LA BENDITA TRIADA MESOAMERICANA

COMPARTIR

Facebook
Twitter

La palabra milpa viene del idioma náhuatl milli (que significa campo) y pan (encima), quiere decir, “Por encima del lugar”. Generalmente en México se le relaciona quizá exclusivamente a la siembra del maíz, pero sin duda nuestra milpa tiene muchos más productos de los que de ella emana.

La milpa sagrada desde épocas en donde los españoles aún no nos invadían, la llamada triada mesoamericana, estaba compuesta por el maíz sagrado, “tlaolli o centli”, por el frijol y la calabaza, que fueron y son hasta el día de hoy la base de la alimentación de las culturas prehispánicas y actual en los pueblos indígenas que aún existen. La triada mesoamericana no estaba sola, en ella y creciendo en el seno de la diosa la madre tierra “Tlani Nantli” también crece una gran variedad de quelites, tomates, chiles y sobre todo las verduras con las que se sigue cocinando y las plantas medicinales con las que se sigue curando al mexicano.

 

Lala Noguera. la milpa

 

Existe un sinfín de árboles frutales a las orillas de la milpa, y para los linderos se usan los maravillosos magueyes o las nopaleras. Los magueyes han formado parte importante del paisaje de la milpa. Han sido ellos quienes de manera indirecta atraen a las nubes para que llueva. Los magueyes, además cumplen con la función vital en la milpa de producir aguamiel para después de su fermentación espontanea, ésta se convierta en pulque. Ha sido la bebida sagrada por las culturas mesoamericanas y la fuente principal de hidratación entre las personas adultas, en tanto que el aguamiel se utiliza como agua de tiempo para los más pequeños de las comunidades.

Los campesinos mexicanos han aprendido a utilizar las herramientas naturales que les han aportado todas sus generaciones en el campo, por ello, cuando nos referimos a la traza, organización, producción y alimentación de la milpa, estamos hablando no solo de lo que dentro de ella se siembra, también comprende lo que se siembra afuera, es decir, los campesinos se han especializado de una manera constante y eficiente para salvaguardar su sabiduría y habilidades que únicamente puede adquirirse a través del contacto con la tierra y entenderla.

 

Lala Noguera. la milpa

 

Las milpas de México no son todas iguales, y cada región de nuestro país intercala diferentes cultivos con plantas preponderantes en la zona o combinaciones de éstas que los mismos habitantes hayan seleccionado, lo que ha permitido que cada caso tenga un sello particular, así como un manejo, selección y replicación de los alimentos que la integran. En algunos lugares, incluso, se encuentran intercalados cultivos de papaya, chile o jamaica.

No todas las milpas en nuestro país son iguales, cada una es única, de acuerdo a su pueblo, municipio y estado, mismas que se trabajan de maneras diversas y ajustándose sobre todo a su propio clima y semillas endémicas.

 

La diversidad alimenticia en la milpa

Enorme beneficio de la milpa tiene sin duda alguna el uso del monocultivo del maíz endémico que se siembra por todo lo largo y ancho en México y que a pesar de empresas transgénicas como “Monsanto” que solo una vez al año y con técnicas industrializadas producen maíz y otras semillas. Nuestros monocultivos endémicos se niegan a desaparecer, y es que, sin darnos cuenta, se producen alimentos durante todo el año, tanto para las familias de los campesinos como en su comunidad. De la milpa se cosechan flores de calabaza, quelites, quintoniles, y otro tipo de hierbas comestibles que crecen intercaladas entre los cultivos de maíz, frijol, calabaza, y del propio maguey, que en épocas de lluvia le salen hongos comestibles bajo sus pencas, además de las maravillosas y deliciosas flores de maguey (gualumbos). Más tarde son consumibles los tallos tiernos del frijol, las flores de éste, los ejotes, los frijoles tiernos y, por último, la semilla de frijol seco. Durante este periodo ya es posible consumir los elotes y el grano de maíz seco.

Algo sumamente importante es que estas pequeñas producciones, permiten a las familias  alimentarse durante todo el año, hasta que nuevamente vuelven a sembrar y esperar el crecimiento de los alimentos. Cabe destacar que los alimentos de la milpa no sólo benefician a las familias que los cultivan, sino también a los animales que crían y que son fuente de consumo y de ayuda de carga. Además de que tienen innumerables beneficios al medio ambiente.

 

Lala Noguera. la milpa

 

Como parte de la labor de difusión de la milpa dentro de la Ciudad de México, se tiene un lugar que rescata los maíces tradicionales, semillas y comidas con gusto de este pequeño terruño llamado “Cal y Agua”, donde ofrecen tortillas hechas a mano y a la vista del asistente, quesadillas de quelites o guisos, atoles diversos –uno delicioso de masa con vino tinto–, talleres de cómo nixtamalizar y todo alrededor de la milpa bendita de México.

 

Cal y Agua en IG: @calymaiz
Provecho y a comer maíz de la milpa haciendo México.

MISCELÁNEO

Núm. 259 – Junio 2021

junio 19, 2021
Comisión permanente Integración de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia

Comisión Permanente Integración de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia