EL ENCENDIDO DE LOS 3 FUEGOS EN EL SENDERO SEXUAL

COMPARTIR

Facebook
Twitter

El origen de la energía sexual está creado por la energía fuente que se encuentra aproximadamente a 8 centímetros del ombligo hacia adentro. Esa es la verdadera fuente que genera, en este caso, la energía sexual que, según la aplicación y el desarrollo de la sexualidad viviente, se transmitirá en tu sensualidad, erotismo, exotismo, cachondez, virilidad, feminidad, pasión, deseo, etc. Esta energía mal empleada se convierte en impotencia, frigidez y muerte. Te recuerdo que la sexualidad está íntimamente correlacionada a los diferentes niveles de cultura, educación, mentalidad, costumbres, religiosidad, ideología y familia, que en conjunto envuelve a la sexualidad. Pero, lo más difícil es poder entender y vivir la sexualidad sin tomar en cuenta todo lo anterior y, simplemente, dejar que nuestro sexo hable, se exprese y se manifieste de acuerdo a nuestra escucha para vivirlo tal como éste pretende. En la generalidad, salvo algunas excepciones, las personas con poca cultura y con un trabajo y estilo de vida muy rutinario, tenderán a una sexualidad muy genital en la que la expansión de la energía sexual se ve definitivamente limitada.

 

El encendido de los 3 fuegos en el sendero sexual

 

Para una mayor comprensión respecto al rol que juega la energía sexual en la sexualidad, es importante saber que hay niveles de consciencia en el ser humano y éstos son:

  1. Consciencia Animal (Dominio territorial).
  2. Consciencia Infantil (Los adultos roban la infancia a los niños).
  3. Consciencia Romántica (Los proyectos personales se truncan cuando las personas se casan).
  4. Conciencia de Adulto (En este nivel existe dos tipos de Adulto: Adulto Explotador, que es el tipo de adulto que sabe de la importancia del dar, pero da solo para su propio beneficio, se da cuenta de todas las implicaciones de sus actos, pero la manipula a un nivel muy sutil, aunque el más feroz como ejemplo, es la publicidad de artículos para generar un consumismo obsesivo de todo tipo de cosas que mantienen al ser humano cada vez más alejado de sí mismo; el otro tipo, es el Adulto Generoso, este tipo de personas ubican la importancia del flujo del dar y recibir en términos tan sencillos como “Nada para mí que no sea para los otros”, y otros como “Lo que doy, me lo doy. Lo que quito, me lo quito”).
  5. Consciencia Cósmica (A este nivel ya empezamos hablar en un sentido místico, más sublime en el cual la relación del ser humano consigo mismo y con otro en una entrega sexual lleva implicado el éxtasis).

 

Algunas formas prácticas para mover tu energía sexual pueden ser a tres niveles:

  1. Físicamente.- Asocias un objeto físico que te “compruebe” que en algún momento viviste una experiencia placentera para ti. Los objetos pueden ser retratos, perfume, loción, prenda de vestir, libro, etc…
  2. Emocionalmente.- Haces una proyección a través de tu imaginación y te visualizas en plenitud, justo en la forma en que te hará feliz verte en acción.
  3. Mentalmente.- Evocas aquellos recuerdos de tu vida que te han mantenido en un estado de felicidad y los mantienes en tu mente el mayor tiempo posible.

 

¿Qué obtendrás si empiezas por realizar estos actos simples y sencillos cuantas veces quieras durante el día y/o a través de los próximos días durante el tiempo que quieras? Notarás que empiezas a sentirte muy bien, eso eleva tu frecuencia vibratoria que atrae hacia ti eventos, personas y experiencias que te generan cada vez mayor bienestar y con ello tu energía femenina se empieza a activar. Claro está que para esto siempre tienes la libertad de elección. Lo que sí te garantizo es que si te atreves a explorar en las profundidades de tu ser, entrarás en una intimidad hacia ti mismo(a) tan maravillosa, tan sorprendente que querrás seguir y seguir adelante y adelante. La clave más importante es que comprendas desde tu ser esencial –aparte de lo anterior–, lo que implica el proceso de la transformación de tu energía sexual a través de la Alquimia. Hablar de alquimia sexual y del valor que requiere un hombre para abrir su pecho (la coraza del corazón sentimiento) a una mujer, a su amante, a lo femenino, es hablar de una travesía en el mar interno de la energía sexual.

