María Elena Orantes presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Cámara de Diputados

Por: Patricio Cortes

politico_febero_01

Los sismos sufridos en septiembre volvieron a dejar al descubierto actos de corrupción y deficiencias en todo lo que tiene que ver con la prevención. Por ello charlamos con María Elena Orantes presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Cámara de Diputados.

De entrada nos da su diagnóstico: “Yo soy una convencida que la cultura de la prevención se tiene que dar en las acciones, en el presupuesto y en la educación de los niños para poder tener generaciones más preparadas frente a esos fenómenos perturbadores que golpean México. Creo que a pesar de que la solidaridad y la hermandad de los mexicanos han estado a toda prueba, podríamos hacer más, lamentablemente tenemos que seguir aprendiendo. Pareciera que no hemos aprendido la lección porque cada que hay una tragedia es cuando los mexicanos pensamos y actuamos, cuando esto podría hacerse en una cultura que generara proyectos preventivos. Todavía hay mucho que aprender, pero sobre todo hay que accionar para no solamente estar corrigiendo cuando ya sucedan los fenómenos. El 85 cambió el rostro de México porque se generaron las instituciones y existe la coordinación, pero aún falta la prevención”.

–En el 85 se endurecieron las normas, sin embargo, lugares como la delegación Benito Juárez llenó de edificios que desafían las leyes.

–Sí, yo agregaría que tenemos un grave problema en la ley de asentamientos humanos y en la ley de obra pública, que por cierto, abrimos un portal virtual a donde justamente estamos recabando la información de las experiencias vividas para que una nueva ley de protección civil, transversal e integral, pueda existir, no solamente en los reglamentos municipales para obra pública y construcción. Hay laderas donde se siguen construyendo zonas habitacionales, hay ríos que se secan, pero la naturaleza no tiene palabra ante el cambio climático y regresa el caudal y destroza todas estas viviendas donde la gente construye y no tenemos esa cultura de la prevención. Te reitero que es gravísimo el problema que se tiene y sólo lo vemos cuando hay tragedias.

–A pesar de lo que se afirme, veo que muchos edificios recientes se cayeron o quedaron inservibles.

–Y no sólo eso, la cuestión de la escuela, yo subí un punto de acuerdo, justamente ayer (27 de septiembre), pidiendo que se haga una revisión exhaustiva y se hagan dictámenes y previos, no una vez construidas las instituciones, los edificios o las casas. Obviamente hay reglamentos que estipulan que los edificios tendrían que tener cierta norma y ser verificados por las mismas instituciones privadas y los públicos por el gobierno; sin embargo, esto se realiza una vez que ya se construyó. Es cierto, en los sismos, a muchos de los edificios que son reliquias no les pasó nada, la Torre Latino es un ejemplo y los edificios recientes son los que hoy sufrieron daños. La ley de Obra Pública y de Protección Civil está generando con más fuerza el hecho de poder hacer una revisión, una evaluación y poder generar una sanción grave a quien no cumpla con estos requisitos.

–¿De qué sirve que me prohíban hacer el edificio, si de todos modos lo hago y no me pasa nada?

–Eso es correcto, te acordarás cuando se desplomó el edificio de condominios en Santa Fe, no es justo que por ser una zona donde vive gente con cierto nivel económico se ventiló la información, cuando en Tlalpan hay casas en laderas a punto de derrumbarse o como ayer que recorrí la grieta que está en Iztapalapa, donde viven más de 500 mil personas. Entonces el llamado es que la Federación no solamente se quede en discursos. Lo otro es que en el Congreso de la Unión estamos discutiendo que, en el paquete económico que nos llegó, el aumento al FONDEN y FOPREDEN se está incrementando una mínima cantidad cuando la reducción el año pasado fue del 50%; entonces estamos en un proceso preventivo, pues hoy que suceden las cosas, porqué están todos queriendo destinar los recursos cuando se pudieron haber hecho proyectos preventivos en todo el país que llegaron a la ventanilla de la Comisión de Protección Civil y se les dieron cero pesos. La verdad es que Hacienda fue muy insensible para considerar temas de proyectos que hubiesen podido generar una cultura en acciones preventivas.

–Además la ayuda llega al último a las zonas de mayor pobreza, seguimos con ciudadanos de primera y segunda.

–Los peor del caso es que el tabulador de la evaluación de daños no considera las vidas porque, como tú y yo sabemos, esas no pueden tener precio y menos considerar, como tu bien lo expresas, personas de primera y de segunda. A mí me impactó mucho la situación que vive Iztapalapa y me preocupó que la Cruz Roja de Polanco decía a la gente que iba y donaba, ‘oigan por favor ya no traigan nada’ y había zonas que ni siquiera habían sido atendidas. Necesitamos de una política pública igualitaria, que sí llegue a la gente. Por eso ésta ley que yo subí para la reconstrucción (utilizar el dinero de los partidos políticos para la emergencia), la estoy solicitando para que queden los recursos en manos de la sociedad, para que podamos de verdad devolver a la ciudadanía lo que corresponde, que es el trabajo que van armando la ciudad y confianza ante el hartazgo y la desconfianza al gremio político. Creo que es un buen momento para que la sociedad pueda agarrar este barco”.

–Pero si el dinero de las campañas viene de particulares, ¿no pondría a los legisladores a trabajar para sus mecenas que pueden ser las constructoras, por ejemplo?

politico_febero_02

–Bueno, lo lamentable es que estamos en un año electoral, todo sesgo genera desconfianza, si hay desconfianza en el gremio político y también en la sociedad, yo ya no sabría qué vamos a hacer. Creo que tenemos que recobrar la confianza y tiene que nacer del pueblo, porque al final, el gremio político es minoritario y en ese servicio estamos, que tampoco es correcta esa rebatinga que se traen sobre quién da más, ya parece una subasta cuando realmente el dinero, al final, es de México.

–¿Entonces proponen que los partidos no reciban dinero público, a pesar de los compromisos que podrían adquirir?

–Yo estoy de acuerdo, porque es una propuesta que ha sido a lo largo de tres años, desde 2015 propusimos cero pesos a los partidos, sin saber que esto sucedería y lo hicimos para que hubiera un ejercicio de piso parejo. Uno tienen más y otros menos, que pudiéramos avanzar en que todos arrancaran una carrera igual, que bueno que se pudiera destinar un recurso a una reconstrucción donde falta mucho y no habrá dinero que alcance. Ojala no se politice y no se lucre con el dolor que hoy mucha gente está viviendo. Yo soy originaria de Chiapas (de hecho contendió por la gubernatura), veo que la gente ya no quiere un apoyo humanitario, ya quiere su vivienda. No se ha podido mover porque culturalmente no desarraigan del lugar donde nacieron y duermen al lado de una pared que se puede desplomar, donde ha habido más de cinco mil replicas.

–Cultura que no inhibe se fomenta, ¿Cuándo veremos que paguen los desarrolladores inmobiliarios que ponen en riesgo vidas?

–Ahí es donde tenemos que aprovechar el portal virtual (comisiondeproteccioncivil.org) para que nos ayuden y desafortunadamente lo trágico nos da experiencia y  conocimiento, lo podemos asentar para que podamos tener una ley más real, que condicione, que sancione, califique y proteja la vida que es el origen de todo, concluyó.