Gabriela Sodi

GABRIELA SODI

El Arte Educa

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Conversar con Gabriela Sodi, es hablar de arte, de política, de aspectos sociales, de su preocupación y ocupación por la sociedad, de cómo contribuir en el crecimiento del ser humano, de los niños y jóvenes, de cómo apoyar a las mujeres y levantar su voz por los más vulnerables; es replantear todo el concepto sobre la vida.

 

 

Gabriela Sodi lleva 40 años involucrada cien por ciento al arte y la cultura. Durante mucho tiempo estuvo catalogada como la representante del Arte Concreto en México, porque mucho de este arte se hace a través de la computadora y ella lo hace a mano alzada. Reflexiona cómo se conceptualiza el arte en la actualidad: “El Arte y la Cultura están mal catalogados. Me ha tocado dar conferencias en distintos recintos y difiero que el arte vaya aparejado al deporte, ¡es un error!, porque el arte es una Ciencia Blanda que siempre descubre, siempre propone nuevas fórmulas, por eso, la segunda medalla más importante en México después de la Belisario Domínguez, es la Medalla de Artes y Ciencias, que refiere a los descubrimientos de lo humano…”.

 

Gabriela Sodi

 

Añade: “El arte moderno y posmoderno proponen ideas y estas ideas filosóficas a través de los procesos estéticos tienen que ser muy claras. Todos hacemos cultura, pero pocos hacemos arte. Todos hacemos cultura diaria. Como mexicanos somos riquísimos en cultura, pero no todos hacemos arte. Creo que el arte moderno y contemporáneo tiene otro lenguaje, están incorporando nuevas fórmulas, nuevas técnicas y esto a mí, me permite proponer varias historias a través del color, a través de la forma, a través de los lienzos, de las fotografías, de los videos… En los intangibles; voy incorporando lo que se me va presentando referente al tema que expongo o denuncio. Que esto a su vez, mueva al espectador a golpe de vista y le permita entender a través de una exposición de visivilidad, lo qué está pasando en la trama y urdimbre del tejido social mexicano”.

 

En estos momentos, el Palacio Legislativo de Xalapa, Veracruz, alberga la Instalacion “Generadores de Violencia”, la cual ha causado gran impacto por lo que conlleva la muestra, tanto por su contenido, como por las nuevas oportunidades hacia los artistas por replantear sus obras para dejar un mensaje claro de los acontecimientos. 

Gabriela Sodi

 

“Generadores de Violencia”, se ha presentado desde hace varios años en diferentes recintos y abarca a los medios de comunicación y su forma de abordar la nota roja, la nota rosa y la nota amarilla a través de una explotación de la imagen de la mujer. “Esta exposición, es una instalación efímera, armada de un gran telón a manera de un gran tejido social, realizado con unas rosas rojas, hechas de papel periódico empapado en bermellón simulando la metáfora de sangre; simulando y denunciando estos territorios llenos de sangre, de mujeres mexicanas muertas, que como flores marchitas cubren ya toda nuestra nación. Cada una de estas rosas rojas representan a una mujer asesinada y presentada en una nota; es “hilvanada” una a una para crear el nuevo tejido social que nos estamos dando todos los mexicanos a través de normalizar la violencia contra las mujeres, de normalizar sus asesinatos, y de normalizae los incrementos en cifras”.

Explica que esta exposición va perdiendo piezas en el trayecto, “van desapareciendo pues se van muriendo, se van perdiendo, y al final sólo quedan dos o tres… Cuando se instala, vienen mujeres a apoyar y les pidó que compartan sus experiencias en esas hojas de papel periódico, que despues son utilizadas como parte del territorio, de la ¨Topografia de la Violencia”.

 

Gabriela Sodi

 

-Las lecciones son muchas por cada puesta, por cada día que transcurre para la instalación… Tiene mucha similitud con la vida real, ¿qué momento está viviendo la mujer en estos momentos?

“Es un momento de experimentaciòn; las mujeres por primera vez están tomando la batuta. URGE QUE LA POLÍTICA SEA ROSA, por eso tienen la diamantina morada, la diamantina rosa, urge que la política para nosotras sea rosa porque seguimos con las dictaminaciones del patriarcado y ellos siguen decidiendo sobre nuestros temas, sobre nuestras importancias. Hemos avanzado mucho, vengo de estructuras donde he tenido nombramientos o cargos y todos ellos son nombrados en masculino. Hace poco tuve una candidatura y por primera vez fue en femenino. Hemos avanzado pero hay mucho enojo y es lógico, se ha implementado la violencia como respuesta al fenómeno patriarcal, pero son los caminos y las rutas que nos tenemos que dar para lograr una igualdad sustantiva”.

