Muktesh Kumar Pardeshi, embajador de la India

Por: Patricio Cortés / Fotografía: Mario Torres

embajador_junio_01

Definitivamente muchas cosas han cambiado en las últimas dos décadas, hay naciones que han dado verdaderos saltos cualitativos como es el caso de la India, y por ello charlamos con su embajador, Muktesh Kumar Pardeshi.

De entrada, asegura que las relaciones bilaterales se han estrechado en todos los niveles, siendo más dinámica, aunque aún no han alcanzado todo su potencial. Tan sólo en el año 2017 nuestro comercio bilateral creció más del 30%, hoy alcanza 8.3 mil millones de dólares, por primera vez la India está entre los diez principales socios comerciales de México; hace diez años ni siquiera estaba entre los primeros 20.

embajador_junio_02Sobre la complementariedad, ejemplifica que mientras nuestro país está produciendo autos grandes para el mercado norteamericano, India produce automóviles en tamaño pequeño y mediano para el mercado mexicano. Simultáneamente, la India después de Estados Unidos y España, es el mercado más grande de crudo mexicano: “Tenemos una muy buena capacidad para refinar crudo mexicano y el comercio en este sector ha crecido mucho, por lo tanto, creo que la seguridad energética y la importación de autopartes de la India han impulsado el comercio bilateral hacia arriba”.

No obstante, acota: “Con respecto al comercio y las relaciones de inversión, estamos muy satisfechos y esperamos que en el futuro esto continúe creciendo; pero al mismo tiempo hay retos, el principal es la distancia que es muy grande, las conexiones aéreas y marítimas son difíciles, y no hay un línea marítima directa entre India y México. De la misma manera, si mejoraran los servicios bancarios, también ayudaría mucho al comercio y la inversión. Estos son algunos de los retos que ambos países tienen que trabajar juntos y encontrar una resolución razonable”.

 

Sobre la política interna, destaca dos desafíos:

– “Tenemos un sistema político muy estable, como usted sabe, India es la democracia más grande del mundo y esa es nuestra mayor fortaleza. Permitir que 1.3 mil millones de personas decidan de manera colectiva el futuro en una manera democrática es un reto muy grande, pero durante los últimos setenta años hemos demostrado que es posible sostener una democracia con una población tan numerosa”.

– “Respecto a la economía a la India le está yendo muy bien. Entre las economías emergentes es la de más rápido crecimiento a un siete por ciento, mas eso no es suficiente, tenemos un segmento de la sociedad que es pobre, tenemos que proveerles acceso a servicios básicos como salud, educación e infraestructura. Para hacer eso, necesitamos crecer a un número de dos dígitos en los siguientes 20 años para que pueda convertirse en un país con un ingreso medio. Sería crecer de manera más rápida, si la economía se realiza de manera correcta, porque el crecimiento no lo es todo. Tenemos que tener un crecimiento inclusivo para que los beneficios vayan directamente al sector marginal. Eso es muy importante para que haya equidad y justicia mientras crecemos”.

embajador_junio_03

“El gobierno tiene que tener una política donde los beneficios del desarrollo se compartan con todos los sectores de la sociedad, por ejemplo, si hablamos de tecnología de información, que el acceso a las tecnologías vaya también, que llegue a los sectores con desventajas de la sociedad, de lo contrario estaríamos creando dos tipos de países, uno donde la gente tiene acceso a la banda ancha con alta velocidad, otro donde tendríamos a los niños en las escuelas que no han visto computadoras, por tanto, el gobierno tiene que asegurarse que las escuelas en las comunidades no se queden atrás en la vía digital”, complementa.

Una crítica constante a la nación de nuestro entrevistado es el desigual sistema de castas, nos explica: “Fue parte de la sociedad de la India, pero ahora la constitución eliminó ese sistema, eso no quiere decir que de un día para otro el sistema de castas haya desaparecido. En el sistema electoral, la gente tiene una tendencia, especialmente en algunas provincias, de usar la identidad de la casta, pero no es en todas partes, de acuerdo a la constitución el día de hoy, absolutamente todas las oportunidades en la India están abiertas a todos. En los últimos setenta años se ha diseñado un sistema para esas personas que venían de castas inferiores, por ejemplo: en las escuelas y en las universidades hay espacios reservados, así como en el parlamento, en la asamblea y en los empleos de gobierno; la idea general es que se extienda el apoyo a ellos para que puedan también crecer, creo que esto ha sido de mucha ayuda. Ahora, en lugares tan cosmopolitas como Nueva Deli y Bombay, ninguna persona te pregunta sobre tu casta, porque si están compitiendo en una situación laboral será por el sistema de méritos y no porque la persona sea discriminada por la casta. Pero, bueno, no estoy diciendo que se ha resuelto al cien por ciento, en ocasiones se pueden leer historias, lo importante es que en los ojos de la constitución todo mundo es igual”.

Los últimos diez años no se han caracterizado por una estabilidad en la economía mundial, al cuestionar al embajador sobre cómo ha afectado esto a su país, acota: “Dentro de las economías emergentes, India no fue tan afectada, nuestra economía no fue conducida a través de las exportaciones, no depende de sectores externos, de manera interna es muy resistente porque tenemos el mercado interno que también sostiene la economía. Todos los países son afectados por lo que pasa en el exterior, incluyéndonos, pero como no dependemos tanto de los pasa en los sectores externos, la fluctuación en la economía en la India es más estable”.

Según diversas proyecciones, en unos cuantos años, la India será el país más poblado del mundo, en su momento China enfrentó este desafío con una política de un solo hijo por familia, el embajador indio explica: “No es algo que controle el gobierno, depende de los ciudadanos, tenemos programas donde les sugerimos que tengan dos hijos por el bienestar familiar, pero el Estado no puede tomar ninguna acción si quieren tener más, porque vivimos en la democracia, no podemos imponer ese tipo de políticas”.

El desarrollo de la India se ve reflejado en una modificación de los estereotipos, donde ahora se perciben como científicos o especialistas en cómputo: “Lo que ha ayudado mucho es que en los últimos veinte-treinta años no nos hemos enfocado en solo tener fuerza de trabajo técnica, tenemos colegios donde se preparan ingenieros, doctores para el nuevo mercado. Creo que este enfoque con respecto a la educación científica y tecnológica ha ayudado mucho a la India en lograr esto, por lo tanto, cuando los indios van al exterior, especialmente a Norteamérica y Europa, ellos obtienen trabajos en sectores de alta tecnología como médicos, como ingenieros, incluso en la NASA. Esto ha cambiado mucho la percepción de los compatriotas que viven en el exterior. En el golfo tenemos gente que trabaja con habilidades y no es tan desarrollado, pero incluso aquellos que no tienen un trabajo donde se requieren muchas habilidades, demuestran un trabajo leal y muy persistente”.

Muktesh Kumar Pardeshi entró al servicio exterior en 1991, se describe como una persona que se preocupa por los demás y que puede conectar con ellos siendo una de sus fortalezas: “En la diplomacia uno debe tener empatía con las personas que lo reciben”.

Sobre su actual encargo, nos comenta: “Entre la India y México hay muchas similitudes, en nuestra forma de pensar, en la cultura y en valores familiares. Creo que eso es lo que nos conecta, por lo tanto, cuando interactuó con gente de México no me siento como un extraño. Esto ha hecho que mi vida y mi misión como embajador sean mucho más fáciles”.