Perla Encinas: ahora cualquier improvisado es actor.

Por: Kury Galeana

actriz_ene_01

Su belleza y carisma igual engalana melodramas televisivos que espacios publicitarios, actualmente aparece en el melodrama televisivo La Taxista (Cadena 3) y muy pronto la veremos en la cinta El Callejón, por la cual ya mereció el premio a la mejor actriz en el  LIFFT India Filmotsa.

Nos narra que desde niña jugaba a cantar y a bailar: “Quería ser actriz y cantante, ya ves que en esa época todas eran actriz y cantante, y además cantaban el tema de su telenovela. Yo admiraba mucho a Lucerito, ella era como mi modelo a seguir, porque aparte yo veía que era tranquila, muy trabajadora, nunca estaba en escándalos, me encantaba; después, también empecé a seguir a Selena y a Alicia Villareal”.

“Cuando entré al CEA (Centro de Educación Artística de Televisa), hice la audición en Sonora, en la carrera de actuación me sentí más segura, eso me respaldaba. En cambio de cantante, empecé a ver que había mucha gente que cantaba divino, que tenía como un don extra, entonces fui dejando la cantada, aunque siempre me llamó la atención, porque es otra forma de interpretar y de sacar las emociones. Ya después me contraté un maestro personal, ya canto mejor y con buen nivel, no estoy planeando ser cantante, pero sí quiero estar preparada para cuando un personaje tenga que cantar o se vuelva a usar que se interprete el tema de mi novela, lo que sea o lo que se ofrezca. Sé que en Hollywood los actores se dedican a ser actores y esa es como una ambición, cuando me llega un personaje con cierto grado de dificultad, tener las herramientas para interpretarlo bien”.

Debutó con el pie derecho interpretando a Dafne en el Show de Scooby-Doo, se trató de un proyecto internacional que llegó de Inglaterra a Latinoamérica con gran presupuesto; aunque no se presentó en México porque no se llegó a un acuerdo económico, la gira internacional fue un éxito. El personaje parecía hecho para ella: “es muy coqueta, me encantan esos personajes, mucho más que el de la estudiosa, por ejemplo”.

Posteriormente participó en la telenovela Yo amo a Juan Querendón; protagonizó varios capítulos de Mujer casos de la vida real, y en Corona de lágrimas formó un triángulo amoroso con Chema Torres y África Zavala; después la vimos en El señor de los cielos y Paquita la del Barrio por mencionar sólo algunos proyectos.

“Ahorita estoy haciendo publicidad, es algo que me ha salvado la vida en más de una ocasión, incluso en otra telenovela que estuve, La vecina, pues no me pagaban tan bien, y eso fue lo que me sacó a flote.

Destacó que para este año tiene una película, El Callejón que terminamos hace dos años, se fue a Nueva York Latino Film Market, y ha estado en varios festivales, ha ganado varios premios a mejor película, mejor dirección, y espero ya la distribución en México (febrero 2019 tentativamente)”, refiere.

El Callejón es una cinta a la que le tiene gran afecto, al responder las preguntas sus ojos soñadores se iluminan al mencionarla: “Es una trama muy bonita, muy real, con la que cualquiera se puede sentir identificado, tiene un ambiente y una atmosfera de pueblo de 100 habitantes, donde no puedes hacer ningún movimiento en falso porque ya te juzgaron, ya te cacharon, ya te tacha la gente. Es una película que se cuenta bien, no hay efectos especiales, no hay balazos, es un respiro a todo lo que se está viviendo y a todo lo que se está haciendo ahorita que es mucha producción, pero no siempre es una historia que se cuenta. Es una trama bien contada y se siente la pasión del equipo. Tiene música country que es un nicho peculiar, no tan comercial”.

Aunque el estreno comercial se demoró, hoy parece más actual que nunca, por el tema de la migración: “Ya tuvo su etapa festivalera, tiene una formula muy bonita, soy una mujer que mi esposo se fue junto con mi hermano a Estados Unidos a buscar una oportunidad y a mandarnos dinero a los que nos quedamos. Mira, cuando la filmamos todavía no pasaba ni lo de Trump ni la caravana de migrantes, pero es un tema que siempre ha existido”.

actriz_ene_02

Entrevistada en un momento donde se discute cómo distribuir el presupuesto y qué proyectos fílmicos impulsar con fondos públicos, opina: “Películas que aporten algo a la cultura, que las puedan ver adolescentes y no sea de ‘no mi hijita no veas eso’. Que estén bien contadas, a lo mejor gente con experiencia, un concurso real donde sí gane un proyecto que valga la pena, no solo porque mi cuate es fulano o me van a pasar una lana”.