 

Gabriela Sodi

 

-En qué momento logras conjuntar la política y el arte, y al mismo tiempo dar voz.

“Soy una artista contemporánea, yo me sitúo en mi época. Como historiadora del arte tengo conocimiento de procesos e iconografías y eso me permite hacer uso de la parte filosófica y la parte estética del arte para lograr sintesis. Siempre me han gustado las identidades culturales, me gusta visibilizar las problemáticas de las regiónes y denunciar sus acontecimientos. Soy especialista en volumen y como propuesta plastica hago ¨Topografías¨”.

Recuerda una invitación a París, hace más de 13 años, y el proyecto era abordar el tema de las Muertas de Juárez: “A mí me invita Alejandro Santiago a este proyecto y habíamos acordado hacer un gran corazón de cristal y en cada uno de los cajoncitos poner alguna reliquia de alguna de las chicas, ya fuera una cadenita, un arete, algo que los familiares nos proporcionaran para hacer este objeto del recuerdo, este rememorar”.

¡Qué impacto!

“¡Impacto brutal! Estuvimos trabajando con varias empresarias porque ellas estaban muy preocupadas por la cantidad de muertas que había alrededor de sus fábricas y ahí estaba el proyecto, y de pronto, Alejandro Santiago muere, y ese proyecto muere con él. Una de estas Obras se quedó en el tintero a su muerte, la concluí y fue expuesta en Paris, sin los permisos de Bellas Artes, ya que pidieron que se cambiara el nombre y la ficha tecnica”.

 

Gabriela Sodi 

 

Gabriela Sodi es una gran conversadora, son de las personas cuyas descripciones logran ubicarte en el tiempo, espacio y lugar, te lleva de la mano y te logra sumergir en la atmósfera. Comparte la ocasión de cuando la invitaron a exponer en Hidalgo, un tema maravilloso…

“Era una exposición para Hidalgo y me dieron un museo completo, el tema: La Minería.

Conté con todo el apoyo de muchas instancias, sobre todo de la Universidad Autónoma, que me permitió trabajar un año en la región, conocer las leyendas de la minería de muchos siglos, contactar a la primera escuela inglesa que llegó a América, tuvimos ingleses que impartieron clases de inglés por primera vez en el continente, la escuela participó conmigo, compartieron las primeras fotografías… También tuve acceso a los primeros registros de mineros –es algo muy hermoso–, muchos murieron en la mina en un estallido que hubo y ahí el nieto de uno de estos mineros me regaló el corrido historico que denuncia este hecho. Entre todos hicimos un glosario sobre el lenguaje que fue utilizado en la minería. Me llevaron a varias minas, vi cómo viven, hay hombres de 102 años de edad. Vi esas manos que les faltaban dedos, esas manos que sacaron el oro y la plata de México y traían consigo anillos, relojes… ¡de hoja de lata! Unas incongruencias absolutas de estas realidades y que me gusta mucho hacer visible desde la parte del arte… Para mí, es importante que cuando entras a una sala de exposición entiendas inmediatamente, a partir de lo visual, la historia del lugar… Como historiadora y artista, he podido hacer esta metáfora, esta sinergia al presentar dichas exposiciónes”.  

“Con los niños y adolescentes trabajo mucho también. Estuve todo un año trabajando en Tlaxcala y en lugares donde hubo alerta de género; recuperamos algunos espacios para los jóvenes y a su vez, para las profesiones artísticas, a través de algunos presidentes municipales, la Secretaría de Cultura, la Procuraduría del Estado que nos ayudaron a trabajar el tema”.

