Relaciones de pareja que perduran

Por: Psic. Jaquelin Machado Garduño

sexualidad_dic_01

Es muy importante comprender que, en primer lugar, existen muchos tipos de relación de pareja, en segundo, las parejas se unen y se relacionan en diferentes niveles conforme a su estado de conciencia y la capacidad para comprometerse y tercero, no generalizar las relaciones de pareja etiquetándolas, clasificándolas, juzgándolas y determinándolas sobre la base de nuestras propias creencias.

Para lograr que una pareja perdure en su relación es necesario que se pregunten ¿qué es lo que quieren que perdure y de qué forma lo quieren hacer? Tienen libertad de elección, es decir, no hay nadie afuera que juzgue la forma en que se relacionan, sin embargo, sería importante que ubiquen en cuál de los siguientes niveles de relación de pareja se ubican siendo auténticamente honestos/as con ustedes mismo/as:

1.- En un primer nivel, las parejas se relacionan en forma infantil, es decir, son amigos, compañeros, tienen discusiones, hacen berrinches, piden y demandan atención constante uno del otro, etc., Accionan como padre o madre uno del otro, platican mucho, pero la mayor parte del tiempo en formas muy absorbentes. La chispa de la pasión se pierde se sienten insatisfechos, pero con la sensación de incapacidad para dejar la relación.

sexualidad_dic_02

2.- En un segundo nivel, las parejas se relacionan en formas en que uno se apoya en el otro para crecer internamente, es decir, lo agarra de “ancla” emocional, pero la relación afectiva es casi nula pues lo que en realidad les mueve es la pasión desbordada de un adolescente en la que predomina el placer no importa con quien ni cómo ni dónde, obviamente, en este tipo de relaciones de “pareja” la infidelidad se encuentra latente. Lo que importa es el presente y la capacidad para comprometerse es muy baja.  

3.- En un tercer nivel las parejas buscan, cada uno a su manera, la supervivencia de su personalidad conformada por su educación, creencias familiares, religiosas, conocimientos, economía y credos. Buscan el dominio y el control sobre sí mismos y sobre su pareja, en este nivel influyen de manera poderosa todos los condicionamientos adquiridos hasta el presente de sus vidas, es aquí, en donde surge la lucha de poder de lo femenino y de lo masculino. Si los objetivos de ambos son similares, se establece un compromiso al punto de vivir juntos ya sea por medio del matrimonio o en unión libre. El corazón aún no se encentra libre para amar incondicionalmente. Este es el tipo de relación de pareja que más abunda e incluso se propone como modelo a seguir.  

4.- Sin embargo, existe un cuarto nivel en el que las parejas empiezan a hacer a un lado sus intereses propios y egoístas para buscar complementarse, es decir, el corazón está abierto para amar dando y recibiendo en un crecimiento mutuo. Se respeta la individualidad de cada miembro de la pareja, se sabe escuchar con amor, respeto, confianza y equilibrio. Ambos saben que hay defectos, manías y momentos diferentes de estados del ser de cada uno, pero hay una gran aceptación pues no hay amenazas, chantajes, revanchas ni recelos. Se da y se recibe.

sexualidad_dic_03

5.- A partir de este quinto nivel de relación, las parejas se encuentran en el flujo de la vida sirviendo al otro desde el alma, es decir, desde lo más interno de su ser con un gran trabajo interior que les permite dar a los demás la fragancia de lo que son porque se han transformado en seres humanos completos. No caben los celos ni las críticas, ni se cobran favores uno al otro y dejan que tanto su feminidad como su masculinidad florezcan de manera natural.  

Como se podrán dar cuenta, lograr que una relación de pareja que perdure depende mucho de lo creativo o lo destructivo de la relación. Muchas parejas pueden durar años en formas constructivas o destructivas. Sin embargo, un aspecto importante es que sepan hacia donde quieren llegar con la persona que tienen a su lado y de ahí, analizar las probabilidades de éxito o fracaso, tomando en cuenta que siempre está el factor de lo impredecible e inesperado. Amar siempre es un riesgo, ¡atrévanse a soltar sus miedos!

