VIBRAR EN POSITIVO

Por: Psic. Orientadora en Tanatologia Raquel Estrada. / racheles_03@outlook.com

psicologia_sep_01

Para poder lograr lo que queremos, necesitamos estar en armonía con nuestras vibraciones por medio de la fuerza de pensamientos positivos. Es una filosofía de vida que va más allá de ser optimista.

 

¿Qué es una vibración?

“Vibración es la frecuencia que emitimos desde nuestro Ser hacia el exterior en forma de emociones y sentimientos”.

Las emociones que generamos deben ser positivas, ya que no solo nos dan placer, también  nos benefician más allá de las sensaciones que nos hacen sentir alegría, esperanza, orgullo, diversión, inspiración, sorpresa, amor, entre otras, contribuyen con la mejora de nuestras capacidades personales, intelectuales, físicas, sociales y psicológicas.

 

La elección de vibrar en positivo.

Debemos cambiar la información que por años hemos guardado y quedó tatuada como si hubiese sido en mármol en la mente. Es el momento de reeducar los pensamientos con patrones positivos, porque cada palabra que usamos, es una afirmación que significa lo que se siente, se piensa y se cree merecer, es importante poner atención a las emociones, para que se puedan eliminar pensamientos que están creando experiencias que no se quieren en la vida.

Al controlar las vibraciones por medio de los pensamientos y lo que se elige, es lo que se obtendrá en la vida. Si se decide vibrar plenamente se van a crear pensamientos de apreciación, gratitud, amor, experiencias alegres y disfrutar el presente. Cuando generas este tipo de pensamientos te estás dando un gran regalo de amor y cada día te vas a enamorar de ese ser maravilloso que eres.

La importancia de las afirmaciones, gestarán en resultados positivos desde el momento que los realices y serán grandes aliados en momentos difíciles. Cuando la vibración es alta y dices: Soy muy próspero, estás generando semillas de prosperidad en el futuro y los pensamientos positivos crecen mejor en suelo fértil y de gran riqueza para tu crecimiento personal. Es importante que las afirmaciones estén en tiempo presente: Yo tengo o yo soy.

psicologia_sep_02

Los pensamientos, palabras, emociones y acciones deben estar dirigidas, para que la vibración fluya hacia el mismo objetivo. Hay emociones que van a generar cierta inestabilidad como son el dolor y el sufrimiento, ya que forman parte de la vida humana y son inseparables de la existencia del hombre y en cualquier momento se experimentan estos sentimientos, surgen para buscar un equilibrio entre las emociones positivas y las negativas y poder llevar así, las vibraciones a un nivel alto y conectarse a mejores experiencias.

La elección de los pensamientos es una decisión, si es positiva y queremos vivir del éxtasis que provoca, es como una fragancia que nos envuelve con su aroma y estamos consientes que ese maravilloso olor que nos sedujo, va a desaparecer en cualquier momento, así es el comportamiento de las vibraciones, un instante, por eso hay que cultivar cada vibración, hay que vivirla y duplicarla. Es un proceso que se vive día a día, momento a momento.

Hay factores que contribuyen a ese estado de vibración, como sentirse pleno, la relación social, la pareja, el contacto con los demás, un buen trabajo, etc. Cuando multiplicamos la dimensión de las vibraciones positivas, es el paso que nos ayuda a ser mejores, a sentirnos felices, aprender a dirigirnos y relacionarnos mejor con los demás, como personas positivas. La gente positiva tiene un desempeño superior en la vida, además de que disfruta más y se siente mucho mejor consigo y con los demás.

Cuando se generan emociones positivas como la alegría, el interés, el orgullo, la recreación, la serenidad, la esperanza, la gratitud, el asombro, la inspiración y el amor, nos ayudarán a lidiar con nuestras emociones negativas y los sucesos difíciles que afrontemos a lo largo del camino.

Relaciones positivas y constructivas.

Tener y mantener relaciones positivas y constructivas es un requerimiento universal para el bienestar humano. Nuestra necesidad de sentirnos conectados es fundamental a un nivel superior íntimo, familiar, social, organizacional y comunitario. El cultivar las relaciones más importantes en nuestra vida tiene un efecto domino inmediato en nuestro nivel de vibración. Recordemos que el pasto que se riega continuamente siempre es más verde.

Tú eres tu propio jardín, si lo riegas con amor, añades algunas plantas que son las experiencias, seleccionas las semillas que germinarán en pensamientos positivos, el huerto crecerá y florecerá; tendrás que cuidar para que dé árboles y buenos frutos. Observa si ha nacido alguna mala hierba, esta es como los pensamientos negativos, bloquéalos y retira de inmediato el pastizal de tu jardín mental.

