Bolivia, aún a la izquierda

Por: Josué Cruz

bolivia_nov_01

Hoy Bolivia es uno de los países más monitoreados del mundo y eso se debe a que su presidente Evo Morales acaba de ser reelecto por cuarta ocasión, no es el único caso del mundo, pero su tendencia hacia la izquierda y su origen indígena lo hacen algo incómodo para diversos sectores.

Bolivia limita al norte y al este con Brasil, al sur con Paraguay y Argentina, y al oeste con Chile y Perú. Su población es de poco más de 11 millones de habitantes.

Aunque la población indígena es mayoría, jamás había tenido un presidente de dicho origen. Evo Morales intentó llegar a la presidencia por primera vez en 2002, incluso el entonces embajador estadounidense amenazó con quitarle el apoyo a Bolivia si Morales ganaba, eso le dio más fuerza, aunque perdió por un estrecho margen (1.6 %) contra Gonzalo Sánchez de Lozada.

El presidente Sánchez Lozada no logró concluir su mandato y dimitió por el conflicto conocido como la Guerra de Gas, por lo que el poder quedó en manos del entonces vicepresidente Carlos Diego de Mesa Gisbert, sí, el mismo con quien contendió Morales en 2019.

bolivia_nov_02

Por fin, en diciembre del 2005, en elecciones anticipadas ganó por mayoría absoluta y podemos afirmar que desde Simón Bolívar, Bolivia no había tenido un presidente tan conocido a nivel mundial, ni tan incómodo para las potencias. Simplemente, llegó con la idea de nacionalizar, mientras la tendencia neoliberal está en privatizar y, además, no proviene de las oligarquías que han gobernado Latinoamérica por siglos, sino de uno de los sectores más oprimidos, el indígena.

La nacionalización del gas fue una de las medidas que más atrajo la atención mundial, sobre todo porque hoy todo lo relacionado a energéticos tiene un particular peso por la crisis que se avecina. No obstante, es tan buen negocio que las transnacionales “afectadas” siguen trabajado con el gobierno boliviano con las condiciones impuestas.

El presidente Evo Morales trató de cambiar la ley para poder reelegirse por cuarta ocasión, sin embargo perdió dicho referéndum, pero aun así logró entrar a la contienda electoral. Se creía que era el declive del presidente indígena, pero la inestabilidad en los países que optaron por abandonar los modelos progresistas, hizo que muchos bolivianos volvieran a ver a Evo Morales con buenos ojos y en un controvertido proceso electoral logró retener la presidencia.

Aunque hace 14 años se anunciaba la catástrofe económica en Bolivia, los números demuestran lo contrario, pues según cifras del Banco Mundial, en 2002 el 63% de sus habitantes vivía por debajo de la línea de pobreza, para 2018 esa cifra se redujo al 35%.

bolivia_nov_03

Y es que desde su independencia, en 1825, Bolivia ha tenido una historia complicada, los periodos de paz y estabilidad han sido cortos. Durante la presidencia del Mariscal Andrés de Santa Cruz hubo un gran desarrollo económico y avance político y social, el mayor de la historia boliviana. También se conformó con el Perú la Confederación Perú-Boliviana. Durante este proceso de unificación de las dos naciones, el Ejército Boliviano-Peruano, comandado por el Mariscal Santa Cruz, fue derrotado en los campos de Paucarpata por las fuerzas conjuntas del Ejército Chileno y un cuerpo armado de peruanos rebeldes exiliados, firmándose en este mismo campo su rendición incondicional. En 1879 estalla la Guerra del Pacífico donde Bolivia es nuevamente derrotada por Chile y pierde su salida al mar, la provincia costera de Antofagasta. A la fecha los bolivianos no se han resignado y siguen buscando volver a ser un país costero. 

La Guerra de Pacifico no es la única perdida territorial que ha sufrido Bolivia, pues más de uno de sus vecinos se han anexado parte de su territorio. Al independizarse tenía 2 millones 363 mil 769 kilómetros cuadrados, hoy sólo le quedan un millón 98 mil 581 Kilómetros cuadrados.

Otro aspecto controvertido es la hoja de coca (Evo Morales entre sus cartas está la de haber sido líder sindical y de los cocaleros). Representa una paradoja, por un lado es utilizada para la fabricación de una de las drogas más populares del mundo, la cocaína, lo que implica la presencia corruptora y devastadora del narcotráfico; sin embargo, por el otro, es una planta de una mística ancestral con propiedades curativas arraigada en lo más hondo de las tradiciones bolivianas, con quince mil años de uso.

bolivia_nov_04

Los indígenas la masticaban de manera ceremonial por lo que, durante la Colonia, la Iglesia católica le llamó la ostia del diablo. Se le atribuyen propiedades curativas y nutritivas, además de que hay una naciente industria que la utiliza como materia prima de harinas, por ejemplo. Se cultiva en las alturas. 

Es una nación rica en recursos naturales y comparte el Lago Titicaca con Perú, la superficie navegable más alta del mundo. Se ubica a una altura promedio de 3 mil 810 metros sobre el nivel del mar. 

Bolivia es una nación multicultural cuyos recursos naturales son objeto de diversas ambiciones, por lo que es difícil separar los hechos de las falacias en la prensa internacional, pues tiene un gobierno de claro oscuros y dependiendo de la tendencia de la pluma se resalta un lado u otro.