EL PARAÍSO BOHEMIO DE TULUM

Por: Karla Aparicio

tulum_nov_02

Tulum no requiere de ninguna introducción, ya que es el epicentro de lo “trendy” y del movimiento bohemio de lujo en México, el cual se localiza a poco más de 145 kilómetros al sur de Cancún en el estado de Quintana Roo.

Esta ciudad pintoresca ha hecho bastante ruido entre la élite cultural, lo que prácticamente la convirtió en una institución para los neoyorquinos.

Estar en Tulum es enamorarse de uno mismo. Es un destino para explorar y ser, mientras se revela una parte más espiritual (y definitivamente mucho más fresca) de cada uno. La naturaleza aquí es un tema importante, que incluye la preservación de la flora y la fauna que está fuertemente en las mentes de cada persona que lo llama ‘hogar’. Tulum  es emocionante como destino, y su belleza definitivamente es intensificada por su naturaleza. Parece ser un lugar intacto ante un gran desarrollo, pero puede que no sea el caso en el futuro. Entonces, ahora es el momento de experimentar de este increíble lugar y saborear un área que se ha construido en las espaldas del verdadero artesano y proveedor de la “vida lenta”.

Maximiza tu viaje:

Sin duda un destino muy  popular para los viajeros más exigentes. Estar en Tulum es estar en un mundo diferente. Es encantador, excitante y completamente exótico. Se podría argumentar que no tiene un sentimiento mexicano muy fuerte, ya que es un mundo creado por una comunidad internacional de artesanos y visionarios. Independientemente, es verdaderamente único, aunque puede ser bastante caro. Los precios son comparables a la ciudad de Nueva York en la mayoría de los restaurantes, hoteles y boutiques. Dicho esto, no hay otro lugar como éste en el mundo.

¿Qué historia tiene Tulum para contarnos?

Tulum nos brinda un ambiente rústico y bohemio, siendo ideal para los viajeros que ansían el contacto más puro con la naturaleza y conocer gente de muchos países.

Es una de las ciudades mayas más visitadas y hermosas de México; parte de su encanto radica en que fue construida justo frente al mar Caribe.

Ubicada en un acantilado, Tulum es un Pueblo Mágico y una zona arqueológica única en el mundo, dotada de paisajes de ensueño.

El significado de la palabra Tulum es “muralla” en maya, aunque en sus orígenes esta ciudad fue llamada Zamá, lo que significa “amanecer” y era uno de los asentamientos más importantes dentro de la cultura maya.

Este lugar jugó un papel trascendental en la historia del pueblo maya, ya que fue un punto importante de comercio tanto marítimo como terrestre entre los siglos XIII y XVI, teniendo su gran época de esplendor al final del periodo clásico.

¿Qué nos ofrece Tulum?

Tulum es un lugar “alternativo” de Cancún y Playa del Carmen, es aún más tranquilo y está menos explotado por grandes corporaciones hoteleras y sin enormes centros comerciales. Sus hoteles son mas pequeños, en su mayoría ecológicos, “yoguis” y sin grandes poses, aunque debo reconocer que está creciendo a pasos agigantados, pero aún conserva su alma de pueblito mágico.

tulum_nov_03

¡Una visita a Tulum enriquecerá todo tu Ser!  

Cuenta con mucha historia, sus playas son de las más bellas que existen en México y hay mucho por hacer. En la comunidad de Tulum, se ofrecen bicicletas en renta, con las cuales se pueden recorrer toda la zona, así como dar recorridos en las playas. Hay que tomar en cuenta que los taxis de la zona son algo caros y además, el ciclismo es una buena manera de ayudar a la conservación del ambiente silvestre de Tulum.

Ofrece un ambiente relajado y hablar de sus restaurantes, es referirme a unas gastronomía realmente deliciosa, que todo en su conjunto hace que te sientas libre, ligero y tranquilo. Tulum, es ese lugar al que vas después de haber visitado muchos otros lugares de grandes lujos,  porque aquí el ambiente es distinto, muy natural, sin grandes pretensiones. Hay para quien gusta de un buen masaje, clases de yoga, temazcales. ¡Y ni mencionar los cenotes, que Tulum está rodeados de ellos!

Los paisajes, las noches estrelladas, las fogatas y el ambiente silvestre que definen a Tulum son una auténtica maravilla que cautivan a quienes viajan a este mágico rincón de México.

mo llegar:

En camión, se puede llegar con un poco de paciencia desde Cancún y Playa del Carmen.

También hay una carretera que comunica a Tulum con Valladolid y Bacalar. En transporte público, la forma más barata de llegar es la siguiente:

Desde Cancún: Colectivo hasta Playa del Carmen. Colectivo desde Playa del Carmen hasta Tulum.

