Migración, tema principal del FICJM

Por: Rosaura Cervantes Conde

cine_ene_01

Del 18 de enero al 7 de febrero de 2019 se realizará el Festival Internacional de Cine Judío en México (FICJM), el cual tendrá presencia en más de 17 sedes en 7 ciudades.

Isidoro Hamui Hanoro,  director del FICJM  Películas Selección Oficial FICJM comentó que en esta ocasión se eligieron siete películas, y cada una de ellas con reconocimientos:

– “Ser niño de nuevo”, una co producción entre Canadá-Israel-México, dirigida por los mexicanos Gabriel y Moy Volcovich.

– “El Árbol del Higo” de Israel, ganadora de festivales que se hizo acreedora de: Toronto International Film Festival, Israeli Film Academy.

– “Vaca Roja” de Israel, ganadora a mejor ópera prima, mejor largometraje y mejor actriz en el Festival de cine de Jerusalém.

– “El Desafío” co producción de Sudáfrica – Países Bajos, ganadora del Golden Calf por mejor actor y mejor guión.

– “Los disidentes” de Israel, selección de Jerusalem Film Festival.

– “Pinsky” de Estados Unidos, ganadora del premio del jurado del Santa Fe Independent Film Festival.

– “Tel Aviv en llamas” de Israel, ganadora de mejor película y mejor actor por Venice Film Festival.

 

-¿Qué reto representa en la actualidad realizar un festival de cine?

-Es un gran reto de todas las formas en que le veas, aunque  el principal, definitivamente es el económico, porque se requiere el recurso para que la máquina pueda caminar; el contenido es igual de importante, porque sin contenido la gente no va, así que las dos cosas en conjunto es lo que puede llevarte a tener éxito o al fracaso, y la gente está muy al pendiente de qué películas traes.

Otro de los retos más grandes que hemos tenido, sobre todo, es con el cine digital, que ahora rápidamente llegan las películas a alguna plataforma (Netflix) y los DVD’s cada vez existen menos, entonces encontrar una muy buena película ese es otro, y que a su vez no esté vendida o comercializándose en México, era el siguiente.

-El tema central del festival es la migración y el 2018 fue definitivamente un año importante en este rubro.

-El tema se eligió desde hace más de un año, se hizo la planeación, la estrategia y nosotros elegimos esa temática que coincidió que tuviera cada vez mayor auge, y la selección se hizo no por el tema político sino porque creemos que la cultura realmente puede ayudar a romper fronteras y llevar información de un lugar a otro.

Señaló que una de las finalidades del Festival Internacional de Cine Judío en México (FICJM) es traer películas de difícil acceso para nuestro país, y esta es una forma de romper esa frontera de una película hecha en Europa o en Palestina. Enfatizó que todas las películas están buenas, hay para cada perfil de persona y todas tienen algo especial.

Isidoro Hamui Hanoro añadió que por primera ocasión está participando una película mexicana, que si bien se trata de una coproducción entre México, Israel y Canadá, está dirigida por mexicanos que vivían en Israel y crearon toda esta propuesta de “Ser niño de nuevo”, un documental de 50 minutos, que aborda lo que está ocurriendo en Medio Oriente, pero visto a través de los ojos de los niños: “¡Está padrísimo! Tiene una esencia más pura y creo que es lo más bonito de esa película”.

Hamui Hanoro destacó que el Festival Internacional de Cine Judío, es el festival con mayor audiencia que se tiene en el mundo. Nosotros en México podemos llevar las películas a más de 50 mil personas, y la mayoría de los asistentes no es gente de la comunidad (judía), y eso es muy bonito y de lo cual me siento muy orgulloso de nosotros, eso es reflejo del respeto, tolerancia, apertura que existe como sociedad…

Si hago un comparativo con el resto de los festivales en otros países, en México la comunidad judía es bastante pequeña comparada con otros lugares del mundo; es el país donde más gente va a ver películas de festival de cine judío sin ser gente de la comunidad judía, y vale la pena remarcar, que la mayoría son jóvenes. En otros festivales judíos en el mundo llegas a la sala y ves gente mayor.

Entre las nuevas sedes que se incorporan este año, están Cinépolis Plaza Toreo en Ciudad de México y Cinépolis Plaza Morelia. El Festival  Internacional de Cine Judío en México (FICJM) dará inicio a su primera etapa del 18 de enero al 7 de febrero en Cineteca Nacional, centros culturales, comunitarios y 17 sedes de Cinépolis. Para este 16º FICJM, el festival tendrá presencia tres semanas en la ya tradicional sede de Interlomas.

