Otra conquista: Leonor Cortés Moctezuma, hija del amasiato de Cortés y Tecuichpo,

Por: ARTURO RÍOS RUIZ

*Su madre fue esposa de Cuauhtémoc

*De su padre heredó Coyoacan

*Casó con Juan de Tolosa, minero de Zacatecas

personajes_feb_01

Cuando Cuauhtémoc fue capturado significó la derrota del Imperio Mexica; Hernán Cortés lo condujo a su residencia, así como a su esposa Tecuichpo -una mujer hermosa, de tez blanca y grandes ojos negros, larga cabellera y cuerpo bien delineado, lo cual, llamó la atención inmediata del conquistador-.

Cortés siempre fue calculador y tenía una enorme visión de los pasos que seguiría, por ello, se ocupó de convencer a todos los nobles de la caída de Tenochtitlán; después deberían abrazar la religión católica, iniciando con el bautismo.

Así Cuauhtémoc, en su turno, recibió las aguas bautismales de parte del padre Sebastián Olmedo, quien le bautizó con el nombre de Hernando de Alvarado Cuauhtémoc.

Era costumbre que el ahijado llevara el nombre de su o sus padrinos, de ahí que se entienda que sus tutores fueron Hernán Cortés y Pedro de Alvarado, los más enconados enemigos de la raza Mexica, mientras que su mujer, Tecuichpo, recibió el nombre de Isabel de Moctezuma.

Es bien conocido que Hernán Cortés, se distinguió por su proclividad a las mujeres, por eso, desde que conoció a Tecuichpo, la deseó y previó todos los momentos para esperar la oportunidad.

personajes_feb_02Recordemos lo que escribió Bernal Díaz del Castillo al referirse a ella: “bien hermosa mujer, para ser india”.

No hay detalles cómo fue, pero Hernán Cortés la convirtió en su amante a la que fuera esposa, primero de Cuitláhuac y después de Cuauhtémoc, era una belleza adolescente, si tomamos en cuenta que al unirse al primero, que era su tío, tenía diez años, once cuando se casó con Cuauhtémoc y 12 al llegar al conquistador que ya era un hombre que pasaba los 30 años de edad.

En la Cuarta Carta de Relación, Hernán Cortés escribió a Carlos V, que el emperador Moctezuma le encargó a sus tres hijas, que debía velar por ellas y que les entregaría una encomienda.

La mayor parte de los historiadores, ponen en duda la veracidad de lo afirmado por Hernán Cortés al soberano, más bien, se considera que a sabiendas que habría prerrogativas para la familia Moctezuma, fue una manera de congratularse con su compañera sentimental.

Cuando Cortés estaba casado con Catalina Xuárez, mantenía su amasiato con La Malinche, con quien tuvo a Martín, hasta que la casó con su capitán Juan Jaramillo, seguro, cuando comenzaba los galanteos a Tecuichpo, la esposa de Cuauhtémoc.

El conquistador que mantenía relaciones con Tecuichpo, más tarde la casó con Juan Gallego de Andrada, un español que llegó en la flota de Pánfilo de Narváez.

Gallego de Andrada, murió a escasos meses de haber contraído nupcias con Tecuichpo y poco después de esto, la hija de Moctezuma tuvo una niña de Hernán Cortés, que recibió el nombre cristiano de Leonor Cortés Moctezuma, lo que indica que no habían suspendido sus relaciones.

En 1528, Cortés se fue a España y Carlos V lo recibió con honores y lo nombró Marqués del Valle de Oaxaca, le entregó 22 villas con 23 mil vasallos y en 1530, regresó a la Nueva España, casado con Juana de Zúñiga, hija del conde de Aguilar. Con la señora Zúñiga, procreó a Martín, Luis, María, Catalina y Juana.

Hernán Cortés, tuvo una vida personal desordenada y cómo podemos observar, las mujeres fueron una debilidad constante, amén de que en este renglón de su manera de ser, debió tener algún don, porque se sabe, todas eran muy hermosas.

Lo anterior desecha lo que algunos historiadores afirman que Hernán Cortés violó a Tecuichpo, acción por la cual resultó embarazada y que por esa causa, la dama no agregó en su testamento a la hija que procrearon, pues fueron amantes antes y después del matrimonio con Juan Gallego.

