El sabor seductor de Tartare Cantine

Por: Rosaura Cervantes Conde / Fotos: GaloPR

restauranet_oct_01

Tartare Cantine recién abrió sus puertas y ya es todo un referente en Polanco. Se localiza muy cerca del teatro al aire libre Ángela Peralta, sobre la calle de Emilio Castelar número 44. El chef Eduardo Padilla y Alfonso Garza fueron nuestros anfitriones.

Nuestra mesa estaba en la terraza,  donde podíamos apreciar todo el restaurante: las mesas, la decoración, los detalles de los platos, una cosa realmente divina, colores, texturas, formas, ubicación, en otras palabras, ¡todo! Esta hermosa tarde de septiembre comparto alimentos con Marisol Solís, diseñadora gráfica, Ariadna Rufrancos del blog Yo soy viajera, el Chef Enrique Evangelista, el recién desempacado publirrelacionista Eugenio Domínguez y mi querido amigo Alfonso Garza de GaloPR.

restauranet_oct_04Tartare Cantine tiene ese encanto de llegar a casa de los abuelos, entrar al despacho de él y a la cocina de ella y ojo, con la misma deliciosa sazón. La degustación fue de los platillos estrella, muchas recetas han sido extraídas de los recetarios de la abuela y madre del Chef Eduardo Padilla, así que se podrán imaginar y espero que pronto ustedes ser testigos de los deliciosos sabores de Tartare Cantine. Iniciamos con tartare de res, tartare de salmón y tartare de garra de león. La primera, la de res es de angus molida, con huevo de codorniz, alcaparras y un poco de cebolla; en tanto que la tartare de salmón, ésta va sobre una base de aguacate, acitronado con limón y un toque de aceite virgen y el de garra de león, el callo se sirve con aceite de oliva y limón. Todos deliciosos, todos de 10, aunque he de confesar, que este último estuvo es supremo.

Llega Manu (Manuel Navarro), el mixólogo, quien sugiere una serie de cocteles, entre ellos Moscow mule, Madame chick, tuk tuk, wine forest, y yo elijo el Celeri 70, la combinación exacta entre Don Julio 70, maracuyá, apio y pepino, un sabor espectacular.

El pan se hornea en casa, todos los panes están deliciosos, más los croissants… Llegan en la canastita, recién horneados, ya se imaginarán, al momento de partirlo se ve las capas de la pasta hojaldre y de estas saliendo el vapor, qué les digo, tienen que venir a probarlo…   

Continuamos con una ensalada quinoa y espinaca baby, la quinoa va envuelta y trae un poco de queso de cabra, aderezada con mostaza y miel, un sabor interesante, y los mejillones al vino blanco no se quedan atrás, éstos van salteados al vino blanco con cebolla y perejil.

Mientras nos traen el siguiente platillo, Alfonso sugiere que probemos las papas a la francesa, me fascinó el recipiente que idearon para servirlas, es una especie de cubeta de esas que se usaban en la ordeña de vacas, en tamaño mini, como sacada de las caricaturas, mientras que el recipiente de la salsa cátsup es una como una bañera, todo hace juego con lo monocromático del lugar, que lo hace divertido y como apapachador. #DetallesQuellamanLaAtención #DetallesQueEnamoran

restauranet_oct_05

Nos traen en unas cazuelitas hermosas con los rissottos: rissotto de garra de león, azafranado acompañado de un callo de hacha; rissoto de escargots mantequilla de perejil, acompañado de 6 caracoles de borgoña, y el rissoto de trufa negra, hongo seta y cremini con láminas de trufa negra, textura perfecta al paladar.

Cada platillo tiene su toque, su encanto, cada uno es literalmente seductor, los sabores están definidos, no se mezclan, se combinan, servidos al punto exacto: la hamburguesa de New York, está cocinada al grill, se presenta con cebolla caramelizada, jitomate, lechuga y aderezo tártara con papas fritas; el french dip de roast beef, lleva queso raclette y papas fritas; mientras que el filete de res en salsa pimienta, va acompañado con papas pont neuf; para terminar las carnes, probamos el rack de cordero, chuletas de cordero francés con puré de papa y gelatina de menta. Todas las papas son suculentas.  

restauranet_oct_06

Cerramos el plato fuerte, con canelones rellenos de espinaca, queso ricotta en salsa rosa y se presentan gratinados a los tres quesos.

Si bien la base de Tartare Cantine es la cocina francesa, puede encontrar un poco de cocina internacional, italiana, oriental, española y mexicana, pero si ya está aquí, experimente con los platillos galos que ofrece el Chef Eduardo Padilla. Hay algo que debo destacar sobre la familia del Chef, su madre es franco canadiense y sus abuelos franceses, y muy exigentes con los alimentos, aunado a que trabajó con el 19 estrellas Michelin, Alain Ducasse y en el restaurante de la Torre Eiffel –hay varios lugares más igual de importantes-, así que sabrán el nivel de experiencia y exigencia que encontrarán en esta combinación de cantina y bistro.

En breve introducirá platillos especiales que cambiarán cada dos meses, y por ahí de noviembre habrá que estar muy al pendiente que habrá helado de trufa blanca, además de los brunch dominicales de 10 a 13 horas, y para los pequeños existe el menú infantil de spaguett pomodoro, spaghetti al burro, filete de pescado y nuggets, todos servidos con papas a la francesa.

restauranet_oct_07

El Chef Eduardo enfatiza que el menú se eligió para que el comensal pudiera comer de todo sin sentirse saturado, y eso lo pudimos constatar en esta la tarde, la cual estuvo muy agradable, en la que compartimos alimentos, y todos degustamos de todo. Cerramos la tarde con café y una probada de pastel de chocolate, y con el ánimo de regresar pronto.

 

Reservaciones

Av. Emilio Castelar 44, Polanco, Polanco IV Sección.

Código Postal 11560 Ciudad de México, CDMX

Lunes a Sábado 1:30PM – 1:30AM

Domingo 1:30PM – 7:00PM

Teléfono 59299196

www.tartare.mx

Twitter @tartare.mx

FB Tartare.mx