Habrá caminos estériles cuando decides aventurarte en el desierto, pero aún en zonas áridas encontrarás piedras que te ayudarán a construir un gran puente que te permita avanzar a tierras fértiles, de esas piedras alguna logrará meterse a tu zapato y te molestará en todo el camino, detente y tírale lo más lejos que puedas, estos son pensamientos negativos que has llevado cargando mucho tiempo y que no te permiten continuar de forma plácida, pero de ellos puedes extraer experiencias y un gran aprendizaje.

Debes aprender a conocer y entender tu interior, porque así podrás descubrir el gran ser humano que eres, aprenderás amarte incondicionalmente y podrás trabajar en tus áreas de oportunidad que demandan la frecuencia de tus vibraciones, por eso conócete, abraza tu corazón y atrévete a ser mejor cada día.

 

Amarte para vibrar en armonía con el universo.

psicologia_sep_03

Para poder vibrar en positivo hay que empezar por amarnos incondicionalmente y desde esa semilla del amor abrazar tu personalidad. El amor te hará valorarte en todas tus vértices para proyectar al exterior un ser lleno de amor hacia los demás; el amor fluirá en esa grandeza cuando decidimos conectar con nuestro ser interior lo mejor de nosotros, para ser nuestra mejor versión. Como menciona Oscar Wilde. “Amarse a sí mismo es el inicio de un romance que dura toda la vida.”.

Cuando decidimos vibrar en la frecuencia divina del amor, podemos expresar los mejores sentimientos como la generosidad, la tolerancia, gratitud y amor incondicional, los cuales alimentan nuestros pensamientos positivos y podemos vivir una vida más enriquecedora, por eso cada día ámate más, sobre todo en los momentos más difíciles, es cuando más necesitas amor y qué mejor manera de recibirlo y atesorarlo de la persona que más te entiende, TÚ.

La vibración desde el amor nos eleva a un estado de conciencia más alto y libera tanto de pensamientos, como sentimientos negativos, es así como los sentimientos y emociones negativos pierden el poder que les habíamos concedido.

Al transformarse los pensamientos negativos que suelen ser limitantes, en vibraciones positivas, se genera paz, seguridad y confianza, y el amor regresa a nosotros multiplicado.

La vibración del amor significa mantener bajo control nuestras emociones y poder transformar lo negativo, en positivo y despertar el amor hacia un camino de crecimiento interior.

Recuerda que en ti existe un manantial ilimitado de amor, tú eres un ser de amor y mereces todo lo bueno, no algo, no te conformes con poquito, si no con todo lo mejor. Por eso ama a quien eres y todo lo que te rodea. Ama lo que haces, ríete de ti mismo y de la vida y nada va a poder apagar tu luz, porque eres un ser único y especial.

Con base a lo anterior, podemos concluir sobre este punto, que amarse a uno mismo es el pilar fundamental para poder amar a los demás, si no se es capaz de amarse, aceptarse y caerse bien, no se puede dar amor a los otros. Hay una cita de Erich Fromm de su libro El arte de amar: “Si un individuo es capaz de amar productivamente, se ama a sí mismo, ama a todas las personas, ama al mundo y ama la vida.”

 

Como vibrar en pasado, presente y futuro.

Después de decidir realizar un cambio significativo en tu vida y empezar a vibrar en positivo, te sitúas en el presente cambiando tu chip mental de vibraciones negativas, das el primer paso al reconocer que te has abandonado, que dejaste de amarte y por eso vienes cargando pensamientos negativos, baja autoestima y te situaste en el pasado olvidando vivir el presente. Recuerda que debes caminar sin detenerte en el pasado y si llegas a mirar atrás es para darte cuenta de lo lejos que has avanzado.

El pasado no se puede cambiar, pero sí agradecer por todo aquello positivo que llegó a nuestra vida. Pasar páginas, ayuda a seguir con la existencia sin llevar cargas pesadas innecesarias. Cuando eres capaz de abandonar el pasado, dejando atrás miedos e inseguridades, es cuando puedes afrontar el presente y vibrar a mil por hora.

Mientras que el futuro, es tener fe, esperanza, confianza, seguridad y optimismo, ya que es un capítulo que se irá escribiendo. Pensar que ha de ser negativo, no se tiene ninguna base. Por el contrario, ser positivo nos lleva a tener y buscar un mejor enfoque, con la seguridad de vivir de forma plena y tener un estado de ánimo propicio a lo bueno que está por venir.

En cuanto al presente, vivir el aquí y el ahora con intensidad. Trabajar en el gimnasio de la vida con actitud positiva, con alegría, disfrutar cada momento y centrarnos en el presente, al vibrar en la frecuencia más alta que se llama, amor.

“Tus pensamientos al vibrar emiten una frecuencia que sintoniza con la misma frecuencia, pero en el exterior, esta es la forma que atraes las cosas a tu vida. Ama, vibra, ríe, fluye en prosperidad, en bondad, en gratitud, en abundancia y atraerás todo bueno a tu vida.”