Todo en mi vida ha sido un regalo fantástico: Ofelia Medina

Por: Rosaura Cervantes Conde

ofelia_nov_01

“La vida es cabrona y la vida está llena de traiciones y de pendejos y de huevones y de vendidos, ella, Frida Kahlo, así lo dice, porque aquí sobra traidores, vende patrias, lame nalgas, corrompidos, rastreros, políticos desalmados y una bola de rateros. 

-¡Toma!

-De qué año estamos hablando… 

Hay un silencio por milésimas de segundo y responde: -¡De hoy!”

Antes de abordar al tema de Frida -que es apasionante escucharla-, empecemos por lo que he denominado la otra Ofelia, Ofelia el ser humano, Ofelia la persona que observa y detecta necesidades, Ofelia la que odia las injusticias, que no se preocupa, sino que se ocupa de su entorno y por los menos favorecidos. 

-Ofelia, algo que recuerdo de mi adolescencia y que me impactó fue que tú como actriz levantaste tu voz por los indígenas… 

-¡No! ¡No! ¡No me definas como actriz!  Soy una mujer, una persona. Yo soy actriz casi por casualidad, soy una persona que desde niña, desde yo tengo uso de consciencia he tenido una especial animadversión a la injusticia, yo nací tal vez con eso.  No es que un día dije voy a hablar por los pueblos indios, no, yo siempre que vi una injusticia la dije”.

En 1985 fundó con algunos amigos el “Comité de Solidaridad con grupos étnicos marginados”, cabe señalar que fue la primera organización mexicana por la defensa de los Derechos Humanos de los Indios de México, la cual inició con el tema del hambre, y continuó con los presos indígenas, para terminar con actividades culturales en comunidades indias, y pese a que recibió amenazas por su actividad en pro de los derechos humanos, ella continuó.  

Han pasado más de tres décadas, nos podrías compartir cómo llegas a esto.

“Yo nada más fui consciente de las condiciones de sobrevivencia de los pueblos indios de México y dije ‘hay que hacer algo’, afortunadamente me reuní con personas muy sabias que condujeron todo esto, el primero fue Guillermo Bonfill Batalla (1935-1991) (etnólogo, antropólogo y escritor mexicano egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia), fue nuestro maestro, nos condujo a cómo ver la situación de los pueblos indios de México, así también la cuestión política de despojo –que lamentablemente continúa en nuestros días-, y ahí empecé a conocer a otras personas -tanto indígenas como no indígenas- relacionadas con los derechos de los pueblos indios y después, en 1988 pertenecí al grupo que hizo los cambios constitucionales que comprende a México como un país étnico, pluricultural, con 68 lenguas indígenas que todas son mexicanas como el castellano; otras personas que conocí fue a José del Val que sigue siendo mi amigo y mi guía, y también conocí al maestro Francisco Toledo (1940-2019), y empezamos a trabajar sobre los derechos de los pueblos indios. 

Un lustro después, funda junto con Yolanda García y de Montanaro, el pintor Francisco Toledo y el Dr. Juan Pérez Amor el Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México (FISANIM A.C) (https://www.fisanim.org/), y con ello logra que se lleve a cabo el Primer Diagnóstico de Salud de la Niñez Indígena de México, en 600 de los 1,200 albergues educativos, que el Instituto Nacional Indigenista y la Secretaría de Educación Pública tenían a su cargo, los resultados de éste, indicaron que el 87% de los niños y niñas presentaba desnutrición crónica adaptada. 

ofelia_nov_02

Ofelia nos comparte un poco de su infancia: “Soy yucateca. Nací en una familia privilegiada -económicamente hablando-, en la que había esclavitud, como en la mayoría de las familias hoy día, que tienen en su servicio a personas indígenas y que no tienen los mismos derechos que cualquier otra persona. Yo desde niña me rebelé ante aceptar una situación así, porque mis amiguitas no iban a la escuela y yo sí… Entonces no es algo que me haya nacido después, yo siempre fui una persona inclinada hacia no aceptar la justicia y también hacia las artes, el escenario siempre fue algo que me atrajo, y también por ser yucateca tuve el privilegio de ir al teatro por lo menos una vez a la semana, porque allá hay teatro regional, teatro que se hacía diario, solo un día a la semana no había función-, era teatro de la familia Herrera, de Daniel El Chino Herrera y don Héctor Herrera, El Cholo, un gran artista. En Mérida está el teatro Peón Contreras que siempre ha tenido una actividad grande, desde que yo era niña, también tuve el privilegio que en mi casa había libros, piano, había música que era importante para la vida”.