Para concluir, Isidoro Hamui resalta los valores del FICJM: cooperación, respeto a las diferencias y la libertad de expresión. ¡Por un cine sin límites!

 

 

Selección oficial

“El árbol de higo” (Israel) ganadora del premio por la mejor fotografía (2018) por la Israeli Film Academy y ganadora del premio del Eurimages Audientia Award del Toronto International Film Festival, al mejor director Alamork Davidian. Basada en la historia real de cientos de emigrantes judíos etíopes, que desesperados por la inacabable guerra civil deciden huir a Israel; la trama se centra en una adolescente de 16 años que se cuestiona el por qué su novio (no judío) no puede acompañarlos en el éxodo.

“El desafío” (Sudáfrica- Países Bajos) ganó el Golden Calf (2017) al mejor actor y mejor guion. La historia se desarrolla en el contexto de una Sudáfrica gobernada por la segregación racial, resultado de años de colonización que definieron que los habitantes originarios de Sudáfrica son extraños en su propia tierra. Entre la década de los 50’s y 60’s el movimiento anti segregacionista de Sudáfrica alcanzó auge sin precedentes, situación que desembocó en el encarcelamiento de sus líderes. Bram Fischer, abogado sudafricano, defendió a Nelson Mandela y un grupo de activistas judíos, acusados de traición y comunismo.

“Los disidentes” (Israel) es otra historia sobre migración y prejuicios de tipo cultural. Seleccionada para la función inaugural del Jerusalem Film Festival (2018), este largometraje contiene un mensaje político contundente. “No exclusión”. La película se remonta a 1983 cuando el recién formado partido Ultraortodoxo que en un principio buscaba reivindicar a los judíos árabes y sefaradíes ante la hegemonía de los judíos europeos.

“Pinsky” (Estados Unidos) es una de las dos comedias que están incluidas en la Selección Oficial del FICJM para este 2019 y retrata la vida de una mujer adulta promedio, que tiene un departamento, trabajo y pareja. Sin embargo, cuando las malas noticias llegan, dicen que no llegan solas. Al tiempo que se entera de la muerte de su abuelo, también es abandonada por su pareja. Esta crisis por la que atraviesa es aprovechada por su familia para relacionarla con un chico judío, el problema es que a Sofía Pinsky le gustan las chicas. Esta comedia fue ganadora del premio del jurado del Santa Fe Independent Film Festival (2017).

“Ser niño de nuevo” (Canadá- Israel- México) es el único documental en la Selección Oficial, se trata del único documental que está co producido entre: Israel, México y Canadá. Se trata de una monografía de la diversidad de Israel, vista a través de los ojos de niños de diferentes regiones y estratos sociales en Israel. Dirigida por los mexicanos Gabriel y Moy Volcovich, este documental nos habla de aquellos que están creando el futuro.

“Tel Aviv en llamas” (Israel) es la segunda comedia de nuestra selección y fue ganadora de los premios a mejor película y mejor actor en el Venice Film Festival (2018), además del premio a mejor película en el Haifa International Film Festival (2018). El filme se basa en la historia de un joven guionista palestino, que al entrar en contacto con un soldado israelí, empieza a obtener de él geniales ideas para el guion de la serie que está desarrollando. El conflicto viene cuando el desarrollo del guion empieza a crear diferencias entre su fuente de inspiración y los patrocinadores de la serie.

“Vaca roja” (Israel) trata sobre los conflictos de una adolecente de 16 años: el amor, sus creencias y su despertar en los asuntos de la política, son algunos de ellos. Esto en el contexto de los días que siguieron al magnicidio de Isaac Rabin. A este panorama, que a veces se antoja confuso para la protagonista, se suma la aparición de una vaca roja, que está bajo la custodia de su padre y que señala la llegada del mesías y el fin de los tiempos, según la biblia. Ganadora de los premios a la mejor ópera prima, mejor largometraje y mejor actriz en el Jerusalem Film Festival (2018), esta es una de las imperdibles del festival. El cine contemporáneo, en sus temáticas, historias y discursos; va borrando cada vez más fronteras entre las categorías tradicionales que en alguna ocasión hemos establecido en selecciones anteriores. Hoy un filme nos puede hablar de ciertas perspectivas del conflicto en medio oriente en las que no reparamos. O bien nos puede hablar de ciertas tradiciones, al tiempo que nos muestra la fisonomía de un Israel moderno o en vías de gestión. Es esta Selección Oficial una dedicatoria a nuestro slogan “Un festival sin fronteras”.