BRUÑAL UNA VARIEDAD DE UVA

Rescatada de su extinción

COMPARTIR

Facebook
Twitter

La uva Bruñal, es una variedad tinta única en el mundo, que estuvo cerca de extinguirse, por lo que es extremadamente limitada y, por ello, muy apreciada su exclusividad. En Bodegas Ribera De Pelazas elaboran un caldo 100% variedad Bruñal. Los viñedos están situados a 750 metros sobre el nivel del mar, dentro del “Parque Natural Arribes del Duero”, en el noroeste de España, donde el río Duero crea una frontera natural con Portugal.

 

Bruñal una variedad de uva rescatada de su extinción

 

Arribes, arribas o arríbanos son los términos, del idioma leonés, que se emplean para denominar el peculiar accidente geográfico formado por los ríos de la zona enclavada entre las provincias españolas de Salamanca y Zamora, y los distritos portugueses de Braganza y Guarda donde se puede apreciar impresionantes paisajes, viñedos, cascadas y miradores. Es una hermosa zona con espectaculares tesoros naturales. Este lugar goza de un microclima fluvial, que es proporcionado por el río Duero, con suelos poco profundos de escasa materia orgánica, textura arenosa limosa, y con una destacada composición de pizarra y granito lo que da a los vinos distinción y mineralidad. Cuando hablamos de mineralidad nos referimos a la presencia en los vinos a través de aromas y gusto de ciertos elementos del suelo donde está plantada la vid. Las características propias de la región benefician a los viñedos con un microclima único y distintivo.

 

Bruñal una variedad de uva rescatada de su extinción

 

En una presentación de los vinos Bruñal que se celebró en Ciudad de México, tuve el gusto de conocer al empresario Antonio Huertes García, propietario de Bodegas Ribera de Pelazas en la DO Arribes del Duero, y a Piedad Fernández Paredes sumiller internacional, creadora y directora de la Escuela Internacional de Sommeliers en Badajoz, España, acompañados de la anfitriona mi estimada amiga la Sommelier Areli Curiel.

 

Bruñal una variedad de uva rescatada de su extinción

 

En este evento tuve la oportunidad de conocer la uva Bruñal y de probar la cata vertical de las añadas 2007, 2008, 2009 y 2010 de Bruñal:

Bruñal 2007, está elaborado exclusivamente de uvas de la variedad Bruñal, con una coloración de intensidad media-alta, con brillo y tono limpio. Encontramos aromas de frutas silvestres y toques suaves de madera. Acabado sabroso, textura sedosa y larga con mucha frescura y volumen.

Bruñal 2008, elaborado exclusivamente de uvas de la variedad Bruñal. Este vino tiene un color intenso y potente, que recuerda a cereza madura. Acabado largo y sabroso con frutas silvestres y ciertos toques a minerales. Expresivo paladar y maduración equilibrada.

Bruñal 2009, elaborado exclusivamente de uvas de la variedad Bruñal, es un vino excepcional, intenso y potente color a rubí. Nariz profunda, enorme complejidad con infinitos matices de frutas silvestres y toques de minerales mezclados con especias de montaña. Vino muy equilibrado con magnífica complejidad de fruta, riqueza, longitud y volumen.

Bruñal 2010, elaborado exclusivamente de uvas de la variedad Bruñal, es un vino potente, denso y espléndida textura del color rojo en el vino. Abundante fruta, aromas a roble y frutas silvestres, cacao, grafito. Paladar complejo y equilibrado, trago sedoso, dulce y largo con mucha frescura.

 

Bruñal una variedad de uva rescatada de su extinción

 

Excelentes vinos que se encuentran en restaurantes dos estrellas Michelin con un precio de 300 euros cada botella. Todos estos vinos maridan a la perfección con todo tipo de carnes rojas, carne de caza, foie gras, y con quesos curados y semicurados. Increíbles para acompañar al postre.

El siguiente vino que probé y me encantó fue Abadengo Selección Especial 2007, con 24 meses de crianza. Un vino elaborado exclusivamente a partir de dos variedades autóctonas, 85% de la uva Juan García y 15% Bruñal. Color rojo cereza de media capa. Potente con aromas de añejamiento, mezclando en perfecto equilibrio con frutas roja con los tonos de crianza y especias como el clavo y la nuez moscada. En boca tiene un paso ligero, suave, sin aristas, mezclando sabores a compotas de fruta roja con matices balsámicos de clavo y canela. El retro gusto es largo, elegante y placentero, sintiendo el gran equilibrio en todas las fases de degustación. Marida a la perfección con carnes rojas, pato, carnes de casa, platos especiados o picantes. Ideal para acompañar quesos muy curados.

