Benihana
BENIHANA
Pioneros en la experiencia eatertainment

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Cuando hablamos de Benihana debemos iniciar con la pauta que te guiará a reconocer la comida japonesa. No es el típico sitio donde te sientas a leer un largo menú de makis para elegir como aperitivo. Tienen más de 50 años preparando comida japonesa. Además, Benihana se enorgullece de haber introducido el elegante arte de la cocina teppanyaki en Estados Unidos y de ahí, al resto del mundo. Ofrecen una cocina japonesa “occidentalizada” y accesible que es entregada en cada platillo al comensal. No por nada son los pioneros del concepto EATERTAINMENT el cual iremos explicando a lo largo del artículo. Lo que sí les adelantamos es que lo que no logremos antojarles con las descripciones, definitivamente las fotografías le abrirán el apetito a cualquiera que se considere satisfecho.

 

Benihana

 

Al sur de la Ciudad de México, en una de las venas principales del corazón de San Ángel (sobre Av. de la Paz) se encuentra esta joya de la tierra del Sol naciente, Japón. Benihana abrió sus puertas en Octubre de 2019 y llego presentándonos el concepto de eatertainment el cual nace de un juego de palabras anglosajonas entre EAT (comer) y EATERTAINMENT (entretenimiento). Logran hacer disfrutar no solo al paladar sino también a la vista. Su lema, “Nuestra Cocina Es Tu Mesa” y se hace evidente al poder ver en vivo la habilidad del Chef Berna en el manejo de los cuchillos y la parrilla, así como brindarse en la apertura para responder cada duda o preferencia de alimentos del comensal.

 

La experiencia comienza al sentarse y dar un primer vistazo a la carta, de entrada a todos los comensales se les da una pequeña sopa y ensalada, además de esto, puedes pedir un bowl de arroz y plato fuerte.

 

 

El mejor consejo que les podemos dar es, definitivamente ir por la preparación estrella del lugar, el teppayanki. El mismo teppanyaki es un show en sí que conforma parte de la experiencia “Eatertainment”.

 

Benihana invita al comensal, para que al cruzar la puerta, pueda trasladarse a otro continente y dejarse atrapar por otra cultura. El primer plato, la sopa es un cálido abrazo al estómago, que en casos de días fríos y lluvia como el de nuestra visita, se agradeció enormemente.

 

Los sabores iniciales de la sopa de cebolla Benihana fueron la introducción perfecta a nuestro paladar para el siguiente platillo, la ensalada de lechuga, jitomate, repollo, rábano acompañado de un aderezo de jengibre el cual le brinda una esencia extra de frescura que combina perfecto cada presencia de sabor. Así tenemos que destacar una de las atinadas intervenciones que nos comentaba el alegre Jonathan (nuestro mesero de esa tarde) y es que todo lo que venga en un plato en Benihana es comestible, nada cumple con una presencia meramente ornamental.

 

Además de la frescura de los ingredientes que buscan en cada preparación, los platillos fueron diseñados para que fuesen acompañados exclusivamente de elementos que no solo cumplieran el deleite visual, sino también del paladar. Por supuesto después de esta aclaración nuestro sentido del gusto no perdonó a ninguna flor que venía en cada plato.

 

Continuando en la ola de frescura experimentamos el carpaccio de salmón y el de pulpo, los cuales se sirven frescos y hacen el acompañamiento excelente para preparar a los sentidos e ir expandiendo el apetito. No pudimos decidirnos por un ganador absoluto, así que ambos compartieron el primer lugar.

 

 

En el exquisito viaje de nuestro paladar ahora tocó el turno del yakimeshi a la parrilla y sí, permitánme decirles que los ingredientes utilizados le dan un sabor totalmente diferente al yakimeshi, es como se debería comer siempre el arroz, acompañado del camarón y verduras hibachi recién pasadas por la parrilla y los atinados sables del Chef Berna. Con los sentidos completamente despiertos, llegó el turno de nuestra elección de teppanyaki, el emblemático Oceans Treasure, el cual es una preparación de cola de langosta de agua fría, callos de hacha y camarones colosales a la parrilla además del caluroso espectáculo con el manejo del fuego y cuchillos que desplegó el chef Berna.

 

 

Por último y con muchas ganas de tener la habilidad especial de continuar comiendo las abundantes porciones, decidimos sacrificarnos (ay ajá) un poquito más y deleitarnos con los postres. No nos arrepentimos. Hablemos nuevamente de una de las intervenciones del atinado Jonathan, el cual para presentarnos a la pirámide de chocolate, nos comentaba el nivel de compromiso que sentía por ese postre al grado de incluso considerar el matrimonio. Sin exagerar cuando lo probamos comprendimos la expresión de Jonathan y frenamos nuestros impulsos para no causar ningún revuelto doméstico o causar disturbios en el hogar. La pirámide de chocolate acompañada de frutos rojos es un “must” para todo aquél que se considere a sí mismo como amante del chocolate. Por último el otro postre que se nos sugirió fue el “cremoso de almendra” el cual no existe aún en la carta sin embargo puede ser solicitado sin ningún contratiempo, altamente recomendable si lo suyo no es el chocolate y va por sabores dulces más sutiles, este será su dulce cierre favorito.

 

 

Les recomendamos visitar Benihana si lo que están buscando es un sitio donde disfrutar del sabor de los alimentos, de un trato excepcional así como un sitio donde comenzar los jueves con un entremés y copa. De jueves a sábado por la tarde el sitio goza de la presencia de un DJ que invita a todos a pasar un buen rato. Los horarios en el área de alimentos y bebidas son hasta las 10:00PM. Después de este horario se encuentra disponible el área de lounge con música en vivo (DJ). Es un sitio que cumple muy bien tanto para comidas familiares, reuniones con amigos o incluso para reuniones de negocio ya que cuentan con áreas privadas.

 

Reservaciones

Avenida de la Paz 48 Col. San Angel Alvaro Obregon

01000 Ciudad de México

Teléfono: 01 55 4810 5028

Fotografía: León Leal

CULTURA

Núm. 252 – Noviembre 2020

noviembre 28, 2020
Garantizar el interés superior de la niñez ante un divorcio

7 de cada 10 perros y gatos viven e las calles, donde son maltratados