Las multinacionales quieren más Mezcal

Por: Lala Noguera ./ Casa Azteca México

lala_marzo_01

La realidad es que el mezcal se exporta mucho más del que se consume en México, aproximadamente del total de producción con un inventario georeferenciado, comprende de más de 21 millones de plantas registradas, dos millones y medio de litros son para el mercado interno, y tres millones y medio se exportan, lo que representa un crecimiento sostenido anual del 25 por ciento en volumen y valor.

Las transnacionales están haciendo lo posible para llevarse el mezcal a todos los rincones posibles del planeta, hoy en día podemos decir que se están rompiendo los récords de exportaciones. Sin embargo, este gran auge tiene otros tintes que no concuerdan con la dimensión del éxito, en la que muchísimos productores del campo del mezcal han pagado el precio al no tener suficiente planta de agave para suministrar la sed del mercado extranjero.

lala_marzo_03Las empresas trasnacionales han empezado a involucrarse en absolutamente todos los procesos de las cadenas productivas del mezcal, o sea, desde el cultivo de los magueyes llegando a su producción hasta su comercialización, lo que repercutirá en un futuro inmediato en forma negativa para los productores locales, igual que le esta pasando a la industria del tequila.

¿Qué es lo que sucederá si esto llega a pasar? Con la finalidad de acaparar el mercado del mezcal, se aprovecharán poco a poco de los productores de los estados mayores (por su producción) como Oaxaca, Michoacán y Guerrero, y presionarán sobre los precios del maguey, rentarán tierras a los agricultores como ya se está haciendo, para entonces tener el poder en el mercado y control de la planta.

Tomemos el ejemplo del tequila y del riesgo que se corre, porque hoy en día ha ido repercutiendo sobre los productores locales, pues todos ellos al desconocer en cuánto se cotizará el precio del maguey, estarán sometidos indiscutiblemente a vender al precio que establezcan las trasnacionales.

El problema, si lo identificamos claramente, no es solo para los productores de la planta, también lo es para los maestros mezcaleros que tienen producciones modestas y podrían quedarse sin un mercado como tal, conformándose a su distribución local, es decir, la comercialización entre poblaciones como aconteció durante La Colonia.

lala_marzo_05Lo peor es que tampoco tendrán el mercado nacional y viéndolo desde el punto de vista crítico el mercado local peligra, pues este ya está dominado por ciertas marcas, que a su vez están protegidas por el CRM Consejo Regulador del Mezcal, con el único objetivo de empoderar las marcas de los hoy “Mi Reyes del Mezcal”, que además de acaparar el mercado con sus marcas, les compran a precios ridículos a quienes no están certificados por dicho consejo, entonces de cualquier manera el productor que no esta con una marca o no tiene la propia, y está a expensas de estas aves de rapiña.

La solución inmediata para evitar que suceda esto con el mezcal, será construir e implementar políticas públicas bien estudiadas, donde se permita un fortalecimiento de las cadenas productivas donde absolutamente todos estén integrados y participando de su propio futuro, es decir, desde los más humildes y pequeños productores hasta los más fuertes y grandes.

De otra manera el mezcal y otros destilados como la bacanora, la raicilla, el sotol, el refino, la tuxca, el comiteco, la charanda, los rones y la diversidad de aguardientes correrán un inminente peligro de caer en las manos de monopolios extranjeros.

Todo México es territorio del maguey, ¡Salud!