Geovanna Bañuelos De la Torre, coordinadora del PT en el Senado

Por: Patricio Cortés / Fotografía: Mario Torres

politica_nov_01Si bien, el Partido del Trabajo (PT) dista mucho de ser la bancada más numerosa, es un importante aliado del ejecutivo federal, pues en las votaciones cerradas juega un papel de gran importancia, además de su cercanía con el actual presidente de la República, pues es el único partido que lo nominó como su candidato en las tres elecciones en que participó.

Charlamos con su coordinadora en el Senado, Geovanna del Carmen Bañuelos De la Torre, quien de entrada rechaza que su partido sea un apéndice de Morena: “El Partido del Trabajo existe muchísimo antes de que apareciera Morena, ayudamos a que se constituyera como partido desde que era un movimiento social con una gran legitimidad. No podemos ser, entonces, apéndices de un partido de nueva creación por exitoso que este sea, por cargos tan trascedentes que pueda tener, por mayorías que signifique, cuando finalmente al Partido del Trabajo le antecede una historia de casi 20 años de acompañar al presidente de la República y de más de 25 años de estar constituido como partido político nacional”.

No obstante, reconoce la cercanía: “Hemos sido aliados electorales y ahora en lo legislativo. En lo político, hay un sin número de coincidencias que tenemos”

Recalca la importancia de su grupo parlamentario: “Para nosotros es muy significativa la integración y el perfil de nuestro grupo parlamentario. Somos seis senadores y en las votaciones en las que se requieren reformas constitucionales cada uno de los votos es simbólico, el esfuerzo del que se hace desde la junta de coordinación política es significativo porque se requiere una mayoría calificada. Es un partido que a través de su grupo parlamentario ha sido bisagra, ha sido fundamental para que se logren las mayorías, formamos partes de la coalición ‘Juntos haremos historia’, tanto en Cámara de Diputados como aquí en el Senado y nuestra condición de ‘aliados’ con el grupo mayoritario, obviamente, nos permite que gran mayoría de las votaciones se aprueben por mayoría simple que de manera natural la constituimos los políticos que formamos parte de esta coalición, ahora legislativa”.

Pregunta obligada es si López Obrador tiene un cheque en blanco del PT, nuestra entrevistada afirma: “¡No! No, nunca ha sido, porque afortunadamente en su condición de tres veces candidato del Partido del Trabajo a la presidencia de la República, construimos juntos el proyecto alternativo de nación, aquel que estuvimos llevando a los más de dos mil 500 municipios del país, desde hace 14 años, desde 2005 lo fuimos presentando en todas las plazas públicas. No se redactó en el despacho privado de Andrés Manuel, surgió a través de discusiones, debates, propuestas, análisis y opiniones de muchos hombres y mujeres talentosas conocedores de la circunstancia de nuestro país y en ese proyecto mi partido participó de manera muy activa”.

Al entrar a las oficinas del grupo parlamentario, vemos imágenes de personajes como Carlos Marx y Mao Tse Tung, cuyas ideas definieron por muchos años a la izquierda, por lo que le preguntamos a la senadora si es una ideología vigente en su partido, orgullosa responde: “Para el Partido del Trabajo es fundamental, en función de esa ideología es que nosotros hemos redactado nuestros estatutos, guiado nuestra vida pública, capacitado a cuadros políticos. Para nosotros es fundamental la línea de masas, nuestros estatutos se pueden sintetizar en eso. Como lo señala nuestro eslogan ‘Todo el poder al pueblo’, nosotros creemos que de forma colectiva es cómo podemos tener un mejor enfoque, después de que se discute y se debate, habrá coincidencias, esto se logra a través de la colectividad. Un problema de la sociedad es mucho más fácil de resolver cuando escuchas la opinión de la mayoría y cuando intentas convertirlo en una política pública, en una agenda legislativa o en una acción gubernamental, esa ha sido y seguirá siendo su línea ideológica”.

Define la ideología partidista: “Totalmente a la izquierda, la izquierda de la izquierda”.

