GABS TORRES

Disruptiva

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Gabs Torres mujer de contrastes y tonalidades muy variadas. Artista plástico, arquitecta, deportista, madre, docente, asesor inmobiliario, amante de la naturaleza, rebelde y muy creativa, talento que heredó de su abuelo paterno, Don José Torres Muñoz, escenógrafo de películas de la Época de Oro del Cine Mexicano, en concreto, de las películas de Pedro Infante.

 

Gabs Torres

 

Inició su vida profesional como arquitecta, realizando diversos trabajos para el INAH. Fue asesora particular de un presidente municipal en cuanto a rescate y conservación de patrimonio histórico. Llegó el amor, se casó y se mudó a Aguascalientes, Ags.

Fue una gran charla que se realizó vía Zoom, y nos compartió esa parte del amor por la docencia combinada con el arte. Descubrió cómo el aprendizaje podía ser más divertido y más profundo a través de pinceladas en lugar de dictados y lecturas tediosas, o del mismo aprendizaje de memoria, del cantadito y sin razonamiento.

 

Gabs Torres

 

Su primera incursión en esta loable labor fue con los albañiles que tenía a cargo en su época como restauradora, donde les impartió clases de español, y estos a su vez le llevaron a sus hijos para que les enseñara a leer y a escribir. Si bien, lo mismo ha dado clases en primaria que a nivel licenciatura, de manera cronológica inició en la Universidad del Valle de México, donde se desempeñó como coordinadora de cultura y de deportes, patrimonio turístico, pintura, arte y danza, sin embargo, pese a tener un buen currículo, cuando se mudó a Aguascalientes se encontró con una comunidad de arquitectos muy cerrada.  

Mujer emprendedora, inquieta, resilente, que ante las circunstancias de sacar adelante a sus tres hijos ella sola, y tras hacer un recuento de todas sus habilidades para ponerse a trabajar, se convirtió en maestra de niños de primaria “y me encuentro que el sistema educativo tiene muchas deficiencias, y empiezo a utilizar el arte para explicarles a los niños de tercero y cuarto de primaria, matemáticas e historia”.

 

Gabs Torres

 

Gabs Torres es autodidacta en la pintura, más su admiración y estudio por esta disciplina no le impidió incluirla en aquellas materias en las que a más de uno nos ha costado aprender: “En matemáticas citaba a Paul Klee o Pablo Picasso con el cubismo, para que comprendieran las parábolas, el seno, conseno y tangente. Los ponía a hacer trazos y las clases de matemáticas fueron mucho más divertidas, ¡era una materia que adoraban! Y todo eso me encantó. Las clases de Historia eran fastidiosas, aprenderse tantas fechas y tanta gente. Lo que hice fue pegar en todo el salón papel craft, les daba corcholatas con nescafé, porque no podíamos hacer tiradero. Les platicaba la historia y ellos lo pintaban y así los niños aprendían más. Terminaba la clase de los de tercero y los de cuarto continuaban. Así que se convertía en una historia secuenciada”.

 

Gabs Torres

 

Otra materia que impartió fue Español: “Ellos hacían las hojas con papel reciclado. Cada uno de ellos iba decorando su propio libro y ese era su proyecto final.

 A un niño y a un adolescente no tienes que imponerle las cosas. Estoy convencida que el alumno aprende más cuando está contento, lo único que yo hacía era explicarles las materias y ser la maestra que a mí me hubiera gustado tener… Pero me encontré con un freno, no podía dar clases hasta que no tuviera la especialidad, y así fue que, embarazada de mi tercer hijo –Emilio–, y mis otros dos chiquitos –Diego y María José— me fui a estudiar la maestría de Ciencias de la Educación”.

 

Gabs Torres

 

Después impartió clases a chicos de secundaria, “de matemáticas en francés –táctica para que no se me distrajeran–, de regularización y de pintura, y aquí, aquellos chicos que gustaban de platicar los puse a pintar con la boca, y a los diestros con la zurda y viceversa, esto permitía concentrarse y ser más cuidadosos con los trazos”.