 

Gabriela Sodi

 

Gabriela Sodi  tiene muy presente una imagen en uno de esos espacios; eran unas jovencitas como de 13-14 años, ya destinadas a lo que se “trabaja” en Tlaxcala en cuanto a la mujer… “Recuerdo que estábamos inaugurando una de mis exposiciones y a lo lejos veo a dos niñas concentradas en una caja de luz que yo había llevado, entonces me salgo de la inauguración a tomar esa fotografía; a tomar ese registro. Ese registro es valiosísimo, porque muestra que el espiritu humano siempre se arropa por el arte sin importar su condición, estás llegando a nuevas generaciones… He trabajado en zonas de alto riesgo, zonas de narcos con los niños de las regiones, y cuando el niño termina su obra, le damos todo el proceso formal hasta presentar su trabajo en un museo. Estos niños llegan vestidos formales, de traje, de etiqueta como si fuera su graduación de sexto. Con una seriedad, con una formalidad, que permite ver que hay otra manera de educar, de hacer tejido social. Hay otra realidad que entre todos podemos armar, y saber que estos niños han sido tocados por el arte. Ellos saben en ese momento que hay otra forma de vida”.  

Ustedes como artistas tienen mucho más desarrollada la sensibilidad, y después de escuchar estas experiencias, a mí me mueve… ¿Qué pasa contigo? ¿Cómo lo vives?

“Yo creo que he corrido con mucha suerte. La gente ha sido muy generosa conmigo…”.

 

Gabriela Sodi

 

Ama los cambios, los retos, voltea y recupera lo ignorado y le devuelve la vida: “Cuando me invitaron al estado de México, escogí una casa que estaba muy pauperizada en el centro histórico, recién adquirida por la Universidad Autónoma de esta entidad. A mí me interesó ese lugar, y aunque existían otras propuestas donde habían estado grandes maestros, yo preferí este sitio en especial y gracias al trabajo que hicimos entre todos, ahora es el Centro de Estudios de Historiadores del Arte, de Estetas, Analistas, Curadores y Museógrafos… Al final es encontrar nuevas fórmulas, es descubrir sistemas de encuentro social en el cual todos podamos aportar”.  

Una de las observaciones que comparte fue sobre las imágenes digitales.

“La imagen virtual tiene problemas con la percepción. No tiene regreso. Son imágenes sin fondo. Son imágenes que se interpretan pero que no tienen el efecto de una imagen 3D; la imagen fisica es golpeada por la luz y la luz es la que nos da -cuando viaja- la información al cerebro. En la Digital nosotros interpretamos, eso causa mucho estrés en la parte frontal del cerebro si permanecemos mucho tiempo en las pantallas. Debemos darle a los niños y a los jóvenes, herramientas para que ellos puedan tener balance y armonía dentro de los procesos cerebrales que en este momento están muy excedidos. Las tecnologías hay que conocerlas, hay que saber qué tipo de imagen estamos viendo y presentando, cuáles son los objetos, cuáles son las causas que pueden crear esta secuencia de imágenes y utilizar la tecnología siempre a nuestro beneficio. Siempre utilizarla de la mejor manera, y saber qué estamos haciendo con estas nuevas tecnologías ya que la percepción es impactada por ellas”.

 

Gabriela Sodi

 

¿Artísticamente de qué está compuesta Gabriela Sodi?

“Colecciones, volumen, topografía, colores sólidos –un solo color en diferentes gradientes-; distintos grados de rojos o azules, de colores complementarios que no se fusionen más sí se unan para crear ritmos. Soy una mujer que siempre estoy tomando cursos y talleres de cánones, aunque soy una persona que permanentemente rompe el canon dentro de mi Obra. Siempre me gusta aprender de todos y eso me permite ir avanzando hacia mayores retos en la realización de mi Obra”.

Antes de despedirnos, nos comparte lo que le rodea en su espacio.

“Hay premios, homenajes, acuarelas en negativo o sea en vacío, autorretratos, retratos, esculturas de arte objeto que realizo, los primeros cuadros que me regalaron, registro de las manos que me han hecho por legado; hago mucho arte en papel, esculturas… Hay esculturas hechas por niños, las esculturas de la Ruta de la Amistad, la Basílica de Guadalupe. Trabajo mucho con niños sobre la identidad mexicana, estamos preparando un libro sobre este trabajo, con el cual  hemos visto cambios y hemos entendido que los cambios son difíciles, son lentos, pero se dan.

Hemos encontrado que logramos bajar el bullying a través de los procesos estéticos. Hemos logrado integraciones familiares con la creación de objetos en comunidad familiar.

También hemos visto que el arte da resultados, crea tejido social, identidad y mejora la convivencia humana: El Arte Educa”.

CULTURA

Núm. 252 – Noviembre 2020

noviembre 26, 2020
Análisis de la Política Exterior

Análisis de la Política Exterior