-Ya que mencionas los libros ¿hay alguno que haya sido determinante para tu vida?

-Para mí no hay nada uno, las cosas no pasan en un día y ya te marcó y ya cambiaste. ¡No! Todo es un proceso y uno puede leer el mismo libro ahorita y leerlo cinco años después y entender otra cosa completamente diferente, porque uno entiende a medida de su capacidad, y la tienes que ir agrandando, ese es un ejercicio, entonces yo no tengo una nada de nada que me haya cambiado, a mí me gustan muchas cosas, todos los colores, hoy me gusta el rojo y mañana más el amarillo, pero no tengo un color favorito, un libro favorito, una canción favorita, tengo muchas de todo. 

Frida Kahlo ha sido un personaje importante e interesante en la vida de Ofelia Medina, pero ¿cuál fue el primer contacto? 

Como todo en mi vida que ha sido un regalo fantástico, yo tenía once años cuando de mi escuela nos llevaron a la casa de Frida, ella muere en 1954 y Carlos Pellicer fue el encargado de que su casa se convirtiera en museo, y yo tuve el privilegio de tener en la ciudad de México, una educación laica, gratuita, popular, creo ya no existe eso, pero tuve ese privilegio y muchos de mis maestros eran personas de izquierda -tanto en la academia de danza, como en la primaria, la secundaria, la preparatoria-, entonces nos llevaron a la casa de Frida y yo no entendí nada, pero me produjo un shock físico la adrenalina, todas las hormonas se me despertaron y no entendía nada, pero un imán me atrajo y yo por esa misma época conocí a Alejandro Jorodovsky fue mi maestro de pantomima y estábamos rodeados de gente maravillosa y nuestros maestros eran ¡unos chingones!

“Yo tuve maestros de música, de historia del arte, de danza, Ana Mérida, Rosa Reina, Guillermo Arriaga, que hicieron el Ballet de Zapata, yo lo vi de niña, por igual que el Huapango de Moncayo, bailado por la Compañía Nacional de Danza, entonces eso te forma, vi la pintura de Frida Kahlo a los once años, me atrajo todo esto y éramos las niñas de este grupo, yo estuve en Bellas Artes, pisé Bellas Artes a los 10 años como parte del coro de la Academia de la danza,  entonces tuve ese privilegio de una educación maravillosa de la cual todo lo que soy ahora es el producto. 

Ofelia, ¿Quién es Frida? 

¡Nadie sabe quién es Frida! ¡Frida es una moda! Nadie ha leído su diario, todos ven lo que cada quien puede ver de acuerdo a la estrechez de su mente o lo amplio que sea, pero Frida es un personaje tan inmenso que muy poca gente la conoce y la ve en su dimensión real, todo mundo ve ese producto ahora ya del consumismo, hay todo de Frida y cada vez más, cuando yo hice la película a Frida nadie la conocía, y los que “la conocían”, decían qué señora tan fea, tan mal hablada, mariguana, bigotona, lesbiana, me decían, para qué quieres hacer una película de esa señora, yo fui mendigando a los directores, ‘Oye me parezco mucho a Frida Kahlo, la conozco muy bien y la entiendo, hagamos una película’, todo mundo me bateó hasta que Paul Leduc que es un comunista, un hombre consciente y un gran director, dijo “sí, hagamos la película”. 

“Nosotros abrimos al mundo a Frida, fui a Holanda, Dinamarca, Suecia, Noruega, París, a Múnich, la película Frida, naturaleza viva era el gran suceso y de ahí surgió la Fridamanía, esa es la verdad, mientras que la película en México, la primera vez que pasó no tuvo éxito y tuvo muy malas críticas.

ofelia_nov_03

¿Por desconocimiento?

¡Por prejuicio! Y lo sigue habiendo. Nadie conoce realmente a Frida, porque Frida era una comunista, era una intelectual, era una mujer que había estudiado a Marx en alemán, Frida hablaba alemán, inglés, francés, era una intelectual, una mujer-hombre platicando todo el día con Diego Rivera, un par de G-E-N-I-O-S y toda la intelectualidad del mundo pasaba por su casa, no es una solo una bigotona-mariguana que eso es lo que todo mundo quiere ver.

