LA INFLUENCIA DE PIGMALIÓN

COMPARTIR

Facebook
Twitter

El efecto Pigmalión –también conocido como profecía autocumplida–, es un término acuñado por la psicología y la pedagogía que tiene que ver con las creencias, deseos y expectativas ajenas, y de cómo influyen en los demás, ya sea, de forma positiva o perjudicial, y cómo interfieren en la conducta y el comportamiento humano.

 

La Influencia de Pigmalión

 

El creer que es un triunfador se construye con base a la convicción y las expectativas que el otro tiene sobre la persona. “Serás un gran médico”; “Eres un campeón”; “Eres muy inteligente y creativo”; o el efecto contrario: “No creo que tengas futuro”; “El que nace para maceta no pasa del corredor”. Un refrán muy popular pero que ejemplifica lo negativo de la profecía. Cuando las expectativas están en un nivel alto se podrá lograr los objetivos planteados. Si el nivel está bajo va a impactar a la hora de tomar decisiones y seguramente no serán las más acertadas.

 

El origen del efecto Pigmalión se sitúa en la mitología griega.

La historia cuenta que un rey de Chipre quiere encontrar a la mujer de sus sueños, pero ninguna cumple sus expectativas y decide encargarle al escultor Pigmalión realice la obra en marfil, la cual llamó Galatea. El rey, al ver tal perfección, quedó profundamente enamorado y le pide a Venus que la convierta en una mujer de carne y huesos. Tan grande fue su anhelo de que la estatua cobrara vida que pudo cumplir su deseo.

 

La expectativa de los padres para con sus hijos

La influencia que pueden tener los padres sobre sus hijos puede marcar sus vidas de forma positiva o desfavorable; ya sea aumentando su autoestima o contribuyendo a que tengan inseguridad. Las expectativas que establecen no sólo los padres, sino también, los hermanos y abuelos en el aspecto positivo, ayudan a potenciar la seguridad del niño, generando que crezca en un ambiente sano, desarrollando sus talentos y habilidades, y también, permite reconocer sus áreas de oportunidad para trabajar en ellas. La familia deposita su confianza para que el pequeño pueda creer en sí mismo, y si, por el contrario, el chico no es bueno en algo, no lo etiquetan y tampoco lo hacen sentir mal. 

 

La Influencia de Pigmalión

 

El efecto en el colegio

Los profesores cumplen un papel crucial en la vida de sus alumnos. Tienen un poder muy grande mediante la comunicación que establecen. Los mensajes que les envían, su forma de conducirse con cada estudiante, probablemente, marcarán aspectos de su desarrollo personal. La expectativa que un profesor puede tener sobre cada uno de sus discípulos, si es positiva le ayudará a los niños a tener autoestima y autoimagen favorable, cuando cambian las expectativas se transforma el comportamiento y el bienestar emocional. 

Es importante que el docente no ponga etiquetas: “Eres un Flojo”, “Eres lento como una tortuga”. Sin embargo, el festejar sus logros, motivarlo, resaltar sus habilidades y talentos, lo harán sentirse especial, cómo un ser valioso y seguramente se esforzará por hacer todo de la mejor manera, encaminándose al éxito.

 

La Influencia de Pigmalión

 

 

El efecto en el trabajo

Qué importante resulta observar cómo el efecto camina por los espacios de una oficina y se estaciona con cada uno de sus colaboradores. Los líderes empresariales son los encargados de establecer una comunicación empática, asertiva y hacer sentir bien y motivar a los trabajadores; les dicen lo que esperan de ellos, los reconocen; generando que su autoestima suba y tengan un alto rendimiento, mejorando también, su productividad. Por el contrario, si un jefe no se sabe comunicar, no tiene las habilidades necesarias para el puesto, puede marcar de forma negativa el futuro de los empleados. Como podemos ver, el efecto lleva al triunfo o a la disminución del trabajo y al fracaso.

 

El efecto con los amigos

Los seres humanos necesitan pertenecer a un grupo social, para tener una identidad, por tal razón los amigos cumplen un papel fundamental en la vida de las personas. El efecto que pueden provocar, basándose en las creencias que los demás tienen de él y las expectativas que se generan, lo pueden llevar a sentirse bien consigo mismo, pero también, los miedos, el fracaso que otras personas depositan, puede frenar el crecimiento positivo interior; abandonándose y de alguna forma hasta resignarse. “No puedes”, “No tienes talento”, más cuando el efecto es positivo se transforma en bienestar emocional.    

 

En resumen: “El Efecto Pigmalión es el proceso por el cual las creencias y expectativas de una persona respecto a otro individuo afectan de tal manera su conducta que el segundo tiende a confirmarlas”.

 

La Influencia de Pigmalión

 

Generadores de creencias positivas

El mundo necesita más personas positivas que influyan de forma satisfactoria en el crecimiento personal y contribuyan a tener una mejor sociedad. Dejar de criticar, señalar y etiquetar a otras personas. Ayudando muy en especial a los niños a tener una autoestima sana. Darles las herramientas que necesitan para estar fortalecidos interiormente. Definitivo, tendríamos seres más felices y con amor para dar a los demás. Así que empecemos hoy, a contribuir en mantener una influencia positiva y los resultados nos sorprenderán. Cuando un chico es tímido y triste es porque en su entorno no es valorado y solo recibe comentarios negativos. Cuando conozcas alguien así, abraza su corazón, dile algo que le haga sentir bien y busca la manera de apoyarlo. Necesitamos ser sembradores de amor y cuidar las emociones de los niños y que el efecto Pigmalión fomente expectativas positivas que contribuyan a tener mejores personas. 

 

 

Psicoterapeuta Raquel Estrada

Logoterapia y Tanatologia🦋

psiconatura@raquelestrada.com

55-55035476

 

SALUD

Núm. 263 – Octubre 2021

octubre 18, 2021
Nueva Ley Orgánica de la Armada

Nueva Ley Orgánica de la Armada de México