Para ello, es muy importante que des un salto al vacío interior rodeado por el fango pantanoso de tus aprendizajes y creencias sexuales que se gestaron en tu infancia tanto en el núcleo familiar como en el religioso y social para afrontar los nudos que impiden el libre flujo de tu energía sexual impidiendo tu vida en plenitud

sexualidad_dic_04Nuestros problemas y traumas, las heridas internas no son las que provocan la caída en actitudes violentas o negativas en nuestra vida sexual, sino su negación. El autocastigo y la culpa que sentimos ante este tipo de recuerdos internos, son los que crean la agresividad y la adicción, la depresión y el rechazo de la vida. Tenemos que aceptar lo que nos causa rechazo, comprender de dónde viene, cuál es su origen, dejarlo ser y manifestarse sin rechazo ni culpabilidad. Todo se resume en la experiencia del miedo

¿Sabemos realmente la importancia que tienen las CARICIAS en la Sexualidad? Sí, lo sabemos, pero su importancia ha disminuido por la vorágine misma de la vida, el ritmo tan acelerado en el que vivimos nos ha robotizado al punto que nuestras manos se han convertido en pinzas, tenazas que presionan. Las caricias en un encuentro sexual, para una gran mayoría, ha quedado en la nostalgia, para otros imaginar una verdadera caricia les parece casi imposible y hasta aterrador. ¿Aterrador? Sí, porque una verdadera caricia te lleva a la verdadera intimidad de tu ser. Mira bien, observa tus manos detenidamente, primero ¿qué opinión tienes de ellas? ¿es raro no? Es porque realmente nunca o muy rara vez las observamos y, entonces, cuando te detienes un momento a observar, te es difícil conectarte contigo mismo(a) y sentir. Las caricias que te conducen a la plenitud, al éxtasis y a la felicidad en tu sexualidad comienzan contigo, seas mujer o seas hombre. Dicen por ahí, “Nadie da lo que no tiene”. ¿Hace cuánto tiempo no te tocas de esta manera, tan profunda y suave? Tal vez hace mucho tiempo. Lograr ser suave y sobretodo libre y sin agresión, con absoluto respeto por tu cuerpo, rebasa los límites permitidos y autoimpuestos, sin embargo, trasciende cualquier perversión, deformación y juicio.

Por otro lado, una de las variables más señalada y censurada en múltiples formas es la homosexualidad. En alguno de los sentidos no es fácil reunificar la visión homosexual con la heterosexual.

Lo esencial (para el amor consciente y la sexualidad sagrada) es el presenciar del amor y en eso no hay nada diferente entre hombres y mujeres. Si dos hombres se aman intensamente, su vínculo energético y su fusión espiritual, al nivel del corazón, son semejantes a cualquier pareja heterosexual (Miyo).

Pero no hay que olvidar que buena parte de los rituales en pareja exigen la unión de los pechos (el hombre da vientre y recibe pecho, y las mujer da pecho y recibe vientre) y en ese sentido las parejas gays han de jugar un juego ligeramente distinto, ya que la sexualidad sin contacto con la mirada y sin fusión en el pecho, se hace bastante más explosiva e instintiva que en el caso de una pareja hombre/mujer. Dicho esto, los hombres van sintiendo más profundidad en el juego amoroso según alargan su relación en el tiempo y entran en contacto con un vínculo más tierno y cariñoso.

Shiva es mitad hombre, mitad mujer y todos, hombres y mujeres, estamos compuestos de ambas polaridades, y hemos venido a la Tierra a equilibrarlas y sacralizarlas. Mi yo

Así, podemos observar que todo lo relacionado con la unión sexual o amorosa entre un hombre y una mujer revela la verdad sin paliativos en este instante, la realidad del ser, tal y como es. Y nuevas formas de pareja (dos hombres, dos mujeres…) avanzan también en esta dirección, porque las diferencias de género tienen poco que ver con el profundo sentimiento de unidad que disfrutan los amantes.

sexualidad_dic_05Sin embargo, cuando estamos atados al deseo y a la necesidad vivimos la parte oscura de la sexualidad, heredada de las enseñanzas de los padres, de la escuela y la iglesia. Pero cuando estamos con el corazón abierto, unidos al amor y a la creatividad, la sexualidad se convierte en un camino de evolución espiritual acelerada.

El sexo tiene que ver con las frecuencias de energía y cómo dirigirlas a través de la voluntad.

Con la energía sexual se pueden crear muchas cosas, y su intensidad se puede amplificar para plasmarla en grandes obras creativas y artísticas.

Es la energía primigenia de Dios que llega a nuestro cuerpo y a nuestros chakras (ruedas de energía). Entonces, una vez en el cuerpo, se cambia su dirección y se transforma según la capacidad de cada uno, como un sistema de circuitos electrónicos que distribuyen y modifican la intensidad de la energía eléctrica.

La Sexualidad es ilimitada y misteriosa y no te revela fácilmente sus secretos ancestrales porque se requiere de tu determinación, impecabilidad, disciplina y asumir el salto hacia las profundidades del mar de energía sexual.

Psic. Jaquelin Machado Garduño

Tel: (222) 6171475

WhatsApp App: +52 1 222 6171475

FB: “Sexualidad Mágica, Perfil Índigo y desarrollo de consciencia”