Sexualidad ancestral y atemporal

Por: Psic. Jaquelin Machado Garduño

sexualidad_febrero_01

La Energía Sexual es creadora de lo femenino y de lo masculino, sin embargo, el tema de la sexualidad es milenario y atemporal.

Es necesario que comprendas el verdadero sentido de la sexualidad si quieres profundizar en lo referente a la energía creadora de lo femenino y lo masculino. El aspecto más poderoso de tu ser es la energía sexual misma, que de no ser utilizada y comprendida adecuadamente, genera en tu vida una serie de eventos que degeneran y obstaculizan la expansión de tu ser.

Resulta muy interesante saber que muchos de tus problemas en el curso de tu vida tienen su origen en el aspecto sexual, pues mucho de lo que no logras en lo social dice también de tu vida sexual. Esto es difícil de comprender si cuando se te pregunta ¿qué es para ti la sexualidad?  Tu respuesta se reduce a reproducción y placer…

La sexualidad, ese vasto sendero de energía creadora, te brinda la posibilidad de tener y de sentir placer, pero no solo eso, también puedes gestar y producir una realidad propia. Para ello, has de contemplar el aspecto divino que hay en ti, porque manejar la energía sexual en tu vida requiere de la fusión de lo divino y lo mundano del ser humano, por lo tanto, si basas tu vida sexual en el afuera, es decir, que otros te dicten la “forma correcta de vivir tu sexualidad”, como por ejemplo, las creencias familiares, la educación, las religiones, etc.., entonces, el sistema o la matrix crea tu realidad porque tu aún piensas que te debes adaptar a la realidad o, por el contrario, te rebelas ante la realidad sexual del sistema a través de excesos, perversiones, abuso de sustancias, alcoholismo, anorexia y bulimia, manipulación hacia otros, mala seducción, etc… comportamientos que solo te ponen al otro extremo de la balanza, manteniéndote esclavo de tus emociones alteradas y creencias limitativas de tu vida sexual.

Equilibrar lo divino y lo mundano de tu sexualidad te permite generar tu propia realidad sexual experimentando así la energía más poderosa, manejarla, elevarla y logrando vivir tu propia y auténtica sexualidad, generar la relación de pareja que quieres vivir generando ambos una realidad mayor y expansiva creando y materializando proyectos.

Cualquier cultura chamánica, cualquier civilización sabia y cualquier tradición iniciática sabían de la importancia de la energía sexual y del sagrado uso de la sexualidad.

La energía sexual es, por lo tanto, la energía más luminosa que tienes como ser humano y es el camino más corto a tu parte divina siempre, y cuando sepas utilizarla adecuadamente y no la derroches, ni tú mismo/a ni permitas que los demás te mal seduzcan. Para ello, has de dar un salto hacia el sendero poco transitado que te empuja inevitablemente a abrazar la sombra oscura de tu sexualidad en la que se encuentran bloqueadas tus energías debido a tus traumas, conflictos, juicios, prejuicios, obsesiones, perversiones, adicciones, y tus apegos al placer por el placer a costa de los demás y de ti mismo/a.

No se trata de que te mantengas en la abstinencia sexual por el hecho de equilibrar lo divino y lo mundano que hay en ti, de lo que se trata es de comprender primero lo sagrado de la sexualidad y el manejo de esta inmensa energía. Lo divino y lo sexual, si lo vives como eventos separados, bloqueas el ascenso de tu energía sexual y con ello la expansión y el brillo de tu consciencia.

Generalmente, la sexualidad como herramienta para generar la realidad que quieres vivir se fundamenta en un principio masculino y en un principio femenino, sin embargo, antes de crear la realidad que quieres vivir, rebotaras una y otra vez con problemas sexuales, es decir, aquello que no resuelves en tu vida sexual lo reflejas en tu vida social. El fracaso en tu sexualidad bloquea el libre flujo de tu energía sexual y esto causa la repetición de comportamientos, emociones, fijaciones en tus creencias limitativas y disfunciones que a su vez te impide la plenitud, el éxtasis, la pasión, y en consecuencia el logro de resultados favorables y creativos en tu vida.

La sexualidad mágica y sagrada, como la usaban nuestros ancestros y los grandes iniciados, debe ser concebida bajo la perspectiva de la sacralidad para que pueda ser utilizada adecuadamente, para que pueda lograr generar la realidad que tú quieres más allá de la reproducción de la especie y del placer, es decir, si aprendes a utilizar tu energía sexual puedes generar el trabajo que quieras, la relación de pareja que quieras, el estado mental claro, agudo que quieras, sobriedad emocional, calma mental, paz en tu corazón, centramiento y voluntad, el estado de salud que quieras y el acceso a planos dimensionales tanto paralelos como elevados.

