JAVIER GOMESOTO — Coloreando la luz

Por: Roxana Wiley Cota

artista_octubre_01

El artista plástico nos habla de sus inicios, de sus anécdotas y con la sencillez de los grandes maestros, nos revela las puertas que se abren en cada etapa de su vida. El mensaje lo da con su ejemplo, porque la pintura es un camino que encierra pasión y dedicación. Gomesoto se define como postimpresionista, por eso, más que pintar, pareciera que aprendió a colorear la luz, fabrica así la belleza de sus obras.

Buenas tardes Javier, nos complace recibirte en Revista Personae. Ya con las redes sociales es más fácil estar al tanto de tus exposiciones, por lo que a mí corresponde,  sigo tu trayectoria desde los 90´s.

Muchas gracias Roxana por invitarme. Ya son muchos años en que me he dedicado a la plástica y efectivamente las redes sociales nos unen desde hace tiempo.

Cómo fuiste de niño, ¿soñabas ser artista plástico?

Comencé a pintar a los 14 años, mi papá era publicista y yo me di a conocer como ilustrador publicitario. En ese tiempo me decían la Nadia Comaneci de los dibujantes.

La acuarela la comencé muy autodidacta en ese tiempo, pero ya tenía anuncios pagados que me encargaban las revistas. Yo por ejemplo hice el dibujo de la inauguración de Perisur, salió a dos planas y bueno, como esa, tengo muchas anécdotas a partir de ahí. Ya hasta los 24 años que conocí a mi maestro, fue que decidí seguir mi vida en la pintura.

artista_octubre_02

Javier, ¿ Quién era ese maestro que te impulsó?

Fui discípulo del maestro Demetrio Llordén, que ya falleció, él me dejó como legado el conocimiento de  los claroscuros, de atmósferas, de medios tonos, todas las bases de la pintura de academia de la época de españoles famosos como Joaquín Sorolla. Como ves, vengo de una escuela clásica. A partir de ahí comencé a trabajar la acuarela, pues mi maestro también era excelente acuarelista. Él era muy difícil de carácter, creo que por eso no fue tan conocido por muchos, pero sé que los coleccionistas conocedores lo reconocerán en el tiempo. Con él estuve 15 años estudiando, y aunque tomaba dos clases por semana, siempre en mi casa dibujaba y pintaba primero seis horas diarias, luego fueron ocho, hasta que me empecé a apasionar tanto que trabajaba 12 horas diarias. Así que fui avanzando rápido y di frutos. Fue una época de sacrificio, pero de mucho disfrute y aprendizaje. Tenía un despacho de publicidad con mi papá, así que cumplía en el trabajo y robaba un poco de tiempo de ahí y del sueño.

¿En qué técnicas prefieres pintar? Porque muchos piensan en ti como un gran acuarelista.

Gracias Roxana, me gusta mucho el óleo y la acuarela, son mis pasiones y por años las he trabajado. Tal vez por ser la acuarela una disciplina de más complejidad, por eso por su dificultad ha hecho que yo destaque más así. Pero como yo digo en mi frase: “En la acuarela nado y en el óleo patino, finalmente es un juego”.

artista_octubre_03

¿Qué se necesita para aprender acuarela?

La acuarela representa un reto, además no hay correcciones como en el óleo, para que tú la domines tienes que dedicarle de 4 a 5 años muy disciplinados. Ya hasta entonces cuando la dominas es muy fácil. Se necesita paciencia y mucha dedicación, mucho tiempo y no todos lo pueden tener. Actualmente de los “Millennials” solo tengo dos chavos que entraron a la academia como alumnos, pero en general, la gente quiere que las cosas sean rápidas y fáciles, pero como tú lo sabes, porque también eres artista, esto lleva mucho trabajo.

Así es. Nos puedes contar una anécdota que recuerdes con cariño.

Son muchas, pero te cuento que un día fui a una exposición de un pintor español en el Centro Asturiano, yo quise llevarlo a casa de mi maestro para que conociera su obra y le gustó mucho, luego lo invité a mi casa a tomar un tequilita y a cenar. Cuando vio colgadas en mi casa las obras, me preguntó quién las había pintado y le respondí que eran mías, fue entonces cuando me dijo que él quería recomendarme para que se me diera un reconocimiento de una academia muy importante en España, a la que perteneció Picasso. Me pidió que le mandara esas obras en vivo para que se sometieran a la evaluación de esta institución. Así lo hice y a los 3 meses me mandaron mi título de Académico Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de Santelmo de Málaga. Este título avala mi pintura con un rango a nivel superior.

artista_octubre_04

¡Gran reconocimiento! ¡Te felicito!

