ENVEJECER ES UN PRIVILEGIO

Por: Psicoterapeuta y Orientadora en Tanatología Raquel Estrada.

psicologa_sep_01

El envejecimiento es un proceso natural del ciclo vital, en el cual se producen cambios físicos, biológicos, psicológicos, sociales, en el rol laboral y en la comunidad. En la tercera edad, el adulto mayor se enfrenta a una sociedad con prejuicios, creencias y estereotipos acerca de la senectud, y relacionan esta etapa con incapacidad, dependencia, enfermedad y falta de productividad, olvidando su experiencia, conocimientos y sabiduría, que saben quiénes son y que han desarrollado más habilidades sociales, por tal razón, el ser humano vive con temor a envejecer y busca la fuente de la eterna juventud y cuando aparece el cabello plateado, las arrugas en el rostro, se vive como una gran pérdida y para muchos adultos mayores les preocupa el momento de la jubilación y sienten que dejarán de ser productivos, otros aprovechan esta etapa maravillosa para hacer lo que no han podido, muchos toman la maleta y deciden viajar y sentirse tranquilos sin el estrés que en ocasiones provoca el trabajo. Ahora se dedican a disfrutar de la vida porque ya no tienen que cubrir un horario laboral, y por fin son dueños de su tiempo, incrementando su bienestar y su satisfacción vital.

MIEDO A ENVEJECER

psicologa_sep_02El tiempo no se detiene y trae consigo la vejez. Sin embargo, es cómo envejecemos lo que determina la calidad de vida para las personas que tienen miedo a enfrentar el paso de los años, pueden llegar a desarrollar gerascofobia que es una fobia irracional que puede afectar su existencia y crearles trastorno de ansiedad. Se imaginan enfermos, cansados, estar solos, la pérdida de movilidad, llegar a depender de los demás, la posibilidad de ser llevados a una residencia y un aspecto físico terrible. 

Tal parece que la juventud es un gran tesoro y después termina el encanto. Hay quienes ante esa situación recurren a dolorosas cirugías estéticas y se obsesionan por verse jóvenes y normalmente dicen tener menos edad, pero se olvidan de vivir esta etapa y que cada periodo tiene algo especial y enriquecedor. 

Para los adultos mayores que aceptan el paso de los años y están conscientes de que es un proceso normal y que les ha dejado experiencias para saber cómo afrontar la vida, normalmente toman decisiones más asertivas, se sienten con más confianza, han aprendido a saber quiénes son, qué quieren y hacia dónde van. 

En la juventud importa la apariencia física, en la vejez expresan más abiertamente sus sentimientos y son más encantadores, porque ya no importa el exterior sino la grandeza del interior.

ENVEJECIMIENTO ACTIVO

El envejecimiento activo es fundamental para sentirse mejor y construir un proyecto de vida eficaz y saludable que redituará en un estado de salud físico, psicológico y social. Por su parte, la actividad física ayuda a potenciar su bienestar personal y es importante también estar activos socialmente mediante actividades recreativas, culturales, educativas y comunitarias. 

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el envejecimiento activo como el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen”.

ACCIONES SOCIALES 

psicologa_sep_03-1

La participación activa de las personas de la tercera edad en la sociedad es valiosa porque aportan su experiencia, intelecto y sapiencia, lo cual enriquece a las nuevas generaciones. Se emocionan cuando platican de su niñez y juventud, sus anécdotas son interesantes y ellos son felices cuando son escuchados, aprecian los detalles y el tiempo que les dan lo atesoran como un gran regalo, les gusta escuchar la música de su tiempo y bailan desde el corazón, disfrutan la compañía y las tardes en familia y con sus amistades que han forjado a lo largo de los años, no esperan a que los busquen, los visitan y pueden pasar horas recordando sus historias de convivencia, saben que cuentan con ellos y no olvidan obsequiarles un regalo en Navidad y justo en ese momento agradecen un año más de vida. Así son nuestros adultos mayores, mucho que aprender y agradecerles por sus enseñanzas.

