María Teresa Velázquez Navarrete, Presidenta de la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México

politico_jul_01El uso y función de los medios públicos es una discusión creciente, no sólo en México, sino en toda Latinoamérica. Los ejemplos sobran de casos donde viven en el abandono o son mecanismos de propaganda gubernamental, sobre dicho tema entrevistamos a María Teresa Velázquez Navarrete, presidenta de la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México, A.C. (La RED) y Directora general del sistema zacatecano de radio y televisión (SIZART).

Sobre los desafíos de los medios públicos, destaca: “Hacer una conclusión de todos los intereses de los involucrados en el servicio público. Estamos proponiendo establecer una red de redes y hacer alianzas estratégicas con otras radios comunitarias y públicas, televisoras públicas, con medios de comunicación de servicio social sin fines de lucro. Es el momento de aliarnos en una red de redes para hacer coproducción de contenidos, para tratar de hacer esa agenda que necesita el país para que nosotros abordemos los temas que por su naturaleza a los medios privados no les interesan, que es el bien común, trabajar para la sociedad, fortalecer audiencia críticas que nosotros estamos tratando de hacer desde la presidencia de la red. Es una responsabilidad de estar a la altura de las circunstancias de un país que ya creció”.

Con frecuencia en reuniones de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP o club de dueños de medios), se habla de competencia desleal, porque, alegan, los medios públicos son subsidiados por el gobierno y venden publicidad, la funcionaria refuta: “Lo desleal es que ellos se han hecho ricos con el dinero público del país, son los que más han recibido el dinero público. Los medios púbicos somos los que menos presupuesto hemos tenido. En este momento, para la transformación de los medios públicos y para hacerlos visibles, sí se debería establecer y desde un porcentaje del presupuesto total de comunicación del país para los medios públicos”.

Aclara que es legal y existe la posibilidad de hacerse de recursos extras a través de la venta de espacios: “El articulo 88 prevé que podemos vender patrocinios y vender servicios, además del dinero que se nos den los congresos de los estados”.

Explica la importancia de los medios públicos: “El bien común no lo trabaja nadie, porque para crecer como sociedad y democráticamente  tenemos que tener medios que tengan ese perfil, esa agenda que es de prevención, de orientación y de formar audiencia críticas. A los medios privados les interesa vender y tienen el espacio radioeléctrico para vender cada segundo, nosotros tenemos enfrente una persona a la que tenemos que defender sus derechos humanos, su dignidad y por eso necesitamos perfiles de medios de comunicación públicos que trabajen para esa ciudadanía, porque nadie más lo hace”.

Se ha criticado el uso en diversos países de los medios públicos para propaganda del régimen en turno, por lo que resulta importante preguntar a nuestra entrevistada, ¿cómo cuidar que eso no suceda en México? Ella propone: “Con un código de conducta y con un código de ética porque también tenemos grandes ejemplos como la Deutsche Welle, como la France Médias Monde, como la RAI que no son propagandistas y tenemos que crecer un poco o mucho dentro de la concepción de lo que son los medios públicos, porque muchos dicen <bueno si el gobierno te da el dinero es porque tú defiendes al gobierno. No, hay que trabajar para la ciudadanía>”.

Reconoce que con frecuencia los medios privados se ven influenciados por los intereses de sus patrocinadores, o sea que no son tan libres como pudiese pensarse, cosa que no necesariamente sucede con los dependientes del Estado: “Depende de la orientación y de la concepción que tengamos de estos medios y por eso hay que redefinir lo público, yo creo que estamos en el momento de reinventar la televisión, la radio y redefinir el servicio público”.

“Hay una agenda que a los medios privados les ha valido un soberano cacahuate el país, la violencia y muchos de ellos son responsables en gran medida de la violencia que vive el país porque nos han hecho escuelas de crimen y de violencia a través de sus medios de comunicación. En los canales públicos jamás se ha alentado el odio, estamos buscando con los tres pesos que nos tocan ver cómo podemos hacer más y llegar a más”, comenta.

politico_jul_02Cuando pregunto ¿cómo pueden ganar audiencias los medios públicos sin hacer contenidos que suelen ser muy populares pero no aportan nada a la sociedad?, expone: “No tenemos que hacer lo mismo, necesitamos ser innovadores el trabajo es muy grande en los medios públicos. Necesitamos innovar en formatos y contenidos, porque de pronto tú ves a las nueve de la mañana en un medio público un programa de revista como el de TV Azteca, ¿por qué? Eso no debe ser, debemos pensar en las audiencias de otra manera, hay que escucharlas en muchos sentidos”.

“A la audiencia no solo hay que tomarla más en cuenta en los contenidos, sino incorporarla a estos, que empiecen a ser esos consumidores, también productores de contenidos de mensajes y todas las organizaciones sociales tenga una vía de salida natural, lógica para sus contenidos”, expone.

Define el momento histórico: “Los medios públicos somos agentes de cambio, pero para ello tenemos que aceptar el desafío y la oportunidad de poder subirnos tanto a lo que nos vaya exigiendo la tecnología, a esas multiplataformas, pero también a ser innovadores de contenidos, a hacer una reflexión muy profunda de lo que significa lo público para que realmente podamos transitar por un camino seguro de hacia dónde nos lleva esta era, además de trabajar una alfabetización digital”.

El diagnóstico en la Red está en proceso: “Estamos haciendo un formulario para todos los asociados para saber ¿Qué tenemos? ¿Estamos realmente trabajando para las necesidades de una audiencia?, son asuntos muy complejos que vamos a ir desarrollando para tener en cuenta en este diálogo”. 

Como directora general del sistema zacatecano de radio y televisión, ejemplifica: “Mas de la mitad de la población (de Zacatecas) vive en Estados Unidos, o sea que si no teníamos programa de migración estábamos hablándole a menos de la mitad de la población y con los streamings y toda la tecnología podemos llegar ellos. Tenemos un programa que se llama “Sin fronteras”, que se transmite simultáneamente a Chicago y tiene una gran audiencia en California y Texas, tenemos asesorías jurídicas, hacemos historias de vida, también tenemos música de migración. Convocamos a las audiencias, lo peor que podemos hacer es subestimarlas, hacemos convocatorias para ver quién viene a trabajar con nosotros. Tenemos un noticiario infantil, hecho por niños”.