Si Roxana, y quiero contarte algo muy padre, pues hace poco tiempo, estando en una exposición mía en el Museo de la Acuarela, llegó el presidente de una organización internacional muy importante de acuarela, vio mis obras y se puso en contacto conmigo. Me invitó a exponer en Turquía con todo pagado, menos mi boleto de avión. Fui y me fue de maravilla, en uno de los días hubo una demostración en vivo de los artistas invitados de los diferentes países, todos teníamos que pintar a un soldado turco, pero yo llegué tarde pues se me había pasado, estaba comiendo con otros pintores de otros países y uno de ellos me recordó que tenía que estar en la demostración. Faltando 40 minutos para que terminara el tiempo, llegué y pedí permiso para comenzar, como no conseguí un lugar, puse una silla de playa que a veces uso a manera de mesa y ahí coloqué mis pinturas. Éramos 17 pintores trabajando. De repente una periodista llegó y me dijo: “Híjole, me encantó tu cuadro, dime tu nombre y de qué país eres”. Le dije que soy de México, le di mi nombre y le mostré mi Facebook. Le gustaron mis obras y al rato, camarógrafos de televisión española y de otros países también se acercaron a grabar mi proceso de obra. La musa de la inspiración estaba de mi lado, así que era sin duda fue mejor cuadro.

Imagino el estrés y luego la euforia. Esos son los momentos que nunca se olvidan.

¡Claro! Las puertas se abrieron a otros proyectos, pues ahí mismo la organizadora de Italia de la IWS, me invitó a hacer estas demostraciones a su país, y le dije que por supuesto, si me daba las mismas condiciones que me dieron en Turquía, que yo encantado me iba, y así me fui a Italia y me fue muy bien gracias a Dios, con muchas promesas de trabajo. Después regresé a dar un workshop y otras demostraciones en Urbino. Afortunadamente tuve mucho éxito. Esta misma persona me recomendó como uno de los 10 mejores artistas del mundo para una exposición en China y fue un honor representar a México allá. Fui con todos los gastos pagados, nos trataron súper, se gastaron una fortuna en este evento, teníamos un auditorio con dos mil personas y todos nos trataron como estrellas de rock. Nos iban nombrando al representante de cada país y a cada uno era una ovación, lo mismo para mí, que representaba a México. Fue una experiencia muy gratificante e inesperada. Los cuadros se proyectaron en unas pantallas gigantes y a mis cuadros los aplaudieron muchísimo.

artista_octubre_05

¡Que orgullo representar a México en un auditorio de esa categoría!

Si, además después de este evento, me invitaron a participar próximamente en una serie de exposiciones con cinco cuadros que dejé allá y se irán a Londres, a Milán y a algunas partes de China como Pekín, Shangai, Beijing, etc. Ahí hay mucha tradición de la acuarela y por lo mismo, muchos coleccionistas gustosos por ese arte. También me presentaré con tres obras y una demostración en Chihuahua próximamente en un evento de la International Watercolor Society.

Javier, eres un ejemplo de trabajo constante y bella técnica para tus alumnos y yo quiero que nos digas dónde pueden contactarte las personas interesadas en aprender contigo pintura.

Por supuesto Roxana. Los espero en mi página de artista en Facebook como: www.facebook.com/Gomesoto y les agradeceré que me manden un inbox o me escriban al correo electrónico javiergomesoto@yahoo.com.mx. También pueden llamar al teléfono 56615718. Doy clases por las mañanas, los miércoles de 10:30 a 12:30h, los jueves de 10 a 12 y los viernes es de 10 a 12 y de 4 a 6 de la tarde.

artista_octubre_06

¿Cuáles son los requisitos para tomar clases contigo?

Ninguno, solo querer aprender. Por lo pronto no doy clases a niños, quiero darme tiempo para abrir un taller para ellos, pero por el momento tengo alumnos adultos, estudiantes de diseño, pintores que estudian en San Carlos o en la Esmeralda paralelamente, y gente de la tercera edad. Como terapia tú sabes que la pintura es maravillosa. Cuando trabajas a partir de la observación, hay una conexión neuronal de la vista hacia el cerebro y del cerebro a la mano. Así haces trabajar a tus hemisferios. Ayuda mucho en nuestra salud.

En efecto Javier, el Arte es terapia y magia que alimenta el espíritu.

Nos despedimos de este reconocido pintor que con orgullo ha traspasado fronteras a través de su talento y disciplina. Ganador de varios premios internacionales y nacionales, entre ellos el preciado Premio Tlacuilo, que ha hecho suyo en varias ocasiones y el cual es el más alto galardón que se da en nuestro país para avalar su calidad de artista, como uno de los mejores acuarelistas del México actual. Sus obras se admiran en colecciones privadas y públicas. Cuenta con pinturas en exposición permanente en lugares como el Museo de la Acuarela de Toluca y en el Centro Cultural Mexiquense; igualmente en el Centro Asturiano y en el Casino Español de Ciudad de México. Más allá de nuestras fronteras su obra se exhibe en la Alcaldía de Stuttgart, Alemania; en la Alcaldía de Santa Fe, Nuevo México; en Prince Royal Gallery, Washington, D.C. y en Frazer Gallery, Washington, D.C., etc.

Seguramente seguirá el Mtro. Javier Gomesoto dando mucho en la pintura y cosechando anécdotas nuevas de éxito a través de su vida.