Luis de Seda y Oro

Por: Rosa María Guevara

torero_jul_01Luis Briones Siller, matador, nació en Monterrey, Nuevo León el 7 de octubre de 1920. Este regio se presentaría en la Plaza El Toreo de la Condesa el 31 de mayo de 1942, con el novillo Timbrero de la ganadería de Coaxamalucan. Alternó aquella tarde con Ángel Isunza y José Antonio Mora “El  Chato”. 

Desde muy chico le dijeron “El chinito de Monterrey” y “Luis de seda y oro”, parte de su niñez y adolescencia la vivió en Estados Unidos para regresar a los 17 a México, a Durango, edad en la que vivió su primer festejo taurino, al lado de sus hermanos, Félix y Raymundo. 

Su debut como novillero fue en 1940, algo accidentada por cierto, al lado de Edmundo Zepeda y Leopoldo Ramos “El ahijado del matadero”, y repito, fue algo accidentada porque recibió su bautizo de sangre con una cornada en el vientre.  

Posteriormente se presentó en “El Toreo de la Condesa” (1942) con muchas corridas memorables. Una de esas fechas fue la tarde del 15 de agosto de 1943, aún se recuerda aquella faena realizada al toro “valenciano” de San Mateo. En varias temporadas compartió cartel con Luis Procuna -su rival de ruedos-, por eso se escuchaba en plena época de oro del toreo el nombre de “Los dos Luises”.

torero_jul_02La alternativa llegaría en 1943 en su natal Monterrey. El Coliseo  le abrió la puerta y tuvo como padrino nada menos que a Fermín Espinosa “Armillita” con el toro “Llanero” de la ganadería Pastajé. Al mes siguiente, el 19 de diciembre tomaría la confirmación de manos de “Armillita” teniendo ahora como testigo a Carlos Arruza y como escenario el majestuoso “Toreo”, aquel día le tocó lidiar a “Abejorro” criado en La Punta. La segunda confirmación fue en Madrid el 2 de junio de 1946 con toros de la ganadería del Marqués de Villagodio, con otro padrino de lujo, Rafael Albaicín. 

Su primera cornada la recibió en “El Toreo” el 4 de octubre de 1942, fue en el muslo derecho por un novillo de Torrecilla; en 1943 en Puebla se encierra con novillos de Lucas González Rubio; 1944 sufre otra cornada, ahora el turno fue para el toro de Sinkehuel en Mérida, Yucatán… Diciembre 3 de ese mismo año, en El Toreo recibe una cornada en el ojo de parte del toro Rondanero de La Laguna. 

En 1945 viajó a Venezuela, debutando en Caracas, en “El Nuevo Circo”, en dicha plaza alternó con Alfonso Ramírez “El Calesero” y Manuel Jiménez “Chicuelín” con toros de Torreón de Cañas.

Su hermano, José Luis Ramón, escribió el libro “Todas las suertes por sus maestros”, ahí describiría las creaciones hechas –entre otros- por su hermano: “La Brionesa, Mi hermano Luis toreaba muy bien, variado e imaginativo con el capote. Cuando Luis remataba una media verónica, primero le gustaba quedarse con el capote en un sola mano (ésta dependía del lado por el que hubiera rematado con anterioridad) y después también le gustaba quedarse muy cerca del toro, muy metido en sus terrenos; como normalmente el animal repetía, para quitárselo de encima Luis improvisó un remate que vino a llamarse la brionesa, por nuestro apellido. La brionesa viene a ser la réplica del pase de pecho, pero con el capote”.

torero_jul_03“Antes de ejecutar la suerte hay que ganarle un paso al toro desde la posición en que nos hayamos quedado tras la media verónica, y en el momento en que el toro mete la cara hay que abrir el compás, cargar la suerte y componer la figura exactamente igual que en un pase de pecho, haciéndolo pasar por debajo de nuestro brazo. Podría ejecutarse la brionesa con el compás cerrado (los pies juntos), aunque ni mi hermano Luis ni yo lo hacíamos así” 

“La brionesa es una suerte que no tiene gran dificultad ni peligro, porque el toro viene arrancado y el torero lo que hace es quitárselo de encima, llevándole largo y toreado. El problema es dejarle meter la cara, pero esto no ocurre solo en esta suerte, sino que es algo que hay que resolver en todos y cada uno de los pases que se le dan al toro. 

torero_jul_04La Reynera muy relacionada con la brionesa está la reynera, que también es la réplica de un pase por alto, pero con el capote. Se diferencian en que len la reynera, el capote se sujeta con ambas manos, muy cerca de la esclavina. Semeja una tafallera, aunque la abertura de las manos es mucho menor en este lance. (http://toroestoro.com).

Afuera de la Monumental Plaza México se encuentra una escultura de Luis Briones Siller, inmortalizado por el Maestro Alfredo Just Gimeno gracias a sus triunfos en cuanta plaza se presentó: América Latina, España y Francia (1947-1948), pero fue específicamente en esta arena que durante cuatro tardes logró demostrar su arte en soberbios triunfos. Su carrera también se trasladó al cine en cintas como “El Torero y la Dama” compartiendo créditos con la actriz, Katy Jurado. 

Y así, el 4 de octubre de 1964 sería la última vez que saldría vestido de luces, fue en Tijuana, Baja California, donde alternó con Juan Silveti hijo y Humberto Moro, con toros de Peñuelas. Murió el 22 de junio de 1981.