Al final, para cerrar con broche de oro llego a la mesa el espectacular vino Sõlo Bruñal 2010, una añada que ha sido calificada como excelente por el Consejo Regulador y que está elaborado exclusivamente de uvas de la variedad Bruñal. Sõlo Bruñal desarrolla aromas intensos que traen oleadas de sensaciones que te llevan lejos. La fruta y su mineralidad nos llevarán a un alto nivel de disfrute del vino. Con un color cereza intenso con reflejos de malva, estable, limpio y brillante. En nariz se aprecia madera finamente carbonizada que reflejan notas de cacao y grafito. En el fondo se nota una buena madurez de su carácter afrutado, que recuerda a licor de cereza y frutas silvestres. Abundante nota de frutas (grosella y mora), ligeramente tostado con toques de roble, gran carnosidad y sabor duradero. Marida a la perfección con todo tipo de carnes rojas, carne de caza, foie gras, y con quesos curados y semicurados. Increíble para acompañar al postre.

Sõlo Bruñal tiene un costo de 1.200 euros cada una de las 1,462 botellas. Virendra Mittal, ha diseñado para la bodega Arribes del Duero una caja de madera de “teca” para guardar el vino. La teca está considerada como una de las más valiosas del mundo, disfruta de muy buena reputación, por su alta resistencia y durabilidad. La botella lleva insertado un aro metálico fabricado en la misma aleación de acero que los lujosos automóviles de Aston Martin.

Por su parte, Piedad Fernández es una encantadora mujer, además con un amplio abanico de saberes, conocimientos y experiencia en el mundo del Vino y la Gastronomía. Piedad como embajadora internacional de los vinos Bruñal, nos transmitió sus conocimientos para conocer de esta uva autóctona.

La Bruñal es una variedad única y muy especial, son viñas centenarias plantadas en los Arribes del Duero que producen menos de un kilogramo de uva por año. Sus racimos de pequeñas y concentradas bayas están llenas de sabor, recogidas y seleccionadas a mano con el máximo cuidado.

 

 

Bruñal una variedad de uva rescatada de su extinción

 

Bodegas Ribera De Pelazas

Fue fundada en el año 1998, todo comenzó cuando el empresario Antonio Huertes adquirió viñedos de más de 120 años de uva Bruñal. Descubrió las cepas viejas de Bruñal mezcladas con las viñas Juan García, estas siempre habían crecido juntas, son viñas de una presencia milenaria natural y forman una de las culturas vitivinícolas más antiguas y remotas del mundo, pero en esa época todavía no se reconocía la uva cómo autóctona de la zona y Antonio se esforzó para recuperarla.

La Bodega inició el proceso de la elaboración del vino, estableciendo el nombre de sus vinos como Bruñal, en relación a la uva y efectuando el registro de la posesión del nombre. Así arrancó el proyecto hace más de 20 años con la marca Abadengo utilizando la variedad Juan García ya que es la que predomina en esa zona, pero poco después inició con una línea de vinos de ensamblaje (mezcla) en los que la Bruñal da una excelente estructura.

 

Bruñal una variedad de uva rescatada de su extinción

 

La Bruñal variedad tinta única en el mundo es una uva que permite la obtención de vinos con mucho cuerpo, con una acidez equilibrada, taninos espesos pero no vegetales, es una uva con riqueza notable en azúcares, pero equilibrada y tiene un alto contenido en polifenoles, con taninos más bien dulces.

Las uvas son como los humanos, cada una nace con una personalidad que les hace ser diferentes del resto, las características estructuradas de la uva Bruñal permite elaborar vinos con muy buena capacidad de envejecimiento. Esta particularidad otorga cualidades únicas en el mundo de la producción vitivinícola.

Abrir una buena botella de vino, es un placer, pero abrir una botella de BRUÑAL es uno de los lujos necesarios de la vida.

 

Sommelier Especialista en Vinos

Josefina Fernández Cueto.

CULTURA

Ángel Trinidad Ferreira
CULTURA

La vida de Ángel Trinidad Ferreira y su trayectoria como Periodista

Ver más…

Núm. 263 – Octubre 2021

octubre 20, 2021
Nueva Ley Orgánica de la Armada

Nueva Ley Orgánica de la Armada de México