Alejandra Redondo, un rostro fresco

Por: Kury Galeana

actriz_ene_01

Alejandra Redondo es un rostro fresco, pero no nuevo, ya nos ha cautivado en series como Siempre Tuya Acapulco y Señorita Pólvora, fue la Chica E en 2012, lo que le abrió las puertas de la conducción en uno de los principales canales de cultura de Latinoamérica.

Estelariza Dos Lagos, serie de terror coproducida entre 20th Century Fox y TV Azteca cuya transmisión en TV abierta fue entre noviembre y diciembre, ahora puede disfrutarse por Amazon Prime, el servicio de televisión por Internet que compite directamente con Netflix.

Desde que tiene memoria quería ser actriz: “Algo en mi esencia siempre estuvo en el ámbito artístico. Creo que la intuición de un niño es muy clara para sus dotes reales y luego como adulto a veces los bloqueamos, para mí siempre fue muy claro. Desde que tenía dos años lo que me llamaba la atención era la música, bailar, después cantar; conforme fui creciendo, me di cuenta que la forma de integrar esas tres cosas que me gustaban era la actuación, era la manera de contar historias como yo quería, pero creo que en la posibilidad de hacerlo sí tuvo mucho que ver la confianza de mi familia. Hay muchos tabús alrededor de ser actor, de ser artista, de repente contar con la confianza de mis papás inserto en mí, como niña, una confianza en que lo podía lograr”.

Aprovechaba todas las oportunidades, como el Intercolegial de baile: “Nos topamos con gente que le decía a mi papá ‘esta niña tiene un talento especial, hay que apoyarla si es que su intención es actuar’. Creo que esa reafirmación del otro, que al final también es como nos medimos, me fue dando indicaciones que era algo que no sólo estaba en mí, sino que la gente lo identificaba. En danza, gané el premio a la mejor interprete femenina y bailé un solo en el Auditorio Nacional, son cosas que no te das cuenta y sólo las disfrutas como niña, pero cuando volteas a ver al pasado, te das cuenta que era una revelación. Después, cuando me topé con la interpretación como tal, a los doce fue mi primer acercamiento y a los trece, entré al grupo de teatro de mi escuela, fue cuando me fui dando cuenta que tenía una habilidad especial para transmitir, para comunicar, que no era igual que mis compañeras y eso fue un planteamiento para seguir luchando. En la prepa íbamos a orientación vocacional, era como de ¿Ale no quieres averiguar de otra cosa? Yo era muy buena en matemáticas, pero buscaba la escuela de actuación y lo inserte en mí como un hecho”.

Egresada del CEFAC, escuela de actuación de TV Azteca, nos habla del papel que recuerda con más cariño: “Julieta en Infidelidades, me dio la oportunidad de hacer casi un año de temporada, de renovarme y aprender lo que es el arte de la repetición, hice 350 representaciones, cada vez tiene que haber un disfrute y no puedes darlo por hecho. Para mí fue de gran aprendizaje, disfruté el texto, la dirección, hacer esa Lolita que era muy imprudente, pero a la vez muy sincera, muy honesta, fue refrescante”.

actriz_ene_02

Actualmente está involucrada en la producción de una obra de teatro, aspecto que se percibe en muchos actores de su generación que buscan involucrarse en los proyectos más allá de la actuación, sobre lo que nos comenta: “Como generación hemos tenido grandes cambios en la comunicación, las redes sociales, el Internet y eso también nos ha permitido estar más conscientes de cosas que estaban más ocultas, llámese política, aspectos sociales… Eso nos ha hecho ser una generación un poco más movida, cada generación se revela con lo anterior, es parte del proceso, pero esa información nos hace querer hacer algo al respecto, y a mí me preocupa ser congruente con ello. Quiero tener la posibilidad de decidir sobre las historias, no quiero que se me clasifique con un tipo de personaje que es algo que pasa mucho en México”.

Propone: “Hay que refrescar el contenido, muchas teleseries traen plasmada la esencia de las telenovelas, tal vez la manera visual de contarlas es un poco distinta, hay directores y actores interesantes, creo que también las productoras, porque eso se está ampliando, ahora tenemos plataformas digitales contando otras historias”.

No obstante le comento que los refritos siguen predominando en tv abierta, ella reconoce: “Está dividido en dos, en mucho miedo de renovarse y entonces seguir buscando lo que era un éxito garantizado, que yo ya no veo que sea así, y luego hay esta tendencia de poder renovarnos con contenido. En este tema yo estoy muy orgullosa de lo que sucede en Dos lagos es innovadora en la historia y en ¡los actores!”.

Sin embargo, la misma serie de Dos lagos está basada en una serie inglesa, a pesar de que en México sobran las leyendas locales, Alejandra Redondo nos da explica por qué: “Es una producción de Azteca para 20th Century Fox, ahí hay convenios comerciales muy interesantes, entre ellos, que tienen que ver con el contenido. La verdad es que el escritor que hizo la adaptación lo trae completamente a nuestro lado”.

Sobre su personaje soñado confiesa: “Una película de época, me gusta contar cosas del pasado, algo que ponga a los personajes femeninos en un lugar interesante”.

Nuestra entrevistada está en un punto importante de su carrera, donde muchas despegan y otras se quedan como una simple promesa, el cuestionamiento lógico es ¿Cómo piensas ser de las que suben?, segura de sí misma responde: “Ser yo, sé que puede sonar a cliché, pero los clichés lo son porque tienen algo de cierto. Es muy fácil en este medio intentar ser de determinada manera o lograr insertarse como en lo popular y no es mi interés, quiero que me conozcan por lo que soy y lo que quiero ser, por la responsabilidad con la que hablo, mi amor por contar historias y mantenerme en la congruencia, que me vean como una actriz confiable y con esa manera pueda ir subiendo”.

Se describe: “Soy intensa y apasionada, como actriz muy arriesgada en la exploración, no me importa adentrarme en lo más oscuro o lo más luminoso, me parece súper interesante. No entro en un juicio fácilmente, me encanta la psique humana y creo que eso te da una facilidad de exploración increíble. Como mujer, apasionada, intensa, perseverante y muy alegre”.

Hace unos años la vimos en E! Entertainment, conduciendo programas de deportes y espectáculos, sobre dicha faceta comenta: “La conducción es algo que disfruto, se me da muy naturalmente, tiene que ver con el mismo don que es comunicar en un lugar distinto. Fue algo muy generoso conmigo, que yo no pensaba que fuera a hacer, pero resultó. Este concurso (La Chica E 2012) me fue poniendo en el panorama, hice cosas interesantísimas, pero sin duda mi pasión es actuar”.

En 2017 estrenará una obra de teatro, se reserva el nombre pero nos dice estar enamorada del texto; participará en la serie Paramédicos e hizo un piloto sobre la isla Clipperton, abandonado durante la revolución mexicana, donde interpreta a una de las supervivientes y espera se traduzca en una serie de varios capítulos.