La historia de Chavela Vargas es una mentira absoluta. 

Chavela y Frida ni se conocieron. Nunca. No hay un solo documento que lo demuestre. Chavela mostraba una carta –la puedes googlear-, es una carta apócrifa totalmente, ya cada quien su Frida, cada quién se inventa su historia con Frida, pero esa, la de Chavela es una mentira, esa carta hasta faltas de ortografía tiene, escribe lesbiana con “v”. Si ves el diario de Frida, su escritura y la comparas con la carta que Chavela mostraba… El Banco Nacional de México -es el poseedor de los derechos de Frida-, prohibió ese libro y dijo que era una falsificación total, es todo un grupo de cosas entre las que está esa carta de Chavela, pero ella fue gran mentirosa, sí, inventaba todo y de tanto repetir la mentira, todo mundo se la cree, por eso no está en mi espectáculo, porque Chavela nunca estuvo ahí. Ve la letra en el diario de Frida Kahlo, es más, un día antes de morir la letra es bien escrita y no tiene una falta de ortografía. 

Cada quien su Frida, así se llama mi espectáculo, porque cada quien se inventó su Frida. 

“Mi Frida es una mujer con una inteligencia superior y que los últimos días de su vida estaba en un terrible estado de dolor y de exceso de morfina, de alcohol, de tabaco y de medicamentos, era una situación desesperada, pero ahí está su diario y está su acción, pocos días antes de morir fue a una manifestación a la que se denominó Manos fuera de Guatemala, tiempo en que la CIA empezó a entrar en América y ahí estaba Frida, a los días murió, pero qué te dice eso, que una mujer con una fuerza política y una terrible desesperación por la traición a la revolución porque ya en 54 era el alemanísmo, ya la revolución se la estaban pasando por todas partes y empezaba la corrupción, ella vio que los ideales de los comunistas estaban terminados, que Stalin se volvió un dictador y estaba muy desesperada”. 

“Ellos son seres superiores, por eso todos los libros que han sido escrito de Frida, son seres que ni a los talones le llegan a Frida, en donde la juzgan que si era feminista, que si amaba a Diego, que si le puso los cuernos, son puras pendejadas pequeño burguesas dirían ellos. 

“No era su bandera ser libres sino ser auténticos, ser lo que eran, y eran genios, entonces tenían mucho que dar, eso es fantástico pero para entender al Frida se debe leer su diario o sus cartas, en estas todavía disfraza cosas a quien le está escribiendo en cambio en su diario escribe brutal, en directo, tremendo. Frida es infinita y cada vez la entiendo más, creo yo. Una personalidad muy compleja, una mujer muchas veces de mal humor y muy violenta porque el dolor así hace, cuando a uno le duele algo de la chingada tratas de la chingada a los que tienes al lado. Así como era de maravillosa y encantadora, también el dolor la hacía enojarse mucho: 

ofelia_nov_04

“La vida es cabrona y la vida está llena de traiciones y de pendejos y de huevones y de vendidos, ella (Frida Kahlo) así lo dice, porque aquí sobra traidores, vende patrias, lame nalgas corrompidos, rastreros, políticos desalmados y una bola de rateros.  -¡Toma!”

-De qué año estamos hablando… 

Hay un silencio por milésimas de segundo y responde: -¡De hoy!

Cambiando de tema y para despedirnos, comparte que está dirigiendo su segundo documental (el primero fue “Se construyen sueños”), en la que aborda el tema del fenómeno social entorno a la Virgen de Zapopan, “es una película documental de La Generala, con todo su ciclo ritual”. Cabe destacar que La Romería de la Virgen de Zapopan, es la manifestación religiosa y cultural con mayor arraigo en Jalisco que se celebra anualmente desde 1734, fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

“Yo estoy dirigiendo el documental y lo voy a editar, es sobre el fenómeno del 12 de octubre cuando la virgen va de la catedral de Guadalajara a la de Zapopan, y va antecedida por 30 mil danzantes y a su vez precedida por dos millones de fieles… Me llamaron para dirigirlo porque saben que me interesan mucho las manifestaciones populares y esto que tiene involucradas a las danzas tradicionales, los danzantes  matachines, lanceros, sonajeros, concheros: ¡es fantástico!