Turismo Futurista

Por: Fernanda Zurita

fer_abril_01

Es imposible negar la estrecha relación que tienen hoy en día los avances tecnológicos con las necesidades turísticas.

Actualmente es difícil encontrar a un viajero que no lleve un smartphone en la bolsa con la aplicación “Google Maps”, la cual seguramente lo sacará de apuros en un país o destino desconocido. Hace tan solo diez años “Google Maps” estaba disponible solo para uso en computadora, sin actualizaciones de tránsito en tiempo real, sugerencias y recomendaciones basadas en las búsquedas o tan sencillo como la posibilidad de descargar un mapa offline para utilizarlo sin datos. Recuerdo que en mis viajes por tierras europeas de aquella época, consultaba la información en Google Maps, copiaba las indicaciones en mi libreta de viajes y si tenía suerte imprimía el mapa como método de prevención ante cualquier imprevisto.

La tecnología avanza minuto a minuto y las ofertas turísticas disponibles no se quedan atrás. Viajes que solo cabían en la mente de los más imaginativos como recorridos turísticos espaciales serán posibles a finales de este año. Fue en 2016 que Virgin Galactic obtuvo la primera licencia otorgada por la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) para operar dichos vuelos. La empresa va en tiempo y se estima que para finales de 2018 ya será posible. Solo será necesario reservar (la lista de espera se estima en 600 personas) y costear el boleto que por persona será de 250,000 dólares.

Otro estilo prometedor a no pasar por alto son los viajes subacuáticos. La oferta turística ha crecido tanto que ya es posible en diferentes destinos mundiales hacer check in en un hotel o habitación bajo el agua. Según un estudio de Skyscanner se estima que en la próxima década este estilo de viaje contará con tanta popularidad que superará los viajes espaciales.

Sin duda en diez años muchas cosas han cambiado y seguramente seguirán en este rumbo. Sin embargo no todo ha sido optimista. De acuerdo con la UNESCO son los destinos más populares lo más amenazados a desaparecer en corto plazo (10-30 años). La fuerte viralización mediática de lugares como los bosques de Madagascar, Machu Pichu, el Mar Muerto (el cual se está evaporando a consecuencia de las altas temperaturas) e incluso el destino nacional Las Marietas han sido víctimas del turismo masivo – invasivo, que sin ningún tipo de control han impactado incorregiblemente en su fauna y equilibrio natural.

El futuro es prometedor, somos afortunados de disfrutar los regalos de la madre Tierra y de ver cómo la tecnología ha encontrado cabida para la imaginación de los más soñadores. En opinión de quien redacta esto, el futuro será aún más alentador si desde ahora modificamos nuestros hábitos para desarrollar una educación y conciencia ecológica y así preservar estos magníficos vestigios que nos roban el aliento.