta que se integren bien, y deja enfriar totalmente.

Elaboración salsa picante:

Coloca los chiles a cocer, después quita las semillas y licua con agua, vinagre y sal.

Preparación:

Para hacer tu torta, toma el pan y pártelo por la mitad, no separes las tapas, déjalo abierto, pero no demasiado, unta los frijoles arriba y abajo, rellena con la carne y “ahoga” en la salsa de jitomate totalmente. Para este paso, no olvides servir en un plato hondo.

Sirve la salsa picante por separado para que cada quien agregue a su gusto.

Y aunque no me lo crean, al momento de estar haciendo mi artículo no pude resistir el antojo y pedí a domicilio mi rica Torta Ahogada. En verdad ¡es un manjar!

“Karla Aparicio y soy de Jalisco”.