Por definición la izquierda es aquella que busca romper el statu quo, o sea, pretende una sociedad más justa, sin embargo, el PT no ha logrado atraer los votos de las mayorías, Geovanna Bañuelos expone las causas: “A la capacidad económica del partido, tal vez, al sistema político nacional en el que estamos inscritos e intentando transformar, a la corrupción, al uso de recursos públicos en procesos electorales, la compra de voluntades, a la utilización de instituciones como elemento de presión, muchos atenuantes que, lamentablemente, han caracterizado la historia reciente de nuestro país”.

Pasando a la agenda legislativa del PT, destaca: “El tema de educación ha sido una preocupación y una acción del Partido del Trabajo desde hace muchos años, en particular voltear la atención del Estado a la etapa temprana de los mexicanos. Fuimos parte de un debate y tuvimos un papel muy trascendente de la nueva reforma educativa, nos enorgullece muchísimo incrustar en el tercero constitucional la obligación del Estado a brindar tanto educación temprana como educación superior”.

“El poder generar mejores condiciones laborales para todos aquellos sectores desprotegidos de la sociedad, somos el Partido del Trabajo. Históricamente hemos tenido una comunión y un dialogo abierto con todas las organizaciones sindicales, las organizaciones no gubernamentales, con los líderes de distintas confederaciones, congregaciones y en realidad nuestra lucha es por reivindicar a la clase trabajadora de nuestro país, que es la gran mayoría. De hecho hemos propuesto que pueda incrementarse el piso del salario mínimo vigente, que pueda ampliarse el tema de pensiones para los trabajadores del Estado, particularmente quienes están en condiciones de viudez; que los sindicatos puedan tener procesos de elección de sus dirigentes transparentes, democráticos. Estamos tratando de incidir en la vida laboral de los mexicanos”.

Reconoce que se enfrentan grandes desafíos: “Hay un daño ya marcado, muy severo, en la administración pública federal, que tiene que ver con la corrupción en los últimos sexenios. Ese daño que se hizo a la hacienda pública federal, a la moral y al entendimiento de muchos mexicanos, el saber que la clase política, los gobernantes, los empresarios, un muy pequeño grupo pero muy poderoso gozaba de tantas prebendas y protección del Estado, de impunidad de todas aquellas instituciones responsables de dar justicia de procurar justicia, evidentemente que creó un daño no irreversible pero sí profundo. Es por eso que hoy estamos en un momento en que la gente no tiene confianza en las instituciones públicas, en los partidos políticos, ni en la clase política, ya sean gobernantes o representantes, no tiene confianza en la impartición de justicia. Es una circunstancia muy lamentable en la que se encuentra el país, hay retrocesos, va a ser gradual, va ser lento, pero sí hay solución”.

politica_nov_02

Geovanna Bañuelos entró a los 21 años a la dirección de protección civil de Zacatecas donde descubrió las grandes necesidades de ciertos sectores recorriendo los municipios: “Pude ver una realidad que hasta ese momento era ajena a la mía, del gran abandono de las comunidades”. Incursionó en la política e incluso siendo muy joven coordinó la campaña presidencial de López Obrador en Michoacán, fue diputada local en dos ocasiones.

Su nombre suena para contender por la gubernatura de Zacatecas, pero en esta ocasión opta por la prudencia al abordar el tema: “Estamos esperando que se acerquen más los tiempos, que no incurramos en ninguna ilegalidad para expresar nuestra voluntad, pero siempre al pendiente de lo que ocurra en nuestra tierra”.

Insistimos sobre si la veremos en las boletas y declara: “Eso no depende de mí, hay muchos pasos que deben salvarse, el conocer si como instituto político vamos a participar solos o en coalición, cuál va ser el mecanismo de selección de candidatos”.

De seis senadores del PT, cuatro son mujeres, más la zacatecana no sucumbe a la tentación del explotar el tema y afirma: “Antes de que se autodefinan como hombres o mujeres, son políticos profesionales todos, ¡todos! Si ustedes revisan el perfil, a diferencia de otros grupos parlamentarios, no hay improvisación, no hay un solo senador que no tenga experiencia legislativa. Hay un extraordinario nivel académico y político en mi grupo parlamentario, yo me siento muy orgullosa de coordinarlo”.

Para despedirnos se define: “Trabajadora, honesta, franca, práctica, perfeccionista”.