Alma Cero: “La comedia me salvo la vida”

Por: Kury Galeana

alma_abril_01

La fama tardó en llegar a pesar de que a los cuatro años de edad ya daba sus primeros pasos en el espectáculo, con el personaje de Rosa Aura, con el cual sembró un nombre en la comedia televisiva, y que hoy refuerza con Chabela en Tres familias, Alma Cero camina hacia la consolidación. Tiene un importante bagaje como actriz y bailarina de diversos géneros, pero confiesa que la comedia le salvó la vida.

Nos narra que viene de una familia de teatro, el arte siempre ha rodeado su vida: “Incluso mi papa también fue artista plástico, Enrique Cero, él fue el maestro de teatro de mi mamá, encantador, lo admiró y obviamente ahí quedaron prendados. Llevé toda la vida parada más en las tablas y viviendo más en el camerino que con nanas y eso”.

Su carrera arrancó cuando tenía cuatro años, su hermano estaba  como extra en una escuela de varones, pero le dio sarampión a él y a cuatro niños más, la persona que lo contrató se quedó sin cinco niños para el proyecto, Alma Cero le jaló la falda a su mamá y le dijo “yo voy”. La respuesta obvia: “tú eres niña” -“Eso ya lo sé, córtame el pelo y ponme la ropa de mi hermano”, ese fue su primer personaje, pues un niño que diría unas cortas líneas, no quiso hacerlo por lo que Alma además tuvo su primer diálogo en la cinta La derrota, nadie se hubiese enterado en aquel momento que se trataba de una niña si no hubiese tenido que ir al baño.

De ahí participó en Televisión Educativa y Canal Once, donde incluso condujo un programa de la barra infantil. En los ochenta entra al Sistema Nacional para la Enseñanza Profesional de la Danza, tomando también clases de teatro, música, artes plásticas, sensibilización artística, historia del arte, concluyendo la carrera de 9 años en un medio internado. Alternó su carrera con algunos cursos y en La Habana (Cuba), estudió en el teatro García Lorca bajo la dirección de Laura Alonso. “Todo lo que sea educación y preparación yo lo veo como una gran inversión”, afirma.

Formó parte nada menos que de la Compañía Nacional de Danza donde su participación en obras como el Cascanueces, Romeo y Julieta, Giselle la llevaron a pisar importantes foros y festivales nacionales e internacionales. Siendo una mujer tremendamente inquieta, después forma su propia compañía de performance, junto con amigos y compañeros, donde incluso, incursionó en danza aérea.

Su primera obra de teatro musical fue con Carlos Ignacio, En busca de Cri-Cri, participó en importantes obras musicales de OCCESA y fue la primera alternante en Orgasmos la comedia, con Galilea Montijo y Héctor Sandarti. Esa ventana le condujo a la audición para María de todos los ángeles, donde se reencontró con un antiguo colega, Ariel Miramontes, “somos amigos desde los 15 años porque nos vimos en Bellas Artes”.

“Tengo la oportunidad de hacer a Rosa Aura (personaje emblemático que incluso la llevó a hacer cápsulas en un mundial de fútbol) y tener grandes maestros, se siente muy bendecida con ese personaje que la marcó con un antes y un después, “porque la tele es un escaparate. Me dicen ‘te conozco desde María de todos los ángeles’ y respondo: ‘tienes poquito de conocerme’. En la calle me paraban y me decían ‘Rosa Aura’. En este momento, después de tener un lapso fuera en que estuve produciendo y dirigiendo en Monterrey, decidí, por cuestiones personales alejarme, y me da gusto mi regreso con este gran proyecto que es Tres familias, porque caigo en blandito y puedo demostrar todo el trabajo que he venido haciendo. Hoy por hoy, me paran y me gritan: ‘Chabela’ (su actual personaje)”.

alma_abril_02

Rosa Aura fue un personaje que incluso interpretó fuera de la serie, comenta: “Representa una zona de confort porque logro muchas cosas con este personaje, resulta entrañable para mí, que no se parece en nada a la psicología que me habían escrito en un principio, el que hablara una frases en inglés, que fuera aniñada, mucho salió del bagaje emocional de Alma Cero, porque me pude encasillar ahí. También tengo que agradecer a Alexis Núñez (productor de Sabadazo) que me enseñó a ser una conductora”.

Tres familias es una apuesta de Tv Azteca hacia la comedia, género entrañable para nuestra entrevistada: “Como mexicanos nos encanta, somos un relajo, eso es una gran oportunidad para mí como actriz. Todos pasamos por circunstancias muy difíciles, pero realmente a mí la comedia me salvó la vida, me llega la comedia justo en el momento en que mis padres fallecen. Fallece mi mamá de una enfermedad importante por hepatitis C, siendo la mujer más sana del mundo, por un contagio por una transfusión mal hecha, a los siete meses fallece mi papá, ya de grande y al año mi padrastro que fue mi papá durante 20 años. Llega la comedia en un momento muy importante, me salva la vida, porque aprendí a reírme mucho de mí. Justamente estoy pasando por una situación muy difícil, un divorcio que no fue muy grata la manera en que pasó, pero una vez más la comedia está presente en los momentos más difíciles de la vida de Alma”.

Sobre esa característica que hace que nos riamos de las desgracias, comenta: “Te digo una cosa, el mexicano es un ser resiliente y sumamente inteligente. Dicen que el humor es el patio de recreo de la inteligencia. ¿Sabes?, no creo que seamos conformistas, creo que siempre salimos adelante y está más que comprobado. Yo como género, te puedo decir, con todo el respeto que le tengo a los hombres, al varón, que la mujer mexicana es de las más inteligentes, resilientes, fuertes y capaces que existen, y tiene que ver con nuestra idiosincrasia, nuestra formación”.

En Tres familias, telenovela con toques cómicos de Azteca Uno, interpreta a Chabela, una mujer de origen humilde, amorosa, comprensiva, algo celosa, pero con carácter decidido. Al preguntarle qué conserva su personaje de Alma Cero, nos responde: “Obviamente cada personaje tiene un compartimiento de tu bagaje emocional, personal, aunque Chabela es muy distinta a mí, es una mujer celosa, a lo mejor en vez de prepararse ella, todo se lo da a su esposo y a sus hijos, es muy de renunciar a sus propias oportunidades por su familia, eso obviamente yo lo tengo más equilibrado; en ese sentido, los celos se me hacen algo que viene del ego y del miedo. Los celos, la culpa y la envidia son cosas que provienen del valor que le hemos dado al ego. Pero sí me parezco en que tiene un carácter fuerte, es una mujer decidida como yo, y durante la trama de la telenovela, se va empoderando y va creciendo, eso está increíble”.

Sobre sus aspiraciones histriónicas, confiesa: “Me encantaría hacer una serie biográfica, ponerme a investigar y sumergirme en un personaje de la vida real. Eso para mí sería increíble, sin llegar a imitarlo porque me considero más una creativa que una imitadora, no porque los imitadores no tengan creatividad, ya que se requiere un don muy especial para ser imitador. Quiero tocar un poquito la parte del drama, porque sí siento que estoy en mi zona de confort, te puedes encasillar, aunque hacer comedia es una bendición, es lo más difícil de hacer y siempre he pensado que la comedia me eligió a mí y no al revés”.

Por último se describe: “Soy una mujer fuerte, que trato de ser congruente y decidida. Me hago responsable de lo que me pasa, no creo en la culpa mía, ni en echarle la culpa a los demás, tampoco creo que las cosas tengan que ser de manera cuadrada. Me considero una persona luchona, soy madre soltera y tengo claro que lo único que es constante, es el cambio”.