GABRIELA MELLADO

Belleza y tenacidad en pantalla

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Desde adolescente engalana las pantallas televisivas con su belleza, con una gran trayectoria, misma que reconoce no siempre ha sido fácil, más la tenacidad la ha mantenido, y hoy Gabriela Mellado sigue conquistando corazones en el melodrama de Televisa La imperdonable.

A los 13 años en unas vacaciones en Acapulco, conoció a Eugenio Cobo, director del Centro de Capacitación Artística de Televisa, quien también vacacionaba con su hijo de la misma edad que la actriz, y la invitó a audicionar. Desde el segundo año, a los 16 de edad, empezó a hacer telenovelas, nos narra:

“Me ha tocado trabajar con grandísimas figuras como ‘La India’ María, esta señora que era una belleza como persona y como actriz, con Ignacio López Tarso, con Jesús Ochoa, Lisa Owen. Me ha tocado una carrera muy padre con muchas experiencias y proyectos”.

 

Gabriela Mellado

 

Sobre los papeles que más recuerda cita: “El primer productor que me dio la oportunidad fue Carlos Moreno en El Nombre del Amor; en Corazón indomable realicé un personaje sorda; después, en Que pobres tan ricos, me tocó hacer una española y la gente me decía ‘Oye,¿De que parte de España eres?’ Para mí fue un gran halago; La imperdonable fue mi primer protagónico, de una intensidad brutal, donde el personaje sufría muchos abusos de parte del abuelo, y de todo el mundo, tenía a Sebastián Zurita como pareja. Ha habido de todo en mi carrera, protagónicos, antagónicos, personajes que no tienen nada que ver conmigo, que son la mayoría”.

 

La entrevistamos cuando ya está por concluir las grabaciones de La imperdonable, algunas semanas antes del final, nos comenta: “Las telenovelas, en el gremio actoral, son un poco juzgadas, pero no saben el ritmo que se tiene que traer, la exigencia, no solamente de actores, sino de técnicos, de producción. ¡Son una locura! Terminas llamado a las 11 de la noche y al día siguiente se graba una balacera, se inunda un pueblo. La verdad que hacer telenovelas te da mucho oficio y me divierte mucho”.

 

Le comento que es un género al que se menciona que pronto llegará su fin, y esto se ha anunciado desde hace tiempo, aunque todavía las veo en horario estelar, toma aire y opina: “A fin de cuentas, las telenovelas han sido muy características de México. Se empezaron a exportar y ya llegábamos hasta Rusia y a estos lugares recónditos; de repente, en Colombia empezaron a hacer otro tipo de material, en Turquía, ya ves que sus telenovelas les ha empezado a ir muy bien. Creo que México debe elevar el nivel de su historia, es muy sencilla, muy simple, muy repetitiva algunas veces. Ya ahorita, con la cantidad de contenido a nivel mundial, con Netflix, con HBO, con todas estas grandes maquinarias que están todo el tiempo haciendo historias nuevas, las telenovelas se llegan a quedar chicas, cortas, por la trama. Yo creo que la magia y lo que sucede en el guión es realmente lo que va a determinar si una historia es exitosa o no. Si se tiene un buen guión, ¡se tiene todo!, así pongas al peor actor, que seguramente los directores alucinarán y querrán no volver a trabajar con él, aquí los que marcan la historia son los escritores, y son los que llevan aquí la batuta”.

 

Gabriela Mellado

 

Al cuestionarla sobre su papel soñado responde: “¡Me encanta leer! Soy una ñoña, ñoña, ñoña, de estudiar, de leer todo lo que llega a mis manos, me encantan las novelas históricas. Te podría decir mil personajes de mil libros, pero me encantaría hacer… Ahora hay una gran serie que se llama The Handmaid’s Tale, la distribuye Hulu aquí, en Paramount México. Historias basadas en libros, que para mí son las mejores historias, y es donde la gente más se engancha. Hay también un libro que me encanta de Virginia Vallejo (Amando a Pablo, odiando a Escobar) quien fuera la amante de Pablo Escobar durante tanto tiempo… Hacer algo así que tenga que ver con la historia de Colombia o México. Yo voy a ser aún más feliz el día que me digan que voy a hacer el personaje de tal libro. Los guiones que más me gustan son los que están basados en los libros”.