 

Gabs Torres  

Ser una artista incógnita, me ha permitido dejar más huella, a que si hubiera tenido muchas exposiciones. El arte trasciende. El artista se puede morir, pero el arte se queda ahí. Y mi labor ha sido dejar huella en otras personas en lo que yo puedo compartirles. He visto los cambios en su vida y esos cambios son los que me han movido y motivado en todo lo que hago y mis hijos lo siguen sin que yo los obligue”.

 

Los toros la aventaron al ruedo

 

Gabs Torres se identifica con Salvador Dalí. Es disruptiva. No le gustan las reglas –aunque sabe que hay algunas muy importantes como las de tránsito–, salvo por esas, respecto a las demás, no es muy de seguirlas. Odia los uniformes y se define más como un espíritu libre. Y si bien le encanta la personalidad y propuesta de Dalí, el Art Nouveau se convirtió en el parteaguas de su obra, y recuerda que a partir de esto se da un impulso al surrealismo, cubismo, y todas las corrientes del modernismo. “El Art Nouveau es la última corriente artística que vincula la naturaleza, que no plasma un árbol, sino que estudia y analiza las formas de la naturaleza para plasmarlas con el arte, así como lo hizo (Gustav) Klimt con El Beso (1907), que yo considero como su obra maestra”.

 

Gabs Torres

 

Cuando se realizó el Zoom, Gabs se recuperaba de una cirugía en la que le reconstruyeron el hombro. Destacó: “El pintar es una forma de conectarme con la vida. Soy ambidiestra, así que esto me ha permitido seguir pintando pese a mi última cirugía”.

Agregó: “Aguascalientes se caracteriza por las corridas de toros, pero yo no soy partidaria de ver morir a uno, eso es para mí la fiesta taurina. Pero lo que me gusta mucho es la expresión del torero. Y me voy a lo que hay detrás del torero, que es lo que a mí me apasiona: todo el ritual y todo lo que ellos tienen que hacer, porque es pasión, y yo soy pasión auténtica. Me meto tras bambalinas –como dicen–, para ver qué es lo que hacen, desde cómo se van preparando, cómo se van concentrando, que si la copa de vino tinto… En esa ocasión pinté a José Tomás. Pinté sus fortalezas, no su rostro. Lo pinté sin que salieran sus ojos –en esa obra están como ocultos–, y es ahí, la expresión de fortaleza que me impactó. Ese día, yo traía un lápiz, y lo tracé. Cuando llegué a casa, le metí pastel, y al final, ese cuadro se lo regalé a una persona de España. Tiempo después, me contacta Nuria Molano desde el país ibérico, y empieza a hacer todo este proyecto de “¡Vamos a impulsarte!” y así me invitaron a exponer en Palma de Mallorca y se empieza a correr la voz sobre mí…

 

Gabs Torres

 

Siempre han temas que nos apasionan más y la voz nos delata, uno de esos momentos fue el siguiente: “Un coleccionista de obras de Dalí, ¡compró un cuadro mío para ponerlo al lado de las obras de Dalí! Para mí fue impresionante saber dónde iba a estar algo pintado por mí”.

 

Gabs Torres

 

Señala: “Tengo un problema en los ojos, tengo queratocono, y esto me impide ver los detalles. No veo las cosas finas. Lo que pinto es por lo que sé, por lo que me imagino. Por ejemplo, puedo pintar ojos, porque ya sé cómo van, sé dónde va la pupila, la pestaña…. Pintar para mí, es sinónimo de dolor porque me llegan a doler los ojos, pero no lo sufro. Cuando pinto, no puedo dejar de hacerlo. Esta es la razón por la que no puedo trazar primero con lápiz y después colorear, porque me lastiman los ojos, así que trazo directamente con óleo sobre el lienzo”.

 

Gabs Torres

 

¿Cuál es tu técnica favorita?

Mixta, óleo, acuarela, grafito, carbón, cualquier tinta… ¡De todo! Más, más, el óleo. Siempre termino toda pintada hasta la boca, las plantas de los pies, amo esa pastosidad.

