“Guillermo del Toro está en casa y trajo con él toda su colección de objetos más preciados”. EN CASA CON MIS MONSTRUOS.

Por: SOY KARLA APARICIO Y SOY DE JALISCO / Foto: Yatzini De la Torre.

aparicio_ago_01

Son alrededor de 900 piezas las que integran la exposición “En casa con mis monstruos”, de Guillermo del Toro. Se exhibe en el Museo de las Artes, de la Universidad de Guadalajara. Esculturas, cómics, pinturas, materiales de producción y cualquier cantidad de rarezas, dan vida a un montaje que supone un viaje a través del universo creativo del realizador de la película La forma del agua.

Se presenta en Guadalajara como única sede de la exposición en México. También será la última vez que se podrá disfrutar fuera de la Bleak House, la casa californiana en la que el director mantiene su colección privada. 

El por qué se eligió como sede a el MUSA, el cineasta respondió durante la rueda de prensa: Es un lugar que desde niño me llamaba la atención por estar rodeado de un aspecto gótico, tenebroso, pero lleno de luz. Esta no es una exposición que se realizó en torno a las películas, es sobre mi identidad y la identidad de la ciudad”.

aparicio_ago_02

Los primeros pasos al interior de “En casa con mis monstruos”, se dan casi en la oscuridad, el camino hacia las salas que albergan la exhibición, es la primera señal para comprender uno de sus grandes ejes: La mirada. Decenas de ojos parpadean desde los muros, observando cómo los visitantes se internan en la mente inabarcable del cineasta mexicano. 

El monolito de “El laberinto del fauno”, espera en la oscuridad, como advertencia de que hemos llegado a un punto sin regreso, un camino para descubrir rasgos de la niñez de Guillermo del Toro, y cómo los ecos de sus primeras vivencias, tanto alegres como aterradoras, se reflejan en su arte. 

Estos gabinetes de curiosidades están dispuestos en ocho salas que obedecen a tres ejes que se entrecruzan: El primero se refiere a Guillermo como coleccionista: está conformado por piezas de autores que son fuente de inspiración e influencia en su trabajo. El segundo, nos cuenta de su faceta como artista: piezas creadas y diseñadas por él y sus colaboradores para la realización de sus historias y películas. El tercero está compuesto por obras seleccionadas especialmente para esta exposición, en su mayoría de arte mexicano, que viven en el imaginario de Guillermo o que temáticamente dialoga con su universo.

aparicio_ago_03

El diseñador de producción, cómplice y amigo del cineasta, Eugenio Caballero, correspondió la curaduría del montaje de la exposición: “Montar la exposición me descubrió un mundo que ya conocía, pero al que todavía no entendía con toda su complejidad y profundidad”, explica.

Ganador del Oscar por su trabajo en “El laberinto del fauno”, Caballero ve en Del Toro no sólo a un cineasta, sino también a un dedicado co leccionista: “Es una biblioteca móvil de los temas que le interesan. La colección es una especie de gabinete de curiosidades que reflejan sus gustos y alma”.

Del Toro, desde pequeño, mantuvo una relación especial con los monstruos, desde su cuna, aprendió a negociar con ellos y con el miedo que le provocaban. Dice que fueron ellos quien lo encontraron a él, salvándolo de un mundo habitado por adultos que dictaban reglas incomprensibles y que muchas veces actuaban con engaños.

En sus películas nos lleva de regreso a la infancia para darnos un paseo de la mano por el lado obscuro, por la miseria y la crudeza y al fin del camino, nos devuelve a la luz, al amor y a la esperanza. 

aparicio_ago_04

Los cuentos de hadas se hicieron para tiempos difíciles”.

Con sus criaturas fantásticas, rincones oscuros y destellos de pasión estética, es imposible hacer justicia a una exhibición de esa magnitud, en un solo artículo. Hay que vivirla, recorrer sus pasillos misteriosos, asomarse a las repisas repletas de curiosidades, poner un pie en la mente de Guillermo del Toro y dejarse arrastrar por el huracán de magia, arte y creatividad. Vale la pena venir a conocer su lado más sensible y obscuro, descubrir sus fuentes de inspiración e influencia, su proceso creativo desde otra mirada y redescubrir sus monstruos como seres imperfectos y bellos.

El destino posterior de las obras está por definirse, ya que parte de la colección personal de Del Toro será repartida en museos alrededor del mundo para su exhibición permanente.

*Inversión de Exposición: El costo de la exposición es de 10 millones de pesos.

*Cuánto cuesta el recorrido: Entrada General: $180. Estudiantes y profesores: $150. 

aparicio_ago_05

Personas con discapacidad: $150. A petición de Guillermo del Toro, cada lunes durante los 5 meses que esté la exposición, el ingreso será gratuito. Y se podrá adquirir en taquilla o por Internet, mismas que tendrán un horario definido de visita para evitar las aglomeraciones y asegurar una mejor experiencia al interior de la exposición.

*Cuánto tiempo dura el recorrido: La visita guiada dura 2 horas. Recomendamos llevar calzado muy cómodo y toda la actitud para disfrutarla.

*Hasta cuándo estará “En casa con mis monstruos”:  Estará abierta al público hasta octubre de 2019.