 

Entre sus planes a mediano plazo está reponer la obra teatral El marido perfecto: “Nos estaba yendo muy bien, estábamos en el Teatro de los Insurgentes, pero el semáforo nos paró. Hay posibilidad de una película. La carrera de los actores definitivamente es de paciencia tenacidad y humildad, hacer castings y castings. La verdad es que hasta que no te consolidas con un proyecto relevante, la vida de un actor se basa en castings”.

 

Gabriela Mellado

 

Al pedirle que se describa, expone: “Desde los catorce años estoy en este mundo (del espectáculo) que me encanta, el cual ha sido de repente muy amoroso, y de repente muy nefasto, muy difícil con muchos retos y muchos obstáculos. Yo creo que soy una mujer muy tenaz, muy apasionada por lo que me gusta y por lo que quiero muy luchona, muy valiente, muy echada al frente. Mi mamá, mi hermana y yo siempre hemos sido las tres mosqueteras. Siempre se me ha enseñado a no rendirme, ni a tirar la toalla o a dejar que lo que está afuera me gane. Tanto como mujer como actriz he sido un ser tenaz, paciente y humilde, porque esta carrera es mucho de humildad porque, de repente, el ego te puede ganar y ponerte el pie de formas inimaginables”.

 

Si bien su familia la apoya y la entiende, no siempre es así con las parejas sentimentales: “Ha sido un camino muy bonito y difícil. Hay que poner tu vida en pausa cuando estás en proyecto, luchar con el mundo que no conoce este medio, te dicen ¿cómo es posible que no sepas a qué hora sales?

 

Gabriela Mellado

 

¿Qué es la fama para ti? es la siguiente pregunta que responde sin titubear: “Lo único que significaría para mí es trabajo seguro. Te puede jugar mucho en contra, tanto por ego como que la gente ya no reconozca al personaje por verte a ti”.

 

En ese sentido le comento que hay actores, incluso consagrados a nivel internacional, que todo lo hacen igual. La actriz opina: “Yo creo que en ese momento lo que te juega mucho es el ego, que quieren que los reconozcan a ellos, ‘¡ah, te acabo de ver en tal película, en tal serie, en tal novela! Sí qué padre que la gente ubique tu trabajo, pero que lo haga por tus personajes, no porque acabo de ver a fulanito haciendo a fulanito en tal proyecto que es semejante al otro. Eso pasa mucho con actores mexicanos y de Hollywood que dices ‘otra vez haciendo lo mismo’, ‘hablando igual’. ¡Con tantas cosas que puedes hacer! ¿Andar interpretándote a ti mismo?

 

Gabriela Mellado

 

Sobre su otra formación confiesa: “Tengo tres carreras frustradísimas, una de ellas bailarina que la verdad nunca tuve la habilidad física para hacerlo, las otras dos era ser abogada o médico. Psicología, que es lo que estudié en la universidad, lo puedo combinar con mi carrera, a lo mejor no puedo hacer clínica, no puedo dar consultas por un tema de privacidad con los pacientes, pero en fundaciones que es lo que estoy haciendo ahorita ¡yo soy la más feliz!”

 

Antes de despedirnos, le comento que la psicología se lleva bien con la actuación, pero la entrevistada advierte: “Te puede llegar a ganar también, te puedes ir muy a la parte como intelectual, entonces ya intelectualizas todo y ya le diste en la torre al personaje porque lo que tienes que hacer con un personaje es actuar, hacer, accionar; pero, me encanta toda la parte de análisis y de textos y del personaje y hacer trabajo de mesa, ahí lo puedo aprovechar al 100”.

POLÍTICA

Núm. 265 – Diciembre 2021

diciembre 5, 2021
Prevención del delito y cultura de la paz entre los jóvenes

Prevención del delito y cultura de la paz entre los jóvenes