Comparte que la obra Caos, está inspirada a partir de una desilusión no amorosa y que sirvió de catarsis. Hay momentos en que la inspiración llega, en otros pide un descanso para refrescar la mente para que después fluya. “Ese tiempo me lo di para la exposición en Casa MADAMA en Aguascalientes después de Palma de Mallorca. En un fin de semana me aventé entre ocho y nueve cuadros (debían ser 24). Cuando quise pintar el rostro de la muerte, hice una pausa, no me latía. Me daba miedo pintarla, y acabé pintando la soledad, que el tema era muy parecido. Lo interesante de esta serie de “Rostros” es que en ninguna obra se muestra alguno, y así pinté el miedo, el dolor, la angustia, el amor, cómo se ve la libertad… En la inauguración, mi hijo Diego abrió con música en vivo, mientras que Leonor -su novia- cantó precioso. Mi hija María José también se involucró en la apertura”.

 

Gabs Torres

 

Hablas de Europa, estabas trabajando de “bajo perfil” y de pronto estás en las grandes ligas en el Viejo Continente. ¿Cómo recibiste esa noticia?

¡Me puse a llorar! No lo creí, y creo que hasta la fecha no me ha caído el 20. Fue muy impactante, creo que aún no lo dimensiono… Todavía me emociona mucho.

 

Gabs Torres

 

Además, nos compartes otra propuesta para Irlanda.

Están invitando a artistas mexicanos y yo soy la única mujer. La propuesta es pintar en vivo sobre un corredor artístico.

Añade: “De cierta manera ya he participado en propuestas similares, una fue con Víctor Figueroa, un gran amigo, joven empresario cuya empresa se dedica a conservar la naturaleza, a reciclar y recuperar el entorno. Me dijo: “Gabs píntame a Cíclica”, así como pintaste tus rostros, píntame a Cíclica. Fui a su empresa, me subí hasta la torre más alta y mientras él tomaba café y platicaba, yo pintaba. Otra fue para el restaurante Rosa Mexicano… También tengo otra exposición para Nueva York, E.U. para septiembre, pero todo dependerá de la situación mundial”.

 

Gabs Torres

 

Tu sueño…

Es un foro cultural. Una casa que no sea solo de arte, sino que puedan ir a bailar personas de todas las edades, sin que se cobre. Y el otro, sería dar clases de secundaria, donde lo principal sea impartir materias a partir del arte a niños con déficit de atención, asperger y otros trastornos que en otras escuelas ven estas situaciones como “problemáticas”.

 

Gabs Torres

 

Durante la charla, Gabs Torres mencionó que ella pinta ojos, manos, lo que a ella le inspire. Le pregunto si alguna vez se ha pintado, a lo que ella responde con un sí. ¿Qué tan difícil fue? ¡Fue muy difícil! Nunca me había pintado y fui muy ruda conmigo. Me juzgué por estar ‘chaparra’, ‘flaca’, ‘plana’. Lamentablemente tenemos la imagen de la amiga perfecta, y al final dije <>.  No nos damos cuenta en qué momento dejamos de ser libres y nos empezamos a vestir con toda la ideología que te dan en casa, en la escuela, en la iglesia, en la sociedad, bla, bla, bla. Cuando quitamos todos esos prejuicios, todas esas ideologías, somos libres. Ese cuadro habla de la feminidad y de los seres incompletos que somos. Es una reflexión: cuando dejemos de juzgar y nos dediquemos solo a observar, todo puede cambiar.

¿Después de ese cuadro te viste diferente? ¡Sí!

 

Gabs Torres

 

¿Empezaste a amarte? ¡Sí! Sabes, somos seres sentimentales –sentimos y pensamos–. Cuando tú haces silencio, estás conectando la mente con el corazón, y al conectar a la mente con el corazón, lo que tú expresas, es pura sabiduría.

 

Gabs Torres

 

 

Contacto

Facebook D’co ArTorres

Instagram GabsTorres (Artista)

YouTube https://youtu.be/5jDo3C18kXM

 

CULTURA

Muere Hans Küng, el teólogo crítico del Papa y de la Iglesia Católica
CULTURA

EX LIBRIS

Muere Hans Küng, el teólogo crítico del Papa y de la Iglesia Católica

Ver más…

Núm. 259 – Junio 2021

junio 19, 2021
Comisión permanente Integración de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia

Comisión Permanente Integración de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia