ADICCIONES

Segunda parte

COMPARTIR

Facebook
Twitter

No todas las adicciones son ingerir o tomar, sino actitudes que no tienen funcionalidad y se depende de ellas. Cuando hay adicciones se modifica la química cerebral. Se van perdiendo capacidades y desarrolla psicosis, perversiones, etc. Cada una de las adicciones tiene una herida que se desarrolló, un trauma, que con cada una de las adicciones se evade, lo que detona en niveles elevados en el cerebro como la Dopamina y las Endorfinas. En esta segunda parte comenzaremos con:

 

Alcohol

Adicción al alcohol

En esta adicción se busca el placer por medio de la boca. Nuestro receptor instintivo, es la necesidad de sentirse empoderado socialmente, ya que lo material va de la mano con lo instintivo. La persona con esta adicción presenta la Herida de Abandono por eso su adicción es dependiente. Físicamente son de bocas grandes, con labios gruesos, más el superior, le falta carácter y fuerza de voluntad. Regresa a su etapa infantil. En su Primera Fase se hincha, deshidrata el cuerpo y por la necesidad de agua retiene líquidos (por eso la famosa cruda), porque el cerebro se seca. Endorfina y Dopamina. Primero lo lleva al tope y después hay un declive. Adormece la corteza pre frontal, el raciocinio. El cerebro en la tercera copa empieza a desinhibir. El alcohólico quiere sentirse el más de todo, pierde la cronología y también el límite de consecuencias. La elevación de Endorfinas y Dopamina les genera placer al bailar, cantar, reír, etc. Hacia al final de la etapa, lloran, recuerdan el pasado y después de esto llega la etapa de Violencia, por lo regular se sienten enojados. Hay vómito porque se invade la zona de los pulmones y no reacciona la zona de la respiración, se desconecta el cerebro por sobrevivencia. Físicamente se pierde testosterona cuando hay periodos crónicos, pierden características de hambre. La cintura y la cadera se ensanchan, el pecho se agranda, las manos se suavizan, son delicadas y sudorosas, pierde definición muscular y llega la atonía. Son de piel roja por los vasos sanguíneos que se dilatan y se rompen, la voz se adelgaza, el rostro se difumina, hay problemas en el hígado. Cuando se pierde testosterona también se pierde energía sexual, pero cuando termina la etapa del alcohol, viene un fuerte golpe de testosterona añadiendo un fuerte deseo sexual. La zona afectada en la piel es entre la mandíbula y la mejilla, se producen manchas o piel conocida como de cráter. En el alcohólico la fuerza de voluntad se marca en el superciliar (arriba de la ceja) se marcan líneas cortas y verticales. Debajo de los ojos se marca la línea de retención de líquidos (conocidas como bolsas), se indica una bola en la punta la nariz (dependencia), además de verse al mismo tiempo roja por los vasos sanguíneos rotos, recordemos que ésta es una droga sanguínea y emocional. Es de las drogas más emocionales por eso las características físicas más evidentes se encuentran en la zona media del rostro. Recuerda que cuando se decide aceptar y enfrentar una adicción, se está lidiando directamente con todo lo que se trae arrastrando, como es una parada en donde tal vez sea muy difícil ser objetivo, ya que se estará luchando con las heridas y traumas que lo llevaron a ser dependiente de una droga para evadir este tipo de recuerdos, situaciones, y que tal vez, cueste mucho trabajo; pero que si en verdad estas dispuesto a cambiar una situación y sus circunstancias, debes tener la consciencia de que dolerá, pero a la larga habrás tomado la mejor decisión y también habrás hecho la diferencia.

 

 

La Heroína, el Cristal o Anfetaminas, los Solventes, Ludopatía, Adicción a la Comida y al Sexo

 

Heroína

Adicción a la heroina

Es una droga que ingresa por medio de la vena, tiene un efecto muy largo. Primero se experimenta una clase de placer sexual de 5 minutos, después se cae en un estado de sueño prolongado de 8 horas en su mayoría. Físicamente muestran retracción por no comer y su falta de apetito, muestran tonos de piel verdosos, amarillentos o grisáceos, mirada perdida y con la esclerótica muy a la vista, en su mayoría muestran el conocido Ojo Sanpaku. Tienen necesidad de abandonar, por eso se adormecen tanto tiempo. Después del sueño prolongado suelen presentar comezón en el ano; psicológicamente la jeringa representa un tema fálico. Con daños cutáneos, ya que la sustancia tiene la necesidad de salir del cuerpo y suele hacerlo por medio de barros o espinillas, además de presentar la arruga del exceso sexual o de la diversidad, (debajo de la línea de las pestañas inferiores), entre más marcada será más rojiza.

 

Cristal o Anfetaminas

Las personas que consumen este tipo de drogas se pierden en su realidad. Se puede inhalar, fumar, inyectar, etc., es altamente tóxica. Pueden existir muchos cambios físicos, presentan erupciones en la piel, además de que es probable que las cejas se caigan o se separen. Las asimetrías faciales son muy notorias. En situaciones extremas es probable la pérdida de piezas dentales y presentan paranoia o brotes psicóticos. Su duración es prolongada, de 12 horas aproximadamente y su retracción física y facial es notoria y atónica.

 

Solventes

Adicción a los solventes

Las personas adictas a los solventes pierden la actividad racional. Éstos suelen secar el cerebro y se pierden demasiadas neuronas, por lo que al secar la zona pre frontal y el cerebro racional e intelectual, sólo mantienen activo el cerebro instintivo o reptiliano por supervivencia. El grado de destrucción es muy grande en estas personas. No comen en periodos muy largos y por consecuencia sus retracciones físicas y faciales son extremas, además de la craneal por la sequedad del cerebro. También presentan pérdidas de lenguaje y a consecuencia de la muerte de neuronas y sequedad del cerebro, también se pierden recuerdos.

 

Ludopatía

Adicción a la ludopatía

Son personas TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo). Su obsesión y compulsión van relacionadas al dinero, con rasgos faciales de avaricia (labios de alcancía, extremadamente delgados), sus receptores disminuyen y caen ya sea en ojos, nariz o boca (principalmente en boca), además de la retracción en la zona instintiva por representar la zona material y del dinero.

 

Adicción a la Comida

Adicción a la comida

Presentan regularmente bocas grandes en el rostro y con atonía en ese receptor o comisuras hacia abajo, la zona instintiva grande o el labio superior más sobresaliente (viendo el rostro desde un ángulo lateral), o más grueso que el inferior.

 

Adicción al Sexo

Adicción al sexo

Estas personas presentan proyección en una zona instintiva, el labio inferior es rojo, y colgante, con clara atonía, los dientes se exceden y son grandes o anchos. Los receptores del ojo son átonos, el ojo cae. La zona de la cadera se desarrolla más o menos desproporcionada. El cabello presenta melenas u ondas muy grandes, llamativas. Se desarrolla algo más en la zona instintiva como una papada. En el caso de los violadores o frotteuristas, el labio inferior se excede en tamaño y forma.

Como podemos ver las adicciones no sólo pueden ser a una sustancia o a un químico, sino también a diferentes filias o gustos, y se les llama Adicción por ser desmesurados, excesivos y sin control, además de que todas ellas son principalmente temas y carencias emocionales no resueltas.

 

MISCELÁNEO

Núm. 263 – Octubre 2021

octubre 19, 2021
Nueva Ley Orgánica de la Armada

Nueva Ley Orgánica de la Armada de México