Tradiciones de fin de año

Por: Lala Noguera / Impulso Sostenible Agavería, A.C.

lala_dic_01

Va acercándose poco a poco el fin de año y con ello las fiestas navideñas y el recuento de todo lo vivido en el año que culmina, pero ¿cómo entendían el paso del tiempo nuestros antepasados?

La fiesta del año viejo y el año nuevo tiene para varios grupos indígenas de nuestro México suma importancia, pues se realizan ceremonias de importancia, como por ejemplo, de cambio de poderes, de bastón de mando. El bastón es el símbolo del poder de las autoridades civiles indígenas.

– Los huicholes de Jalisco y Nayarit hacen numerosos rituales que se prolongan por seis días, con el objetivo de conmemorar la renovación de poderes, en ellos se brinda siempre con un buen vino mezcal o su tuba.

– Entre los tzotziles y tzeltales de Chiapas, se hace “El cambio de bastón” de las autoridades civiles y religiosas del pueblo, se brindan en Comitán con Comiteco, que es un destilado de puque y panela.

lala_dic_02

–  Los zapotecas del Istmo celebran sus velas, calendas y tiradas de frutas en los diferentes pueblos que conforman la región. Al finalizar el año, se dan dos manifestaciones peculiares: el regalo de los Tanguyu y la elaboración de El Viejo. La primera consiste en regalar a los niños y niñas zapotecos muñecos de barro, caballos con jinetes, muñecas con faldas de campana con bebés en los brazos y canastas de frutas sobre la cabeza, ollas, molcajetes y platos diminutos. La segunda, consiste en la elaboración de El Viejo por los niños, usando ropas raídas, por cabeza se le coloca un coco, se le rellena de elotes y cohetes, se le pone un sombrero y un cigarro. Dos o tres días antes del Año Nuevo, es puesto al frente de la casa con un recipiente para recabar su limosna, que es empleada para comprar más cohetes y golosinas. Al llegar el último día de diciembre, a las 11 o 12 de la noche, se inicia la quema de El Viejo, con lo que se termina el año y se inicia otro, sin duda Oaxaca entera brinda con bendito Mezcal.

lala_dic_03– La tradición de representar al año viejo como un hombre anciano, con ropas raídas, también es compartida por varios grupos indígenas de Tabasco y Veracruz. Tal es el caso de los chontales de Tabasco o los mixe-popolucas, quienes realizan una danza  conocida con el nombre de El Chenu, que es como le denominan al año viejo. Niños y jóvenes se disfrazan de diablos, vestidos con ropa de color rojo, máscaras con cuernos, cola y un tenedor largo construido de madera, algunos se disfrazan de viudas vestidas de negro, semejando estar embarazadas y su papel es llorar a la hora en que se quema El Chenu. Otro personaje es un loco vestido con ropa cubierta de costales y, sobre estos, una gran cantidad de ramas de espinas y chichicaste; los niños le jalan las ramas y le gritan. En esta danza se representa una batalla entre el mal y el bien. Al terminar la batalla se quema El Chenu, unos brindan con aguardiente, otros con pulque y en Veracruz con su refino destilado del agave.

– Para muchos mestizos y en las ciudades, principalmente, el Año Nuevo consiste en una cena a la media noche, donde se reparten 12 uvas a cada comensal. Cada uva representa un mes del año y debe comerse cuando suena cada campanada del reloj a las 12 de la noche, al mismo tiempo uno va pidiendo un deseo por cada uva. También algunos acostumbran estrenar alguna prenda de vestir, simbolizando con ello una idea de renovación de los propósitos de vida, y se brinda con ponche y piquete de tequila, hoy con mezcal y su boom, con el sotol primo del agave, bacanora de Sonora, Raicilla y Tuxca de Jalisco y Colima y el pulque bendito dulce tormento, ¿qué haces allá afuera? Métete pa´ca adentrito.

¿Qué tradiciones sigues para comenzar el año nuevo?

Con mucho gusto te doy las gracias a ti lector por leerme mes tras mes desde hace ya dos años y medio, en donde he tratado de llevarte la cultura del agave y sus derivados, llevarte también los rostros en el campo que día a día trabajan, cuidan y conservan las tradiciones desde el inicio de la vida humana en este territorio basto, lleno de magueyes, ellos, sus guardianes nos transmiten su alegría, sus saberes y habilidades.

En este mes que inicia y que marca también el término del 2018, deseo de todo corazón que Mayahuel abrace tus sueños y se vean realizados todos tus anhelos para 2019.

Te pido sigas haciendo local, fortaleciendo el campo a través de tu preferencia de lo nacional sobre lo extranjero, que sigas degustando: Pulque, Mezcal, Tequila, Bacanora, Raicilla, Tuxca, Refino, Comiteco, entre todas, las bebidas que emanan del agave bendito de esta tierra pues seguiremos insistiendo en que:

“Todo México es territorio AGAVE”  Salud y abrazos.