JEONG SUH CHOI

Embajador de Corea del Sur

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Corea del Sur es una de las grandes economías del concierto mundial, nación cuya disciplina le permitió mantener a raya la pandemia por meses, charlamos con su embajador Jeong Suh Choi.

 

Jeong Suh Choi
Fotografía: Mario Torres

 

Sobre el tema en el que todos seguimos ocupados expone: “La experiencia coreana en la gestión de la pandemia destacó durante los trabajos de la Cumbre del G7. Dada nuestra experiencia con la pandemia causada por MERS, en esta ocasión, nuestro país implementó desde un inicio su Política 3T, Testing, Tracing, Treatment (prueba, rastreo y tratamiento), con la que se pudieron contrarrestar muchos contagios, permitiéndonos administrar los efectos de la pandemia de forma muy efectiva. A través de la 3T, se pudieron minimizar los daños económicos y elevar la efectividad de medidas sanitarias sin la necesidad de cerrar nuestras fronteras o de suspender actividades económicas”.

 

“El éxito de esta política deriva de tres factores primordiales: primero, el pleno respeto a las opiniones de los expertos, sin intervenciones de índole política. Segundo, la cooperación de la sociedad coreana, nuestros ciudadanos cooperaron muy activamente para promover el uso generalizado de los cubrebocas. Por último, fue posible rastrear el movimiento del virus y personas contagiadas gracias a las nuevas tecnologías (TICs). El uso de las TICs fue muy eficaz para prevenir la propagación, para esto, se hizo un uso cuidadoso de información para implementar las medidas que correspondieran, siempre en estricto apego a la protección de datos personales”, añade.

 

La crisis sanitaria trajo consigo una crisis económica, por lo que preguntamos al diplomático por la estrategia coreana para enfrentarla, comenta: “Hoy en día, las crisis son globales; por lo tanto, los frentes deben ser multilaterales. Corea participa activamente en varios esquemas de cooperación internacional. En 2008, Corea y México, como destacados miembros del G20, cooperaron muy estrechamente para superar la crisis financiera internacional. En la reciente Cumbre del G7, el presidente Moon Jae-in prometió donar 200 millones de dólares al mecanismo COVAX para hacer frente al COVID-19. Con esto, Corea ha reiterado su compromiso para lograr una distribución equitativa de vacunas”.

 

También destaca el tema medioambiental: “En mayo pasado, el gobierno coreano también fue sede de la Cumbre Climática P4G, con lo que se buscó impulsar una mayor consolidación y cooperación internacional para hacer frente al cambio climático. Hubo gran interés por la Cumbre, la cual contó con la participación de los líderes de 67 países, y de otros organismos internacionales. México estuvo representado por la secretaria de Economía, Tatiana Cloutier”.

Advierte que el mundo no será el mismo tras la pandemia: “Será la economía digital la base de nuestras relaciones. La pandemia aceleró la transición de lo presencial a lo virtual. De la misma manera, la creación de industrias más ecológicas serán el nuevo motor de crecimiento, sobre todo por la amplia participación de varios países por lograr la neutralidad del carbono. Con esta coyuntura en mente, Corea impulsa el denominado Digital New Deal y el Green New Deal con una inversión de 140 mil millones de dólares en los sectores digital y ambiental durante los próximos cinco años, para generar cerca de dos millones de nuevos empleos. Dichos nombres hacen referencia al New Deal implementado por Estados Unidos en los años treinta del siglo pasado para superar la Gran Depresión”.

 

Jeong Suh Choi

 

Ante este panorama, ve un futuro interesante para nuestro país: “Según datos de OCDE de 2020, de todas las exportaciones mexicanas de manufacturas, las altas tecnologías representaron el 21% del total de exportaciones, lo que significan una ventaja comparativa para México, ya que supera el promedio de 8.6% en América Latina y el 15.1% promedio de los países de la OCDE. De acuerdo al Instituto Internacional para el Desarrollo de la Gestión (IMD), México ocupa el doceavo lugar en la utilización de robots en educación, entre los 63 países encuestados. En esta era digital, esperamos cooperar con México en el desarrollo de industrias de alta tecnología”.

 

Refiere que relación entre nuestras naciones se remonta al año 1905, cuando los primeros inmigrantes coreanos arribaron a territorio mexicano, convirtiéndose así en los primeros coreanos en establecerse en América Latina: “Lo cual hace que México adquiera un carácter muy especial para Corea”. Las relaciones diplomáticas se establecieron en 1962, desde entonces “Corea y México gozan de una cooperación muy estrecha, compartiendo valores como la democracia y el apoyo a las economías de mercado. El hecho de que nuestros países se hayan convertido en socios estratégicos en 2005, 100 años después de la llegada de los primeros coreanos a México, es testimonio de la estrecha relación de la que gozamos. Además, Corea y México también cooperan ampliamente en el ámbito multilateral, en mecanismos como MIKTA y el G20. El próximo año, cumpliremos 60 años de relaciones diplomáticas, lo cual representa una oportunidad clave para revalorar nuestros antecedentes y renovar nuestra relación a futuro”.

 

Destaca dos ejemplos recientes de la calidad de nuestra relación: “En marzo de 2021, la Cámara de Diputados promulgó el Día del Inmigrante Coreano, siendo esta la primera vez que México decreta un día para conmemorar a otro país. Esta promulgación establece una nueva base para que nuestros descendientes sientan el gran orgullo de ser mexicanos y coreanos. Es también representativo del espíritu de independencia del que gozaban los primeros inmigrantes coreanos. El Día de Corea es un punto de partida hacia el nuevo desarrollo de nuestras relaciones bilaterales. También permitirá a los mexicanos conocer mejor la cultura coreana y a nuestros connacionales conocer más a México”.

