Sara Maldonado apuesta por personajes complejos

Por: Kury Galeana

actriz_agosto_01

Ha dejado huella a su paso por diversas televisoras, y ha protagonizado desde novelas rosas como Corazones al límite (2004) hasta narconovelas, donde encarnó nada menos que a Camelia la tejana, y hoy Sara Maldonado se pone en la piel de una periodista encubierta en Las Malcriadas, la nueva apuesta de TV Azteca.

La actriz nos habla de su personaje: “Laura Espinosa es una periodista que por un secreto de familia decide hacer una investigación encubierta e irse a trabajar como empleada doméstica a una casa de contratación. Empieza a descubrir a otras mujeres que tienen diferentes problemáticas y de ahí se empiezan a desarrollar todas esas subtramas que tienen que ver con temas actuales controversiales que se dan en México”.

Los últimos trabajos de nuestra entrevistada han estado alejados de la repetitiva historia de la Cenicienta, esto gracias a diversos cambios de la programación nacional, explica: “Antes, el consumidor solo tenía una opción, luego dos opciones que eran Televisa y TV Azteca, después Internet, creando contenido y teniendo más acceso a series gringas. La gente empezó a buscar esos contenidos y las televisoras tuvieron que hacer un reajuste de su programación y sus propuestas de proyectos, lo cual es muy bueno”.

“A mí me gusta mucho hacer televisión abierta porque le llega a muchísima gente, no todos tienen la posibilidad de pagar los canales de paga o de Internet, aunque ahora son bastante económicos, ya no entra solo el típico contenido de la telenovela rosa, de la mujer pobre que estaba esperando a casarse con su príncipe azul para lograr su sueño de Cenicienta”, complementa.

Cuando la cuestiono sobre regresar a aquel tipo de historias con que arrancó su carrera, responde: “Si hubiera la posibilidad, me encantaría hacer una novela como de época, histórica. La telenovela en si rosa no sé… la buena, buena, buena o la mala, mala, mala, la respuesta es no; a mí como actriz me interesa hacer personajes que sean complejos como los seres humanos, que tenga la personalidad negativa y positiva, dependiendo de las circunstancias. Entonces, como que el prototipo de la novela rosa, la verdad no, lo hice en el momento, fue divertido, pero ahorita con la oferta que hay de hacer personajes completos, con psicologías y temáticas diferentes, es mucho más retador y divertido como actriz”.

Sobre el personaje histórico que le gustaría interpretar comenta: “Yo leí la novela La sombra del ángel (Kathryn S. Blair), me enamoré de la historia de Antonieta Rivas Mercado, me encantaría poder interpretarla en alguna película, serie, obra de teatro o algo. Me encanta la época de los años 20 cuando en México se vivía el glamour, luego de postconflicto de la Revolución y el personaje es de esos que abrieron camino a México, eran artistas, dejaron de ser las mujeres sumisas, las madres de familia que nomás estaban cuidando la casa; fueron las primeras profesionistas, siempre con el apoyo del papá. Me recuerda un poco a mi familia, mi abuelo siempre quería que todos estudiaran y en mi familia muchos hicieron dos carreras. Entonces conecto con este tipo de personajes”.

actriz_agosto_02

Sara Maldonado además de ser actriz y tiene su lado emprendedor, y a finales de 2016 lanzó, junto a dos amigas, el portal de Internet Nanuya, www.somosnanuya.com: “En general es compartir bienestar integrado de mente, cuerpo y alma para que los seres humanos nos sintamos bien física y emocionalmente positivos y felices, y con esta felicidad podamos cooperar en nuestro entorno, con nuestros animales, el medio ambiente, las otras personas y el trabajo. Lo que queremos hacer es compartir información positiva, porque de repente estamos alrededor de mucha información negativa donde sólo se dedican como a darle más energía a lo malo y para nosotros era importante dar herramientas en lugar de estarnos quejando, mostrar qué podemos hacer nosotros mismos desde nuestra casa para contribuir y empezar a ser parte del cambio que viene de dentro de uno, necesitamos ser personas fuertes y sanas para poder ser parte de este cambio”.

“Podría decirte que en México las noticias son amarillistas, nota roja. Yo sí considero que es importante estar informado de lo que sucede en nuestra sociedad, en nuestro país, nuestro gobierno, pero también no hay un balance dentro de la otra parte, como que solo se enfoca a lo negativo. Si solamente estás hablando de lo negativo le vuelves a dar fuerza. Hay muy pocos noticieros, programas, que se encargan de ofrecer herramientas y soluciones”, complementa.

Apuesta a las nuevas plataformas: “Ahora me gustan mucho las redes sociales, sobre todo Facebook que a principios se usaba más como para conectar con amigos del pasado, cuestiones así; ahora se ha vuelto una herramienta para compartir videos, justamente como el tema de Nanuya, tratar de ayudar a los animales, a la naturaleza y esta problemática gigante que tenemos con el consumo excesivo del plástico y no darnos cuenta que somos ya miles de generaciones plásticas. El tipo de videos que te enseñan cómo reciclar van levantando conciencia”.

Retornando al personaje de la periodista en Las malcriadas, nos habla de coincidencias y diferencias con la Sara real: “Definitivamente en las circunstancias no me parezco en nada, la trama emocional no tiene que ver conmigo. Quizá en cuestión de carácter podría ser en la tenacidad, alcanzar los objetivos y las metas en el valor de la justicia tratar de poder ayudar a la gente que es un más desafortunada que nosotros, que vive bajo ciertas problemáticas y situaciones de injusticia, siendo víctimas completas. En eso me identifico con mi personaje, que ella va ahí a esa casa a querer ayudar a esas mujeres y yo con mi plataforma me gusta contribuir dándoles herramientas a las personas para que tengan una mejor habitación, mejores opciones”.

Sobre el proyecto destaca: “Definitivamente Azteca trae un nuevo equipo de trabajo, el señor Salinas Pliego reunió un nuevo equipo creativo, tiene un gran elenco, la historia es renovada, de suspenso, que te atrapa, que te va a dejar al borde de la cama esperando que va a pasar en el próximo capítulo. Está muy bien producida, muy bien cuidada, usamos cámaras de televisión pero los directores están haciendo tomas cinematográficas para que se vea como serie y yo ya vi un primer demo, me emocione casi hasta las lágrimas”.

Para concluir se describe: “A mis 37 años me siento, tranquila, feliz conmigo, agradecida con todas las oportunidades que he tenido en la vida, tengo salud, tengo familia, gente que me quiere. El trabajo que tengo lo disfruto mucho y afortunadamente a lo largo de 15 o 16 años de carrera siempre he tenido la oportunidad de hacer proyectos que me gustan, que me emocionan, me siento muy tranquila. Estoy viviendo una etapa muy plena, donde me siento muy cómoda conmigo y donde traigo muchísimas ideas creativas para poder compartir lo bien que me siento tanto física como mentalmente”.