REPARTO DE CANDIDATURAS

Ramón Zurita Sahagún

Finalmente el frente opositor formado por los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano iniciaron el reparto de candidaturas con vistas a los comicios el primero de julio.

Primero lo primero coincidieron en que el abanderado presidencial fuese del PAN y el de la CDMX del PRD, candidaturas que recaerían en los propios negociadores, Ricardo Anaya Cortés, panista y Alejandra barrales Magdaleno, perredista.

Ya con esa negociación, continuaron con el reparto de las candidaturas a los restantes ocho gobiernos de los estados, donde el PAN saca mayor raja, ya que es quien gobierna los principales estados en disputa, después de la Ciudad de México.

Veracruz, Puebla y Guanajuato, son entidades gobernadas por los panistas Miguel Ángel Yunes Linares, José Antonio Gali Fayad y Miguel Márquez Márquez, respectivamente, por lo que los candidatos a gobernadores serán sugeridos o impuestos por Acción Nacional.

Además de la CDMX, el PRD gobierna las entidades de Morelos y Tabasco, por la vía de Graco Luis Ramírez Garrido Abreu y Arturo Núñez Jiménez, por lo que lleva mano en la designación de los abanderados.

En los restantes estados gobierna el PRI, aunque en uno de ellos (Chiapas) en alianza con el Partido Verde que puso al hoy gobernador Manuel Velasco Coello. En Jalisco y Yucatán, Jorge Aristóteles Sandoval y Rolando Zapata Bello, surgieron de las filas tricolores.

Por ser entidades no gobernadas por ninguno de los tres partidos del frente opositor, el reparto fue equitativo. Jalisco tendrá candidato de Movimiento Ciudadano, sin alianza de por medio; Yucatán será el panismo que tiene una gran presencia en el estado el que designe candidato y en Chiapas que fue gobernado hasta en dos ocasiones por PRD, será el sol azteca el que defina el nombre del aspirante.

Resulta curioso que de los nueve estados en disputa, el reparto sea equitativo, con tres gobernantes emanados del PRD, otros tres del PAN, dos del PRI y uno del Verde, partido considerado rémora del tricolor.

De acuerdo a lo que se advierte con antelación a los comicios, la situación se encuentra de la siguiente manera: los panistas podrían repetir victorias en Puebla y Guanajuato y añadir, con amplias posibilidades Yucatán y, tal vez, mantener Veracruz. Los priistas tienen en Yucatán y Chiapas, eventualmente, los únicos alicientes de triunfo. El perredismo podría ganar en Tabasco y con posibilidades, por la alianza, en Ciudad de México.

Jalisco es cantado será para Movimiento Ciudadano y MORENA, se alista para disputar Ciudad de México, Veracruz, Tabasco, Chiapas y Morelos.

En varios de ellos, MORENA inicia como favorito como sucedió en el Estado de México, esperando consolidar esas posibilidades de triunfo.

El partido de Andrés Manuel López Obrador tiene definidos a sus candidatos en esas entidades del país y cada uno de ellos ha sido recibido con beneplácito. Claudia Sheinbaum, CDMX; Cuitláhuac García, Veracruz; Adán Augusto López, Tabasco; Rutilio cruz Escandón, Chiapas y en Morelos se encuentra a discusión el nombre del abanderado, ya que el Movimiento de Regeneración Nacional podría apoyar al abanderado del PES, Cuauhtémoc Blanco.

De acuerdo con encuestas y sondeos la disputa en los distintos estados del país se dará en los siguientes términos.

En Tabasco, perredistas y morenos disputarán el gobierno estatal, con el añadido de que el abanderado del sol azteca llevará el respaldo de panistas y Movimiento Ciudadano, que le darán un cinco por ciento más de sufragios.

En Veracruz, panista y morenos serán los adversarios, con los priistas esperando colarse para hacer una contienda de tres y no de dos como aparente.

Puebla muestra un gran crecimiento de MORENA, aunque el panismo se mantiene al frente y con el respaldo de perredista y MC, podría ser determinante.

La Ciudad de México será el centro de batalla entre el candidato perredistas surgido del frente opositor y la de MORENA, con los priistas viendo la disputa de lejos.

En Guanajuato no hay más ley que la de los panistas ahora avalados por el sol azteca y el partido de Dante Delgado. Los priistas están demasiado lejos y MORENA casi no pinta.

Jalisco es solar de Enrique Alfaro el candidato de Movimiento Ciudadano que se dio el lujo de despreciar al frente opositor e irá solamente con el partido de Dante.

Chiapas pinta para un duelo entre MORENA y PRI, donde el candidato que proponga el PRD con ayuda del PAN y MC quedará relegado. MORENA muestra un gran respaldo en esta entidad vecina de Tabasco y es desde hace mucho zona de influencia de AMLO.

Yucatán es una entidad que ya fue gobernada por el PAN, pero reconquistada por el PRI con dos administraciones continuas y que se advierte, hasta el momento, como reducto del tricolor, con todo y que la principal ciudad, Mérida, la capital es gobernada por el partido blanquiazul. Una equivocación con el candidato tricolor podría ser de consecuencias terribles para el priismo.

Finalmente, Morelos se ve como un destino incierto, ya que el perredismo perdió mucho cartel con el nefasto gobierno de Graco Luis y los panistas fueron relegados en esa entidad que ya gobernaron hasta en dos ocasiones sucesivas, por lo que MORENA Y sus aliados podrían aprovechar el repudio hacia el gobernador.

 

EL GENEROSO HERIBERTO

 

Mikel Andoni Arriola, el flamantes aspirante priista al gobierno de la Ciudad de México reveló que la casa en la que vive fue un regalo de su suegro, el dos veces diputado federal del PRI Heriberto Galindo Quiñones, de quien se desconocía fuese tan generoso y tan rico.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com