EL ARTE DE LOS HUMOS Y DESTILADOS

COMPARTIR

Facebook
Twitter

“Quien degusta un trago de destilado tiene la capacidad de invocar a dios, pero quien fuma un buen tabaco tendrá la oportunidad de dialogar con Él a través del humo que llegará a los cielos”.

Laura Noguera

Lala Noguera puros y habanos

 

Existen personajes de nuestra larga historia humana que se dejaron enamorar por el poder de los humos, tales son los casos de Sir Winston Churchill, John F. Kennedy, Sigmund Freud, Ernesto Che Guevara, Mark Twain; cada uno de ellos haciendo bocanadas para poder exhalar y saborear al mismo tiempo la complejidad de sabores y aromas de las hojas de tabaco.

Cada amante del tabaco –ya sea en su forma de puros o habanos–, y de acuerdo, sin duda alguna, de origen del torcido (liar o rolar el tabaco) experimentará el obsequio de los dioses taínos al mundo. Fue descubierto por las grandes culturas mesoamericanas e introducido a Europa por los peninsulares. Este tipo de cigarros, por llamarles <comúnmente>, pero sin ligarlos a los comerciales e industrializados, poco a poco se convirtieron en grandes compañías para muchos amantes a los humos sagrados, y que, acompañado de un buen destilado, potencian su sabor haciendo la experiencia todavía más elevada.

En nuestra cultura, propiamente en la península de Yucatán, los mayas usaban las hojas de tabaco para conectar con sus energías sagradas y destinaban los campos de San Andrés los Tuxtlas, en el estado de Veracruz, para su cultivo. En la actualidad, muchas de las anillas más famosas del mundo de los puros usan capas de San Andrés haciendo un blend lleno de aromas que aporta México al mundo de los humos sabrosos.

 

Hoy en día los más conocedores, y también los nuevos adeptos, gustan de fumar y beber entablando maridajes perfectos. En la usanza tradicional se han acompañado con los maravillosos destilados de gran categoría como el Whisky o ron, pero actualmente ya se tienen existen otras opciones con las que se combina y eleva el gusto sensorial. Los destilados de agave están teniendo una gran relevancia al combinar los puros o habanos con una gran gama de bebidas tales como: el tequila. El mezcal, la raicilla, la tuxca, el comiteco, el bacanora y hasta el primo del agave el buen sotol.

Hoy en día vivimos una época llena de cambios donde los espacios cerrados ya no están libres para los fumadores y menos del buen tabaco, y es que las restricciones para los fumadores cada vez son legalmente más severas, que hasta en las cajetillas de cigarros comunes y las cajas que resguardan los puros y habanos colocan imágenes escalofriantes y a la vez consientes de cuidar la salud. El que se encuentren espacios para el goce y disfrute del tabaco es compleja. Hoy son una opción los famosos y selectos cigar bar, en los cuales se han acondicionado espacios abiertos que permiten que el fumador, conocedor de buen tabaco, no se sienta señalado y al contrario obtenga una atmosfera idónea donde socializar e intercambiar “vitolas”. Contando estos a su vez con destilados mundiales que maridan con los tabacos que uno lleve o sugieran dentro del cigar bar.

 

¿Cuál es la diferencia entre un puro y un habano?

Lala Noguera puros y habanos

Los habanos únicamente son los puros elaborados en Cuba. La Denominación de Origen Habano puede ser otorgada a todos los tabacos (o puros) en los que el 100% del Tabaco que los compone haya sido cultivado en Cuba.

 

Lala Noguera puros y habanos

 

“Hay clientes que ya tienen sus combinaciones y otros vienen en busca de nuevos sabores, aquí  pueden pasar un rato agradable y disfrutar de la vista al aire libre en la terraza”, comenta el gran Cigar Sommelier y buen amigo Yamir Pellegrino, quien ha diseñado cartas para un total de casi 50 restaurantes con estrella Michelin, nos explica que la carta de un buen restaurante puede tener a su parecer siete opciones de maridaje,  entre las que resaltan: Cohiba Siglo II con tequila Santanera, Montecristo Edmundo con Mezcal Toro Muerto, Romeo y Julieta “Wide Churchills” con un Mezcal El Viejo Manuelon  (ensamble), Partagas No. 2 con Mezcal 33, Bolívar belicoso fino cepo 52 (fortaleza fuerte) con un Mezcal Bendita Tentación de Durango, H. Upmman No. 2 (fortaleza suave media) con un Comiteco 9 estrellas y un Hoyo de Monterey Epicure especial con un Sotol Flor del Desierto.

 

Lala Noguera puros y habanos

 

El Fumar no es solo por querer hacerlo a capricho, para los fumadores de buenos tabacos es el sentirse en la atmósfera adecuada, relajarse, aprovechar para degustar un destilado que vaya bien de acuerdo a la fortaleza del tabaco y de esa manera poder conectar con su interlocutor o con la deidad de los taínos para el tabaco, la bella Atabey, divinidad femenina de los antiguos taínos, pueblo casi extinto, de origen arahuaco que se situaba en gran parte de los archipiélagos.

 

Lala Noguera puros y habanos

 

Así que estimados lectores, es momento de degustar a la deidad de los taínos y sentir cómo poco a poco va a enamorarnos con sus perfumes del tabaco y sabores que nos remontarán sin duda al cielo por tanto Santé y buenos humos.

MISCELÁNEO

Núm. 263 – Octubre 2021

octubre 19, 2021
Nueva Ley Orgánica de la Armada

Nueva Ley Orgánica de la Armada de México