La Vie en Rose

Por: Rodrigo Cervantes

restaurante_ene_00

Hace un par de semanas viajé a Guanajuato, Guanajuato. Era un fin de semana especial porque celebraría el cumpleaños de una persona muy querida y cercana a mí. Después de haber recorrido las calles empedradas y estrechas de esta histórica ciudad, y entre la visita a la Alhóndiga de Granaditas, el Pípila y la callejoneada, echaba un ojo al gato y otro al garabato para encontrar un lugar que resultara inolvidable…

restaurante_ene_01

Era ya de noche y si bien vi varios restaurantes con terraza, fueron unos pasteles los que me llamaron mi atención. Había encontrado el pastel perfecto de cumpleaños… Así que al día siguiente la invité a desayunar, y fuimos a La Vie en Rose. La entrada es como una cuevita en la que se puede observar el área de la cafetería, con una bicicleta adornando la parte central, de manera sublime el olor del pan recién horneado invade el lugar y abre nuestro apetito… Al subir a la zona del restaurante, empezamos a escuchar a la grandiosa Edith Piaf con el tema La vida en rosa, y como si hubiésemos sincronizado el tema, fue apareciendo la letra con cada escalón…

Quand il me prend dans ses bras

Il me parle tout bas,

Je vois la vie en rose.

Il me dit des mots d’amour,

Des mots de tous les jours,

Et ca me fait quelque chose.

Il est entre dans mon coeur

Une part de bonheur

Don’t je connais la cause.

restaurante_ene_02

La ventaja de llegar temprano, fue que pudimos elegir una mesa al lado de la ventana, la cual tiene  vista al Jardín Unión… Edith Reyes Jiménez nos ofrece la carta.  Leemos con calma el menú, y mi acompañante y yo nos vemos a los ojos y con la mirada nos decimos que estamos en el lugar correcto, cada platillo del “Petit-déjeuner” se antoja:

Omelette de salmón ahumado con queso de cabra acompañado por ratatouille, o de tocino, también puede ser de champiñones o de espárragos con queso de cabra…  O tal vez unas crepas de espinacas con queso y verduras, de champiñones y queso gruyer o a los tres quesos…  Y la sugerencia del chef es un Croque Madame (pan artesanal bañado de una salsa bechamel con jamón, queso gruyer y un huevo estrellado)… Optamos por el omelette, ella de salmón y yo de tocino.  En poco tiempo tuvimos nuestros platillos frente a nosotros, y es realmente un homenaje a los sentidos,  en cada bocado se puede degustar los distintos ingredientes que contiene el omelette. Textura, sabor…  El pan que acompaña al omelette de tocino es suave y crujiente, su olor es delicioso…  ¡Todo es perfecto!

restaurante_ene_03

El volumen de la música es adecuado para charlar. El lugar es muy romántico, el cual se presta para ir en pareja, aunque también se puede ir con los amigos y en familia… Esas lámparas como de nido le dan un toque único.

Como se trataba de una ocasión especial, se trataba de celebrar el cumpleaños y que este fuera sorpresa, platiqué un minuto, posiblemente dos, con Edith. Le expliqué que se trataba de un cumpleaños y requería un pastel con ciertas características. Así que al final, no solo la festejada se llevó la sorpresa, sino que yo también, se enrolaron con mi visión de hacer algo mágico e inolvidable, y lo lograron.

Posteriormente tuve la oportunidad de charlar con el Chef Alejandro Leyva (Miembro de Vatel Club), quien hace poco se integró al equipo de La Vie en Rose. Me comenta que llegó para reestructurar el menú y la propuesta es ir hasta las raíces de la cocina francesa tradicional casera entre sopas y estofados para los platillos fuertes,  eso sí, conservando la pastelería, la boutique de postres franceses de tartas y fondant…

restaurante_ene_04

Le pido al Chef Leyva que me comente el menú que sirven por la tarde. El primero que menciona es un Boeuf Bourguignon, “se trata de un plato de res que yo hago como estofado, lo interesante de esto es que son cocciones largas para que la carne quede muy blanda y jugosa. Otro es el Joue de boeuf mejillas de res con verduras al vino tinto… También tenemos una cazuela de mariscos (Bouillabaisse), tenemos un pato confitado con cerezas negras (Canard confit), cordero en su jugo (Agneau, acompañado de un couscous con verduras y vino blanco), todo de alguna manera consiste en cocciones largas y en el horno, una que otra cosa se saltea…

Otros platillos son Le Petit Poule que es pollo en su jugo relleno de una farsa de tocino o tal vez prefiera el Lapin á la moutarde (conejo en reducción de mostaza antigua acompañado de papas zanahoria y apio)…

restaurante_ene_05

Entre las novedades que habrá a partir de este 2018 serán los festivales, “tendremos por ejemplo el festival del pato o de almeja, lo atractivo será sacar un plato nuevo para que vayan probando”.

Por otra parte, Jacob es el Chef pastelero repostero y responsable de todas las tentaciones, cuando uno ve por primera vez la vitrina con los postres, no sabes cuál elegir, todos lucen espectaculares: las tartas con chocolate, de limón, de fresa, las trufas, o simplemente el pan, los chocolatines o almendrado…

Definitivamente La Vie en Rose se convirtió en uno de mis sitios favoritos.

Dirección

Calle Cantarranas 18

Zona Centro

36000 Guanajuato

+52 473 120 5793