 

“El siguiente ejemplo es el trabajo de nuestra embajada para destacar la participación de veteranos mexicanos en la Guerra de Corea. El pasado 24 de abril, y después de una larga campaña de búsqueda, nuestra representación en México participó en la inauguración de la Asociación de Veteranos Mexicanos de la Guerra de Corea, formada por 4 veteranos y sus familias y por cinco familias de veteranos fallecidos. En ese evento participó el secretario de Defensa Nacional de México, General Luis Crescencio Sandoval y el Viceministro de Relaciones Exteriores de Corea, señor Choi Jong Kun”, añade.

 

En el ámbito económico, expone: “Corea y México se ubican entre las 10 economías más grandes del mundo, ambos países gozamos de una excelente relación económica. El volumen del comercio bilateral se quintuplicó en los últimos 20 años. Actualmente, Corea es el cuarto socio comercial de México. En materia de inversiones, Corea ha invertido siete mil 350 millones de dólares en México, ocupa el segundo lugar entre los países asiáticos con más inversiones en territorio mexicano. El potencial de nuestra cooperación económica es grande, sobre todo sí se considera que Corea y México aún no gozan de un acuerdo de libre comercio”.  

 

“Existe un dicho en el mundo de las inversiones, ‘no se deben colocar todos los huevos en una canasta’. En este sentido, es importante realizar esfuerzos conjuntos para diversificar el comercio de México con Estados Unidos y de Corea con China. Debemos fortalecer nuestra cooperación para diversificar nuestro comercio, sobre todo en virtud de los grandes cambios en el entorno empresarial, destacando la regionalización de las cadenas de suministro global, el nearshoring, la reubicación (re-shoring) y la transición del comercio multilateral. Dado que gozamos de una amplia red de acuerdos de libre comercio con más de 50 países, es claro que, si logramos un tratado, el efecto sinérgico no tendría precedentes. Tal y como el antiguo imperio español vinculaba a Asia y América a través de Filipinas y México, Corea y México podrían fungir como puentes entre continentes, representando así a nuestras respectivas regiones”.

 

Incluso nos informa que, a pesar de la pandemia, “Las exportaciones mexicanas a Corea aumentaron de cuatro mil 900 millones de dólares en 2019 a cinco mil 300 millones de dólares en 2020. Con ello, Corea se convirtió en el cuarto socio comercial más importante de México. De la misma manera, nuestras empresas han generado más de 150 mil empleos en México. Sí logramos incrementar el comercio y las inversiones, Corea podrá contribuir aún más para fortalecer la economía mexicana”. 

 

Jeong Suh Choi

 

Pasando a los grandes retos, a mediano plazo, de Corea, el embajador destaca: “Nuestra mayor prioridad es concretar la desnuclearización completa y el establecimiento de la paz en la península coreana. Hemos tenido logros importantes en los últimos años, sin embargo, requerimos profundizar la cooperación con nuestros países vecinos y con nuestros socios más importantes, siendo México un actor clave en estos esfuerzos”.

La economía también trae sus desafíos: “El haber logrado un desarrollo exitoso después de la devastación de la Guerra de Corea significa que nuestro reto actual es descubrir y nutrir nuevas industrias, de tal forma que podamos seguir garantizando el buen desarrollo económico, en vista de las complejidades de un entorno comercial internacional cada vez más cambiante”.

 

“Otra tarea fundamental a resolver, a mediano plazo, son los desafíos sociales como la baja fertilidad, el envejecimiento de la población y el desempleo juvenil. Actualmente, el gobierno coreano se rige por el principio de una economía centrada en las personas, lo cual significa la creación de empleos de calidad, con perspectiva social, donde todos los sectores de la población puedan participar”. 

 

El tema de la guerra con Corea del Norte, increíblemente, sigue vigente, aunque no hay intercambio de disparos, no se ha firmado la paz como tal, el embajador informa: “El gobierno de Corea del Sur mantiene una comunicación permanente con Estados Unidos sobre este tema. Durante la Cumbre-Corea Estados Unidos celebrada el pasado mes de mayo, ambos países reafirmamos que la desnuclearización y el establecimiento de la paz en la península coreana son nuestros objetivos comunes. Por lo tanto, ambos países acordamos adoptar un enfoque con perspectiva diplomática y con espíritu de diálogo para aproximarnos hacia Corea del Norte”.

“A pesar de que en 2016 la Cumbre Estados Unidos-Corea del Norte concluyó sin acuerdos significativos, el diálogo intercoreano emprendido en 2018 contribuye a la pacificación de la península. Nuestro gobierno, en estrecha cooperación con Estados Unidos, seguirá esforzándose, de la mano con la comunidad internacional, para lograr la desnuclearización completa de la península coreana y una paz duradera. El apoyo de la comunidad internacional es esencial para estos esfuerzos. Por lo tanto, siempre haremos llamados de apoyo al gobierno mexicano, en su actual calidad de miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para el periodo 2021-22”, concluye.

POLÍTICA

Núm. 263 – Octubre 2021

octubre 18, 2021
Nueva Ley Orgánica de la Armada

Nueva Ley Orgánica de la Armada de México