Siempre hay otros — Penales, corresponsabilidad para superar la crisis

Por: Mariano ESPINOSA RAFFUL

otros_dic_01

Tenemos la obligación como sociedad plural y participativa atender también la simbología de las abstracciones, en las notables omisiones de la negación, cuando aún con reglas claras se violenta la realidad.

Efectivamente le asiste la razón al Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, cuando afirma: “recordamos que la cárcel existe cuando hay homicidios, fugas o motines.

La concurrencia de todo tipo de delitos, donde las estatales están sobrepobladas, y además no cumplen ni siquiera con la aplicación de los presupuestos asignados, habiendo desvíos para otros rubros o subejercicios.

Y es que es el trabajo conjunto, lo que permitirá presentar argumentos sólidos a jueces y magistrados para la autorización del traslado de reos de alta peligrosidad a los penales federales, donde ninguno de ellos rebaza la cifra de su capacidad.

Lo anterior por el alto riesgo que implican decenas de internos que se encuentran en penales estatales, según datos del Comisionado Nacional de Seguridad.

En el país existen 18 centros penitenciarios federales, 276 estatales, 13 en la Ciudad de México y 58 municipales.

A mediados del mes pasado, después de las riñas en penales estatales, se tomaron decisiones importantes, trasladando a 50 reos, quienes tuvieron algún tipo de participación en los desmanes donde retuvieron a custodios y al director de un penal.

Renato Sales Heredia afirma que hay la plena disposición del gobierno de la República, para apoyar a los Estados del país a superar la crisis penitenciaria actual.

Es difícil aceptar la realidad, pensando que la purga de los delitos después de una condena, el interno puede salir al cumplirla desprovisto de lo que lo llevó hasta ese lugar.

Además coexiste el gran problema derivado de la vertiente del Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, que ha dejado en libertad a miles de reos que estaban todavía sin cumplir los años en prisión correspondientes, pero que los alcanzó el beneficio de las modificaciones a la legislación federal, la Ciudad de México afronta ésta calamidad.

Está más que claro que es la voluntad política la que debe prevalecer, vinculada con presupuesto, para empezar a cambiar la dinámica penitenciaria del país, ha señalado Sales Heredia en más de una ocasión.

Hay pendiente una revisión de la lista de delitos que merecen prisión preventiva, como la portación de armas exclusivo en el uso del Ejército.

Por otra parte, en cuanto a la Policía Federal es una excelente policía, sobre todo en el grado de capacitación y especialización.

En las divisiones es una gran sofisticación, la Policía Cibernética, la División Regional, la Gendarmería Ambiental, donde el trabajo es medible y verificable.

Se han asegurado laboratorios clandestinos, detenido la tala ilegal, y por supuesto la reserva de la mariposa monarca.

La Policía Federal es la de mayor confianza entre la población, la más eficaz, realizando tareas importantes en todo el país, asumiendo retos y compromisos, además ha crecido en calidad y cantidad, además de irse auto depurado, señala el Comisionado Nacional de Seguridad Renato Sales Heredia.

Temas por su complejidad y alto grado de responsabilidad en las tareas del área de la Seguridad Nacional, de un abanico susceptible de cambios y recambios, por la misma dinámica con la cual surgen los imponderables, denominados delitos de alto impacto.

La prevención del delito es una tarea ardua, desgastante, pero es ahí donde se pueden encontrar las mejores respuestas, para evitar en la medida de lo posible el aumento en mayor medida de delincuencia organizada. Comentarios esmar1010@hotmail.com