La nación del Sol Naciente sigue destacando

Por: Josué Cruz

pais_dic_01

Cuando hablamos de modernidad y alta tecnología lo primero que nos llega a la mente es Japón, la nación del Sol Naciente que se conserva como una de las grandes potencias económicas y culturales del orbe.

No obstante, no siempre fue así, al ser un archipiélago, los recursos naturales no son abundantes, aunado a ser el único país que ha sufrido un ataque nuclear; sin embargo, a pesar de las adversidades, siempre se levanta.

Nación milenaria cuyo parteaguas histórico se dio en 1868, con lo que se conoció como Restauración Meiji, tras una intensa guerra civil, el sistema feudal fue abolido prácticamente por decreto, los samuráis fueron proscritos y  copiaron el sistema legal y de gobierno occidental. Así, Japón se transformó en una potencia mundial de nivel medio-alto. En el proceso, la educación jugó un papel y se becaron muchos japonés para ir a absorber conocimiento de otras naciones, es decir, la apertura fue mucho más allá de lo comercial, además de mejorar el sistema educativo nacional, mas no se partió de cero, ya que el índice de alfabetización al momento de la caída del régimen Shogunato Tokugawa, en 1868, ya era más alto que el de muchos países llamados occidentales.

pais_dic_02

Los japoneses son reconocidos por su cortesía, carácter previsor y disciplina. No en vano es uno de los países más seguros del mundo, lo cual se atribuye a que su sistema jurídico se caracteriza por tener uno de los más bajos niveles de impunidad y tolerancia de su policía: es prácticamente nula. Es decir, más que aumentar las penas contra los delincuentes, se han enfocado en que estos no queden sin castigo.

Uno de los grandes desafíos que hoy enfrenta es el envejecimiento de su población, de hecho, hay estimaciones que indican que es la nación con mayor proporción de adultos mayores (más de la cuarta parte de su población), la que contrasta con su baja tasa de natalidad. Paradójicamente, es una de las naciones que más influye en la infancia mundial a través de sus animes y video juegos, pero se está quedando sin niños.

En este contexto, a partir del 2012, el primer ministro Shinzō Abe y su gobierno dieron a conocer un paquete de políticas integrales para reactivar la economía japonesa tras dos décadas de deflación, que a la vez que mantienen la disciplina fiscal, conocida como Abenomics, busca implementar una reforma integral para acelerar un ciclo económico virtuoso, que ayude a aumentar el PIB.

pais_dic_03

Entre las estrategias, destaca el uso de las tecnologías industriales de vanguardia creando lo que se denomina la sociedad 5.0, la visión de Japón para el siguiente paso en la evolución humana tras las etapas de cazador-recolector, agrarias, industriales e incluso de la sociedad de la información. Con esto se pretende mejorar la competitividad industrial y hacer una sociedad más adaptada a las necesidades individuales, cambiando las estructuras sociales utilizando los datos existentes. Para ello se reconoce que una sociedad que envejece estimula la demanda de productos y servicios de cuidado y bienestar, lo que a su vez impulsa la innovación en robótica e inteligencia artificial. Así con una fuerza laboral más pequeña se busca una mayor eficiencia en las empresas una mayor demanda de mejores habilidades para utilizar mejor los avances tecnológicos, según la visión de la Sociedad 5.0. “Muchos creen que las economías solo crecen debido al crecimiento de la población. Sin embargo, la historia nos muestra que el crecimiento realmente ocurre cuando las habilidades de la sociedad reflejan sus oportunidades económicas”, dice la página del gobierno japonés.

Esta nación tiene raíces profundas, más ve hacia el futuro, y para muestra basta visitar Tokio con sus majestuosos templos, palacios y jardines convergen con un mundo futurista en donde los rascacielos desafían las condiciones altamente sísmicas del Japón. Tal es el caso de la Torre de Tokio con una altura superior a los 333 metros o el ascensor del edificio Sunshine que recorre los 60 pisos en 35 segundos, sumado a ello está el tren bala que alcanza más de 200 kilómetros por hora, obviamente es uno de los transportes públicos más eficientes del planeta.

La gastronomía está basada en los productos mar, a veces hay un pequeño riesgo al consumir alguno de sus platillos más tradicionales: el pez globo o fugu. Se trata de un manjar cuya exquisitez hace que valga la pena el riesgo, pues si el cocinero comete un error a la hora de extraer el veneno característico de este pescado, el consumidor sufrirá una intoxicación que cobra la vida del 65% de sus víctimas.

pais_dic_04

A ello se suma la cultura del manga que inunda el orbe. Poco después de la Segunda Guerra Mundial Tezuka Osamu desató la fiebre japonesa de publicaciones ilustradas similares a los cómics, sólo que se leen desde lo que para nosotros sería la última página. Muchos de ellos han llegado a la televisión a través de exitosos dibujos animados conocidos como animes, incluso el final de la serie de Dragón Ball Super se volvió un acontecimiento mundial del que México no estuvo exento.

Si bien durante ciertos periodos, como la revolución Meiji, renegó de algunas de sus raíces, hoy esta nación ve al futuro conservado sus tradiciones; el sumo sigue siendo el deporte nacional, dando un ejemplo de que la modernidad y la historia pueden ir de la mano.