¿INDEPENDIENTES EN CDMX?

Ramón Zurita Sahagún

La tan ahora moda de presentarse bajo la figura de candidato independiente se avista en cada uno de los cargos de elección popular que entrarán en competencia el año próximo.

Son muchos los que se preparan para entran en la disputa de los centenares de cargos, tanto en lo federal como en lo estatal y local que habrán de elegirse en 2018.

Uno de los principales (el más, después de la presidencial) es el de gobernante de la Ciudad de México, que estrenará Constitución y alcaldes, entre otras novedades, para el año próximo.

La figura de candidato independiente entrará en vigor por vez primera, ya que en 2012 todavía no operaba.

Es cierto que en aquella ocasión, el actual Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera jugó un poco con esa idea, pero fue avalado por los partidos de izquierda existentes en aquel momento.

Mancera ganó arrolladoramente, con el emblema, principalmente, del PRD, el poderoso partido que hoy se encuentra dividido, fracturado y penetrado por cabezas de playa.

Lejos está el sol azteca de ser lo que fue en aquellos comicios, donde Mancera impuso récord de votos y porcentaje de sufragios a su favor.

Ninguno de sus prospectos les da siquiera garantía de nada y se les ubica en un cada vez más distante segundo lugar de las preferencias ciudadanas.

El deterioro de los partidos políticos en la CDMX es enorme. El PRD como partido gobernante se desgaja, el PRI no encuentra resquicio para asomarse, el PAN es partido delegacional, el Verde no crece, MC, PT, PANAL y PES, no ganarían ni en la cuadra de su candidato, mientras que MORENA parece convertida en la opción más viable.

Sin embargo, dicho deterioro de los partidos políticos podría dar una posibilidad a un candidato independiente para competir con posibilidades de éxito, aunque no se ve por donde podría colarse este prospecto atractivo.

El candidato podría surgir del mundo empresarial, académico, intelectual, artístico, pero no político, ya que estos personajes con todo y que renuncien al partido en que militan no conmueven al electorado.

Hasta el momento no hay asomo de alguno de ellos, eso sí algunos cartuchos quemados, políticos de segunda clase, alzan la mano para ser considerados dentro de este rubro.

Todos ellos tienen una historia de fracasos en su haber, pero se presentan ahora como la solución para gobernar la capital del país, asolada por los fracasos del actual gobierno que encabeza Miguel Ángel Mancera, quien con todo y ello, pretende erigirse como aspirante presidencial.

Los ciudadanos capitalinos hartos de no ser tomados en cuenta y de padecer la fiebre de obras inconclusas desatadas en las postrimerías de la actual administración, podría optar por alguien ajeno a los partidos políticos.

A eso apuestan Ricardo Pascoe, Demetrio Sodi y Xavier González, quienes anuncian un proyecto conjunto por la vía de los independientes.

Se trata de políticos chapulines que lo mismo compiten por la izquierda que por la derecha, sumando fracasos una y otra vez.

La historia de Pascoe es ampliamente conocida, ya que formó parte de la LIII Legislatura de la Cámara de Diputados, representando al Partido Revolucionario de los Trabajadores y a la desaparición de este se sumó a las filas del Partido de la Revolución Democrática, siendo uno de los personajes cercanos a Cuauhtémoc Cárdenas.

Fue designado por Cárdenas delegado en Benito Juárez y luego compitió por la jefatura delegacional, perdiendo en las urnas. Abandonó ese partido y se sumó como simpatizante de Vicente Fox Quesada, por lo que este lo nombró Embajador en Cuba, siendo personaje protagónico en el episodio de “comes y te vas”.

Pascoe dejó el PRD se sumó como simpatizante del PAN y luego compitió, nuevamente por la jefatura delegacional en Benito Juárez por el Partido México Posible, fracasando otra vez.

Eso sí, para no quedar fuera de la política su amigo y hoy compañero de aventuras, Demetrio Sodi de la Tijera lo convido a trabajar con él en la delegación Miguel Hidalgo.

Demetrio es un caso similar que lo mismo lo encuentra uno en el Partido Revolucionario Institucional, que migra hacia el de la Revolución Democrática y recala en Acción Nacional.

Sodi de la Tijera fue diputado federal por el PRI en la LIV Legislatura, repitió como diputado, aunque ahora local en el extinto Distrito Federal por el PRD. Fue senador por ese mismo partido y candidato a Jefe de Gobierno por Acción Nacional.

Derrotado por gran diferencia por Marcelo Ebrard, encontró refugio como candidato panista a Jefe delegacional en Miguel Hidalgo, zona de confort del partido blanquiazul.

Los dos, Demetrio y Ricardo, aventuraron por diversas opciones y al quedar fuera de ellas, buscan otras alternativas.

El tercero en discordia es un personaje polémico, sin tanta trayectoria en la actividad política, aunque su postulación de hace algunos años generó controversia.

Xavier González proviene de la polémica familia González Torres, donde dos de sus integrantes buscaron ser candidatos presidenciales. Uno lo consiguió, Jorge, sin nada de éxito, el otro, Víctor no fue apoyado finalmente por el partido que lo avalaba.

Proveniente de familia de empresarios farmacéuticos, Xavier es primo hermano de Jorge Emilio González Martínez, poseedor de la franquicia llamada Partido Verde Ecologista de México.

Eso le permitió ser candidato a jefe Delegacional en Miguel Hidalgo, impulsado por el PVEM y apoyado por el PRI, aunque su presencia fue testimonial.

González empezó su campaña montado en un elefante, cuando su partido proscribía el mal trato a los animales, algo contrastante.

Estos tres personajes impulsan la figura de candidato independiente en la CDMX, lo que desanima a los electores.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com