Desde Bacalar: Colectivo hasta Carrillo Puerto. Colectivo desde Carrillo Puerto hasta Tulum.

 

A Tulum lo podemos dividir en tres zonas distintas

tulum_nov_04

1.-Tulum Zona Arqueológica 

Puedes  llegar fácil en bicicleta, hay que ir muy bien hidratados con bloqueadores y gorra, porque el tiempo expuesto al sol es sin duda bastante. Las bellas ruinas de Tulum se encuentran justo donde terminan las playas. Dicen que de las ruinas más hermosas son las de Tulum por estar situadas en acantilado junto al mar. Desde lo más elevado de Tulum, en un despeñadero impresionante, se contempla la tonalidad turquesa del Mar Caribe, en toda su magnitud.

Los edificios principales  funcionaron como un observatorio astronómico y como sistema defensivo y comercial. Se cree que esta ciudad maya tenía cierta autonomía respecto a las demás localidades.

Hasta la llegada de los españoles en el año 1518, Tulum se encontraba habitada, pero quedó abandonada tan pronto como se establecieron los ibéricos. La vegetación que crece en la zona, pronto cubrió Tulum y la dejó en el olvido, y tuvieron que pasar siglos para ser hallada.

Es interesante contratar al llegar los servicios de uno de los guías oficiales: puedes pasearte entre antiguos muros solo, pero para entender bien la función de cada una de estas construcciones viene muy bien la compañía de un experto.

2.-Tulum Pueblo Mágico

En esta parte de Tulum viven los locales, y está conformada casi por mitad extranjeros y mitad nativos de la zona. Puedes sentarte lado a lado con la gente local. Es muy interesante hablar con ellos sobre sus vidas y sus experiencias. Te invito a ir más allá y a hacer un esfuerzo para ver la playa que yo conocí y, espero, logres entender la vida de los lugareños que residen ahí. Hay tanta belleza en eso.

Hay hoteles a precios más accesibles que en la playa. Existe una gran oferta de bares con música en vivo, restaurantes, tiendas de souvenirs todas con un toque sencillo, pero artístico que las hacen únicas. Aquí se localizan los bancos, oficinas gubernamentales, correos, etc.

Tulum ofrece los sabores más ricos de Quintana Roo, aquí pueden saborearse suculentos platillos elaborados con mariscos y pescado y varios guisados también populares como los panuchos de pavo, la cochinita pibil y los salbutes.

3.-Tulum Playa – Zona hotelera.

A cuatro kilómetros aproximadamente del pueblo está la playa de Tulum. Hay una gran oferta de hoteles ecológicos sin luz eléctrica, que funcionan con plantas de luz. Lo que más se disfruta es que la mayoría de cuartos de hoteles son cabañas individuales que dan a la playa, y es uno de los lugares donde más espectaculares atardeceres he visto. Además, tiene playas hermosas, de delicada, fría y fina arena, en días soleados el mar se ve turquesa nos muestra una transparencia increíble.

Hay una gran oferta gastronómica de primer mundo,  con una decoración básica, romántica pero exquisita. Las coctelerías artesanales ofrecen “barman barbudos” en los que mezclan sabores poco comunes para sorprender y deleitar a los más sofisticados conocedores. El suave zumbido de la música en español sirve como banda sonora de esta maravillosa escena que adereza el espacio y el momento. Cada noche se puede experimentar un bullicio suave de los viajeros que meriendan bajo luces de las estrellas a lo largo de esta zona hotelera.

Hay elegantes boutiques artesanales con piezas de arte hermosas, mi favorita fue “Mexicarte”, la cual ofrece a los visitantes una muestra del arte popular de maestros artesanos de todo nuestro Mexico. Además, pueden mandar tus compras a la puerta de tu casa. Definitivamente es un lugar obligado.

Hospedarse en la playa de Tulum te proveerá un experiencia totalmente diferente, pues de verdad, puedes ver una tortuga desovar u observar bebés tortuga salir de su nido. Esta temporada, durante un paseo nocturno, no es necesario que te hospedes dentro de la reserva pues toda la playa es zona para anidar de varias especies de tortuga marina (carey y caguama, por ejemplo). Puedes inclusive inscribirte como voluntaria con alguna fundación local para vivir esta experiencia y ayudar a estos bellos animales.

Tulum fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, creo que es el sitio más fotogénico de la región y, quizá, del país entero. Es un lugar increíble, lleno de gente maravillosa y comida extraordinaria.

Esperamos que todos los invitados que visiten nuestro hermoso país se tomen el tiempo para apreciar este lugar de una manera más profunda, y vean todos los regalos que México tiene para ofrecer, lo que enriquecerá su mente, espíritu y  por supuesto el estómago.

“Soy Karla Aparicio y soy de Jalisco”