Andrea Toscano, nuestra representante en Miss Universo

Por: Kury Galeana / Fotografía: Cortesía TV Azteca

actriz_julio_01Andrea Toscano representará a México en Miss Universo, por tanto, es quien ostenta el título de la mexicana más bella del 2018, hablamos de una joven que considera que la belleza va más allá del exterior y que la preparación es fundamental, ella estudia la Licenciatura en Nutrición con la finalidad de aplicarla en proyectos sociales.

Es nuestra primera representante salida de un reality show, Mexicana Universal, producido por TV Azteca a cargo de la primera Miss Universo mexicana Lupita Jones, quien por años comandó el anterior certamen que a su vez ya nos dio otra Miss Universo. Esto implica que Andrea Toscano no sólo convenció a los jueces, sino también al público nacional.

Considera que, a diferencia de las concursantes de otras naciones, el haber surgido de un reality show tendrá varias cosas a su favor: “Una súper ventajota, las demás aspirantes no están pasando por un reality show. Creo que estar dos meses y una semana, dentro de una casa con tanto personal de producción y cámaras encima de ti 24/7, siempre te va a dejar un aprendizaje, aprendes a querer a las cámaras, a acostumbrarte a ellas. Imagínate, todos los días dábamos nuestro testimonial de cada actividad, de cómo nos iniciamos, aprendes a perderles el miedo y a conectar con las personas que te están viendo y creo que ese era el propósito, empatizar con ellas y que la gente lograra enamorarse de ti, de tu persona, para que ellos pudieran votar por ti…

Por ahí escuché que en Miss Universo también va a haber una etapa de votaciones y la más votada va subir directamente al top 15. Entonces, el hecho de saber empatizar con la gente es un punto muy importante, porque te va a tocar empatizar con el mundo, con tantas personas que tienes que lograr conectar con ellas para que los enamores”.

actriz_julio_02Está segura de tener posibilidades de traer un tercer título a México: “Me han dicho muchísimo de mi edad (19 años), que ahorita con el nuevo formato de Miss Universo piden mujeres de 20 a 27 años, lo que no saben es que cuando yo vaya a Miss Universo, ya tendré 20. Están pidiendo un proyecto social, en el cual yo ya estoy trabajando en Colima y me lo voy a llevar también a la Ciudad de México para ajustarlo, y mira qué oportunidad, puesto que se relaciona muchísimo con mi carrera (nutrición), evaluando el estado nutricional de niños que son vulnerables de perecer de desnutrición u obesidad, de esa forma se interviene con unas actividades para mejorar su calidad de vida. Y también quieren una mujer bella, no nada más físicamente, sino también emocionalmente, que sea inteligente, autentica, madura, pero lo que yo siempre he dicho es que buscan una mujer que sea comprometida con el título de Miss Universo, sencillamente porque no es una tarea fácil, todo un año hay que viajar por todo el mundo haciendo tu labor como Miss Universo y no solamente llegar, sonreír y posar para las cámaras, es también aportar algo en cada sociedad y creo que sí tengo esa capacidad y estoy apta para portar la corona de Miss Universo”.

Otra ventaja del formato es que el público realmente conoció a las concursantes y no sólo lo que ellas querían mostrar: “Imagínate fingir dos meses y una semana, es imposible, definitivamente cada una sacó la personalidad que tenemos y sí hubo unas que nos sorprendieron, en un inicio muy lindas y al final sacaron el monstruito, dijeran por ahí; pero creo que ese era un punto. La verdad que ahí te percatas de la disciplina que tiene cada una, qué tan constante son, porque ser Mexicana Universal no es tan sencillo, debes ser muy constante, muy disciplinada y entregada con todos los trabajos que tienes que realizar, ya que no solamente es de llegar y poner una cara bonita, tenemos clases y trabajo que hacer, las niñas que pretenden entrar, deberían saberlo”.

Surge el tema de que las reinas de belleza son vistas como personas poco inteligentes, ella expone: “Creo que con este formato de Mexicana Universal logramos romper con esa ideología y eso me llena de gusto. Imagínate cómo está Lupita Jones, como un pavo real, porque ahora se dieron cuenta que no solamente somos una cara bonita, que tenemos algo que mostrar, algo que dar a las personas, eso era lo importante, por eso es que cambio el formato”.

Una crítica constante a los concursos de belleza es que generan estereotipos que, en algunos casos, inducen a trastornos como la anorexia o la bulimia, a lo que la futura nutrióloga opinó: “Como estudiante de nutrición te comento que estos estereotipos que marcan los concursos de belleza ahora están cambiando; pero para todas aquellas personas que pasan por estos trastornos no es nada sencillo, es una enfermedad muy arraigada a su cuerpo. Ahora con Mexicana Universal se dieron cuenta que el tener una belleza física no va ser primordial si no tienes nada que dar dentro de ti. Definitivamente la belleza y la inteligencia no están peleadas, y lo estuvimos demostrando. Yo siempre he dicho que primero la salud, que si vas a cuidar, a respetar tu cuerpo y amarlo es para que se mantenga en línea saludable, no para cumplir con estereotipos que ahora las reinas de belleza estamos tratando de eliminar”.

actriz_julio_03“Ser joven de 19 años también era un estereotipo de belleza y yo también estoy rompiendo con él, así como yo, la de Guerrero, la de Zacatecas también estuvieron rompiendo con estereotipos. Estamos dando este mensaje a la sociedad de que el ser bellas no sólo depende de tener un buen físico y que no se necesita recurrir a dañar nuestro cuerpo para cumplir con expectativas que no son propias, son de la gente y es lo peor que no te estás dando un gusto a ti o a tu cuerpo, estás dando un gusto a otras personas, cuando lo más importante es darte gusto a ti misma”, complementa.

Sobre su mentora, Lupita Jones, nos comenta: “Todos los días nos dice: ‘como es de grande tu sueño es como debe ser de grande tu trabajo’ y debes ser muy constante, si te descuidas un poquito puedes desviarte del camino. Lo que más he aprendido de ella es la entrega y la pasión que le pone a su trabajo, es lo que la ha hecho llegar a donde está”.

Nos comparte su concepto de belleza: “Para mí, una mujer bella es una mujer sencilla, humilde, que le gusta entregar todo lo que tiene bueno dentro de ella a la sociedad y a ella misma, con gran seguridad, respetarse, ser auténtica y segura de sí misma, no conformista, que siempre aspire a ser una mejor persona y claro, ¿por qué no?, tener un cuerpo saludable. Tener una buena higiene es algo también esencial dentro de la belleza, que siempre se preocupe de mantener su cuerpo impecable. Eso es belleza a pesar de que nuestros rasgos no siempre son lo que estamos acostumbrados a ver”.

Si bien su licenciatura queda a la mitad por prepararse para Miss Universo, nos asegura que retomará sus estudios formales: “Sin duda quiero terminarla porque mi proyecto de vida no es ser actriz, modelo o cantante, no me encanta el mundo artístico, al menos que sea conducción, sí me gustaría aprender a comunicar; pero mi proyecto de vida es terminar, mi sueño es poder trabajar en organizaciones como OMS, UNICEF, FAO… liderando un proyecto de nutrición donde pueda cambiar la calidad de vida de los mexicanos”.