Ahora bien, es necesario y muy importante que comprendas la profundidad de la relación tan fuerte que existe entre tu vida sexual y tu vida social. Tradicionalmente nos han enseñado que lo social es todo aquello que hacemos públicamente y que lo sexual es todo aquello que hacemos puertas adentro. Si tienes la idea y la firme creencia de que tu vida cotidiana y social no debe mezclarse con tu vida sexual, mantienes inconscientemente una división en tu interior que bloquea tu energía sexual y en consecuencia tu sexualidad. Tu vida sexual y la forma en la que te desempeñas en tus momentos de intimidad son un fuerte reflejo de la forma en la que te comportas y accionas en tu vida social y viceversa.

Si ubicas claramente que la palabra “sexo”, etimológicamente significa “nexo”, y “nexo” significa “unión”, entonces, el sexo no puede estar separado de tu vida cotidiana, y tu vida cotidiana se desenvuelve en lo social. Así que en este aspecto, si tú quieres gestar un proyecto y parirlo, es fundamental comprender de raíz que lo sexual y lo social son variables de tu vida que han de ir juntas y no divididas.

sexualidad_febrero_02

Por otro lado, la palabra “social” etimológicamente significa “socio”, y “socio” significa “compañero”, entonces, dependiendo de los acuerdos que hagas con tu compañero/a generas un resultado que también está ligado íntimamente a lo sexual en tu vida.

Como podrás darte cuenta, la sexualidad que integra la energía femenina y la energía masculina tanto en hombres como en mujeres, uniendo también lo sexual y lo social, no se reduce únicamente al nivel de genitalidad. Por lo tanto, mediante el órgano masculino (pene) y órgano femenino (vagina), se organiza la energía sexual al momento del orgasmo, el orgasmo es el trabajo y el crecimiento de tu energía sexual y su consecuente elevación, brillo y expansión.

Si quieres generar tu propia realidad, has de aprender a utilizar y enfocar tu orgasmo de forma diferente a la que has estado acostumbrado/a, en pocas palabras, a dejar de utilizar el orgasmo solo como tú “máximo placer”. En este punto la relación de pareja adquiere todavía más importancia porque ambos participantes en el momento de intimidad saben del cruce de sus energías y ello implica un trabajo mutuo para encausar sus energías sexuales en el momento del orgasmo.

La energía sexual se activa en los genitales al momento del contacto, es decir, para que generes tu energía sexual has de trabajar con tus órganos genitales básicamente. No se trata de seguir técnicas, de lo que se trata es, de que aprendas a fluir en la danza de la intimidad con tu compañero sabiendo que durante el coito se activa la energía sexual de ambos y hay que utilizar dichas energías en forma adecuada para que la unión y la continuidad tengan lugar. La unión incluye en tu adentro lo que piensas, lo que sientes, y lo que deseas para generar en tu vida cotidiana la realidad que quieres vivir en el afuera. La continuidad entre tú adentro y tú afuera se logra mediante la energía sexual. Para ello, has de lograr unir lo que para el ser humano ha permanecido dividido y que es tu mente, tus sentimientos y tu energía mediante tu palabra (tu mantram).

No logras generar la realidad que quieres vivir con tu sexualidad porque por lo general piensas una cosa, sientes algo distinto de lo que piensas y tu energía sexual va en otra dirección y difícilmente pones atención y no escuchas lo que expresas con tus palabras con lo cual no hay tantra en tu sexualidad, es decir, no hay unión y continuidad de tu energía sexual, entonces te mantienes dividido/a e inconsciente en lo referente a lo femenino y lo masculino que hay en ti, a lo divino y a lo mundano, a lo espiritual y lo material, y al sentimiento y la voluntad, entonces, lo sexual y lo social no tienen nexo y todo ello te hace dependiente del sistema de creencias limitantes y emociones alteradas que bloquean tu energía sexual y ésta se derrocha porque te mueves a nivel genital únicamente.

Psic. Jaquelin Machado Garduño

Tel: (222) 6171475

WhatsApp: +52 1 222 6171475

FB: “Sexualidad Mágica, Perfil Indigo y desarrollo de consciencia”