La niñez de Leonor Cortés Moctezuma, es un misterio, más sí se conoce que un familiar de Hernán Cortés, el licenciado Juan Altamirano, la protegió hasta 1550, cuando la joven se casó con Juan de Tolosa, descubridor de las minas de plata de Zacatecas, en el conocido cerro de la Bufa.

Juan de Tolosa, llegó a América en la primera hornada de conquistadores que llegaron procedentes de Cuba, antes conocida como la Isla Fernandina, en honor al rey Fernando.

personajes_feb_03Una vez que el pueblo Mexica se rindió ante el ejército de Hernán Cortés, Juan de Tolosa, beneficiado por sus servicios en la conquista, se dirigió hacia lo que hoy se conoce como Zacatecas y en la población de Tlaltenango, entre marzo y mayo de 1530, tuvo que defenderse de los nativos que se mostraron rijosos por defender su tierra, que estaba destinada a pertenecer a la Nueva Galicia.

En ese lugar, Juan de Tolosa, recibió unas piedras por parte de los nativos, bastó un análisis superficial para comprobar que las rocas contenían plata de buena ley, por lo que pidió a los naturales lo llevaran al lugar donde las encontraron y de esa manera, llegó al aún famoso cerro de la Bufa.

Junto con Diego de Ibarra, Cristóbal de Oñate y Baltasar Temiño, realizaron exploraciones en el cerro de la Bufa y encontraron poca plata, pero el cargamento obtenido fue trasladado a Nochistlán, que en aquel momento, fue fundado como Guadalajara y capital de la Nueva Galicia.

Más tarde, se fundó la hoy capital del actual estado de Jalisco, y el 20 de enero de 1548, realizaron la fundación formal de lo que hoy conocemos como la ciudad de Zacatecas.

Juan de Tolosa, 20 años mayor que Leonor, que sin duda fue una mujer muy bella, además heredó de su padre Hernán Cortés parte del inmenso cacicazgo de Coyoacán, que compartió con Juana Guzmán, Luis Cortés Moctezuma, Francisco Hidalgo y Juan Hidalgo Cortés y Moctezuma Guzmán.

Todos parientes y llama la atención el nombre de Luis Cortés Moctezuma que llevó sus mismos apellidos que Leonor, sin que exista información fiel que denote cuál fue el parentesco entre ambos. La propiedad de Leonor, comprendía hasta lo que hoy es la Alcaldía de La Magdalena Contreras.

En la cláusula 23, folio seis del testamento, Hernán Cortés ordena que a sus hijas,  Doña Leonor y Doña María, sus naturales, les sean dadas -a cada una-, para sus dotes y casamientos diez mil ducados de su hacienda, los cuales mandó y encargó para cuando esto aconteciera.

La pareja tuvo una hija de nombre Isabel de Tolosa Cortés y Moctezuma, la cual fue casada con Juan de Oñate en 1580, quien a su vez tuvo dos hijos, uno de nombre Cristóbal Naharriondo Pérez Cortés y Moctezuma, y una mujer llamada María de Oñate y Cortés y Moctezuma.

personajes_feb_04Debido a los constantes ataques chichimecas a sus caravanas en su estancia en la región de Zacatecas, obligaron a Juan de Tolosa y Diego de Ibarra a construir de su propio peculio, un presidio o fuerte para resguardarse en la parte alta del Cerro de las Manzanillas.

Desde ahí se domina el extenso valle que lo rodea, incluyendo sus sitios mineros y el Camino de la Plata. Ésta fortaleza tomó el nombre de sus constructores y se fue modificando al paso del tiempo, tanto en su construcción primigenia como en sus usos.

Finalizaba el siglo XVI, cuando se había logrado pacificar la zona con los indígenas chichimecas,  esto no duró mucho porque inició otra revuelta con el bandolerismo regional el cual perduró hasta finales del siglo XIX.

A la fecha, “El Presidio Tolosa – Ibarra Fundadores” todavía sobrevive y permanece impávido e imponente, orgulloso y altivo, mostrándonos sus gruesos y altos muros de piedra centenarios.