Actualmente participa en La taxista, proyecto sobre el que comenta: “Es un personaje padrísimo porque inicio siendo muy tonta, inocente, muy fresa, cegada, nunca sospecho de mi marido (el villano) y después ya es demasiado, tengo que agarrar la onda, sobre todo porque llega un amor de juventud”.

Llama la atención que pasó de la principal televisora nacional a una que empieza, nos comenta: “Me pagaron mejor, me negociaron muy bien, tuve un buen personaje y es una cadena que trae todas las ganas, el empuje. No se debe demeritar que es un canal joven, porque hay gente de Televisa, de Azteca, de Argos. Los ratings no se pueden comparar con Televisa que tiene su público cautivo desde hace más de 50 años, acá tenemos un rating considerablemente menor pero el producto que estamos haciendo es con toda la pasión”.

No obstante, que México inventó la telenovela, turcos, colombianos y brasileños nos han ganado mucho terreno, Perla opina: “Los mexicanos somos los que desdeñamos ese género, pero tanto los que estamos detrás de cámaras como del otro lado de la pantalla tenemos que valorar ese producto, que nos ha retribuido mucho y que lo valoran más en otras partes del mundo. Somos muy malinchistas y optamos mejor por lo que se hace en otros países, que cabe destacar que además ellos se pusieron la pila y dijeron: ‘ellos bajaron un poco la guardia, y los demás también podemos’. Ahí van también, yo vi El cartel de los sapos, la primera, y Sin senos no hay paraíso, la producción era más pobre, ahorita sí le están metiendo todos lo kilos, pero lo hicieron con todo el esfuerzo y contando buenas historias”.

Te gusta interpretar a mujeres fuertes: “Soy feminista pero en un sentido diferente, no es el caso de ‘no me depilo’ y esas cosas, un feminismo más relacionado con la equidad de género, no de ‘¡puras mujeres, puras mujeres!’, una cosa balanceada. Hay ciertas inteligencias que las mujeres desarrollan más que los hombres y otras cosas para las que los hombres son mejores, no hay que pelearse con eso; a lo mejor puede haber un hombre y una mujer que logró colarse al talento que ellos desarrollan o al revés, la fuerza (física) del hombre es mayor, no podemos pelearnos con eso”.

El teatro es algo que quiere retomar este 2019: “Para todos los actores es súper importante hacerlo porque manejas otra energía que no cualquiera. Bueno, ahorita la onda está muy natural y ‘menos es más’, pero en teatro tienes que lograr eso proyectándolo a la última butaca, que se escuche con micrófono o sin micrófono, y es una técnica que ya casi nadie la desarrolla porque ahora cualquier improvisado es actor y no me parece”.

El compartir escena con alguien sin formación actoral no es fácil, explica: “Te quedas solo en el escenario, te vas acostumbrando a resolver tú lo que el otro no te da porque actuar es un estímulo, yo digo para que tú recibas y tú me mandes, es un ping pon; si el otro no te da, tú solito te lo generas”.

Si bien no le ha llegado el protagónico de la telenovela estelar, hoy se enfoca en otros objetivos: “A lo mejor no tiene que ser un personaje protagónico el que te catapulte y te dé el reconocimiento de la gente, también puede ser un personaje de soporte, un antagónico o algo así. Ahorita, cualquiera es famoso, incluso la perrita Frida resultó una heroína (imagen mediática de los rescatistas caninos que estuvo en gira de medios mientras otros perros hacían los rescates en el sismo de 2017), poniendo ese ejemplo, ¿qué prefieres salvar viudas o ir de tour? Lo que nosotros hacemos es salvar almas, yo trabajo diario, pero no voy a hacer algo que este fuera de mis valores e integridad para poder ser famosa. Cada quien se va forjando el camino la fama, si viene, bien, si no, ni modo”.

Para concluir se describe: “Yo soy real, honesta, completa, tratando siempre de completarme, de ser mejor, de ser disciplinada, mi trabajo me ha costado, antes era un desastre. Yo sí soy muy pretenciosa y pretendo muchas cosas de alcanzar y lograr. Me gusta vivir bien, rodearme de gente que me aporte. Soy camaleónica y versátil, en la publicidad soy como la mamá joven y en la tele me he manejado más como la chica guapa”.

Redes sociales:

Twitter: @PerlaencinasL  https://www.instagram.com/perlisencinas/?hl=es

https://www.facebook.com/PerlaEncinasL