ACTITUD POSITIVA ANTE LOS AÑOS 

Cada día envejecemos y es cómo decidimos vivir lo que determina nuestra existencia, por tal razón, las emociones positivas ayudan a tener una mejor calidad de vida, protegen a la mente para controlar el estrés y la ansiedad contribuyendo al bienestar físico y emocional. 

El saber vivir bien puede ayudar a contrarrestar una mala salud en la vejez. El tener un proyecto basado en el cuidado de la salud física y emocional, es de gran ayuda. Por el contrario, una actitud negativa contribuye a tener mal carácter, se enferman los pensamientos y el cuerpo también se afecta, el organismo deja de responder de forma satisfactoria y estos adultos mayores seguramente terminarán usando bastón, silla de ruedas o andadera porque su cuerpo está cansado de vivir entre el pesimismo y la generación de pensamientos negativos, porque cada afirmación que recibe la mente es lo que se cree merecer. Donde hay amor y actitud positiva crecerá la salud y si hay maleza mental habrá vulnerabilidad psicológica y el cuerpo no responderá de la mejor manera. 

COMUNICACION CON EL CUERPO 

La comunicación que se establece con el cuerpo es primordial, hay que hablarle bonito y de forma positiva, esto genera salud, paz y tranquilidad, ya que ha trabajado arduamente con el paso de los años, hay que tratarlo bien, comer sano, ejercitarlo, cantarle, tocarlo, conocerlo, dormir lo suficiente, estar feliz y abrazarlo;  porque el cuerpo es un espejo de los pensamientos que se generan, siempre nos está hablando solo que no se le escucha, él avisa cuando está cansado, cuando hay alguna molestia física o emocional, por eso es importante darle la atención y el cuidado que requiere para que se mantenga sano y en las mejores condiciones. 

ESTEREOTIPOS SOCIALES SOBRE ENVEJECER   

La sociedad crece con creencias, estereotipos y prejuicios acerca del envejecimiento que encadena esta etapa con pérdidas, falta de movilidad y enfermedades alejadas de la realidad. Esto crea una idea deformada ya que carece de soporte y se asocia a incapacidad. Hay que recordar que un roble fuerte siempre estará de pie. 

TRASTORNO DE LA MIDOREXIA

Es un trastorno que muchas personas de edad avanzada experimentan y que los lleva actuar como si fuesen jóvenes. Es un estado mental y una crisis de autoestima que afecta tanto a las mujeres como a los hombres y quienes lo padecen tratan de vivir una segunda juventud y  hacen hasta lo imposible por quitarse años, recurren a cirugías estéticas, dietas extremas, se visten demasiado juveniles y al no obtener los resultados esperados pueden entrar en estados de crisis existencial que los puede llevar a la depresión, ansiedad y desarrollar fobia de envejecer. 

Aunque la midorexia parezca negativa, también puede aportar cambios positivos en las personas. Es cuando deciden regresar al gimnasio, cuidan más su alimentación, se involucran con las tendencias de la moda y deciden actualizarse por medio de la tecnología. Toman clases de baile y otras actividades físicas, se preocupan más por su estado de salud y deciden realizar algún viaje o visitar algún centro social. 

Aceptar el paso del tiempo y que cada etapa cumple un objetivo es el camino a una vejez prometedora. 

META CUMPLIDA

psicologa_sep_04

Llegar a la edad de oro no fue fácil, fue una gran travesía: todo lo que se tuvo que pasar para alcanzar la meta y subir a lo más alto de la pirámide, con caídas, subidas y nuevamente bajadas, con carreras aceleradas y con caminatas por la mañana, con sueños realizados y algunos pendientes en el tintero, aprendiendo de todo y guardando los momentos valiosos, mirando hacia el frente, abrazando las oportunidades y valorando cada instante, porque envejecer bien, es el resultado de saber vivir en armonía con el universo.

Enamórate de tu edad, vive con amor e intensidad cada etapa de tu vida, porque cada etapa es maravillosa y la Vejez es simplemente ¡sensacional!