 

El encendido de los 3 fuegos en el sendero sexual

 

En alguna parte del tiempo los hombres perdieron las huellas del camino original de su sexualidad y de lo que ésta implica en su virilidad, su capacidad de seducción, su forma de compartirse con una mujer y con lo femenino, en resumen, quedaron perdidos en un estado de adolescencia perdiendo, en su mayoría, el rostro del hombre maduro, íntegro, impecable, completo y esférico. ¿Qué hacer y cómo entrar de nuevo con integridad en la capa adulta de su vida como hombres? Muchas son las respuestas, pero nos centraremos en la maestría sexual del amor sagrado y la tradición tántrica. Para ello, entre otras cosas tendrías que atravesar el velo del sentimiento y las emociones sobre en las que has construido una muralla alrededor y transformarte en “arcilla en las manos de tu amante” (una mujer completa que también libra sus batallas en el misterioso mar de la energía sexual). La alquimia sexual de lo masculino surge cuando, en medio de todo, descubres una de las claves: “la línea directa del cambio”.

 

Cuando, como hombre, le puedes decir a tu mujer, a tu compañera, a tu amante incluso un poco jugando “Soy arcilla en tus manos”, te sientes atraído por su alma femenina más que por su apariencia física (aunque ésta está incluida). No es que lo físico te deje de importar, el punto es que empiezas a trascender las fronteras de lo que hasta el presente ha significado y has tratado a las mujeres. Tu trato a lo femenino nunca será lo mismo porque has atravesado los velos del misterio, a pesar del temor, las defensas, los conflictos, enojos, frustraciones, impotencia y resistencias de tus creencias y convicciones limitativas que te han mantenido prisionero de ti mismo. Es entonces que tu consciencia sexual se abre hacia los límites más grandes que puede concebir en cada instante en un encuentro de intimidad sexual.

 

Este tipo de conciencia: “Soy arcilla en tus manos”, te permite expandir tu virilidad, tu ternura desde lo masculino, tu sensibilidad y tu creatividad, entonces, puedes dejar que tu mujer sea justo como es, sin intentar cambiarla, mejorarla o llegando acuerdos mutuos. Comprendes, en un nivel más profundo, que cuando dominas a otra persona, o no la tomas en cuenta, se crea una desarmonía que, antes o después, acaba con la relación.

 

El encendido de los 3 fuegos en el sendero sexual

 

La alquimia sexual en lo masculino implica que tus miedos o angustias emocionales deben dar paso a la aceptación de tu pareja y al amor incondicional. Es necesario que comprendas que si tu relación de pareja se acaba es porque hay un deseo mutuo de dejarla y pasar a otra cosa, no se trata entonces de reproches, lamentos o cobros de cuentas ya que otra de las claves para tu alquimia sexual es la auto exploración y el crecimiento interno.

 

Sin embargo, puede ser que este aprendizaje te sumerja en sentimientos de rencor, enojo, ira, frustración y celos al soltarte como arcilla en los brazos de tu mujer, pero, entonces, surgirá en ti un reto interno para atravesar juntos los terrenos desconocidos con tierras áridas y aguas pantanosas, porque comenzarás por comprender que tanto tú como ella han de pasar por todas las emociones y sentimientos, no solo por los positivos recorriendo tanto los momentos luminosos como los oscuros de la vida misma, de la sexualidad y del misterio, porque la alquimia sexual no es solo el resultado de los momentos de éxtasis, orgasmo y pasión en tu relación de pareja. La negatividad, tu negatividad también tiene que manifestarse, tiene que comunicarse por tu palabra, por tus ideas, por tus acciones y hasta por tus sueños.

 

Contacto

Psic. Jaqueline Machado G.

WhatsApp: +52 1 222 6171475

Fb: Sexualidad Mágica Perfil Índigo y Desarrollo de Consciencia

SALUD

Núm. 262 – Septiembre 2021

septiembre 21, 2021
Inclusión de jóvenes en servicios bancarios

Inclusión de jóvenes en servicios bancarios