DIPUTADO MANUEL RODRÍGUEZ GONZÁLEZ

Presidente de la Comisión de Energía

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Con la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, ocurrida entre finales de febrero y principios de marzo, se busca cambiar las condiciones de los generadores privados. Si bien, el partido en poder impuso su mayoría legislativa, su futuro se debate en los juzgados. El presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, Manuel Rodríguez González, nos habla de ventajas de la ley que podría o no entrar en vigor”.

 

Diputado Manuel Rodríguez González
Foto: Cortesía Manuel Rodríguez G.

 

“Lo que se genera es una igualdad de participación, generar condiciones de equidad para que todos los actores del sector eléctrico participen en igualdad de condiciones. Previo a esta reforma, la Comisión Federal de Electricidad participaba en desventaja con los privados, por eso hablamos de que estamos favoreciendo la libre concurrencia y la libre competencia para todos. Antes, quien estaba excluido era la Comisión Federal de Electricidad”, explica.

 

Refuta que las energías limpias sean más baratas, pues no sólo hay que tomar en cuenta los insumos, sino también la infraestructura: 

“En el caso del mercado eléctrico mayorista lo que se consideraba como precio para efectos de determinar el despacho diario de la energía era los costos variables solamente, en lugar del costo unitario En el caso de los costos variables es el insumo; es decir lo que requieres para efectos de generar energía, entonces, en esos casos, la eólica y la solar, pues el sol y el viento tienen costo cero, es gratuito y en el caso de diésel, gas, combustóleo, carbón o cualquier otro, pues tiene un costo variable en insumo. Al considerar el costo unitario se viene abajo el mito de que las energías eólicas y solares son las más baratas porque no lo son, los equipos, la inversión que se requiere para poder generar la energía es muchísimo más alto que por ejemplo una de ciclo combinado”.

 

Otro tema, es el del almacenamiento de la energía de manera masiva, aún no resuelto plenamente, es decir, cuando no hay viento o sol tiene que entrar otra planta (regularmente de CFE, aplica recursos públicos) como respaldo, el diputado de Morena expone:

“En el caso de las energías intermitentes, la ley no obligaba a que quienes generan por esa vía a garantizar energía de respaldo, hoy todavía quien lo hace es la Comisión Federal de Electricidad y no le pagan por ello, por eso hablamos de un subsidio ahí oculto que oscila en el orden de los 90 mil a 120 mil millones de pesos anuales, tan solo en ese rubro. Es deseable que continuemos por esa ruta (eólica y solar), pero que quien lo haga, también garantice la energía de respaldo”.

 

La amenaza de fuga de capitales se ha hecho presente, aunque el diputado tabasqueño tiene otra percepción:

“Sucede en todas partes, a nadie le gusta que un macronegocio se lo toquen; sin embargo, al final terminan aceptando, porque sigue siendo un negocio, ya no será un negocio con grandes privilegios como lo tenían antes México, se había convertido en un paraíso para grandes empresas multinacionales en temas eléctricos, porque ningún otro país les otorga todas las ventajas que les daba México. Finalmente, con estos cambios que hacemos, sigue siendo un mercado atractivo nada más que en condiciones más justas, no sólo para la Comisión Federal de Electricidad, sino especialmente para el usuario mexicano, porque nos habían ofrecido en 2013 que tendríamos tarifas más baratas y eso no sucedió, vimos aumentos a lo largo de ese tiempo que en algunas tarifas llegamos a tener incrementos de 180%, esto finalmente lo paga el consumidor y hace, en el caso de las tarifas domésticas, un daño a la economía familiar, y en el caso de los comerciantes y los industriales, pierdan competitividad”.

Sobre el monto de nuestros futuros recibos de luz, si se superan los obstáculos judiciales, asegura: “Va a tener un impacto positivo para el usuario, porque una vez que se instrumente, se calcula que en un periodo de aproximadamente un año podamos ver una disminución en el costo de energía eléctrica en los recibos que cada uno de nosotros pagamos mensual o bimestralmente. Ese es un impacto muy positivo, porque no sólo aplicaría en las tarifas domésticas, sino también en las otras tarifas”.

 

Diputado Manuel Rodríguez González

 

Le cuestiono entonces ¿por qué si habrá un ahorro en energía, las elites empresariales están tan molestas? Manuel Rodríguez González responde:

“Porque estamos hablando de dos visiones distintas de modelos económicos, por un lado, quienes estuvieron en el poder en los últimos 30 años, que impulsaban un modelo neoliberal donde se dejaba todo al libre mercado, y otro progresista en donde, si bien garantizamos que haya actividad económica privada empresarial, también exista una participación del Estado mexicano para regular áreas estratégicas como es el caso de la luz eléctrica. Lo que acaba de pasar en Texas es un ejemplo muy triste de dejarle todo al libre mercado, porque en situaciones como esta no hay quien responda, porque para ellos, la luz eléctrica, es una mercancía y no un servicio como es el caso de México, donde la Comisión Federal de Electricidad garantiza esto.

En ese escenario, quienes le apuestan al libre mercado sin participación del Estado, pues ven afectado ese modelo y están con sus argumentos, nosotros respetamos que los expresen, no los compartimos. Lo que estamos tratando es precisamente de garantizar que la Comisión Federal de Electricidad pueda brindar un servicio, pueda generar un sistema eléctrico nacional continuo y en especial, tener seguridad eléctrica: esto quiere decir que, en cualquier momento, a cualquier hora, tú tengas energía con la misma calidad, con la misma potencia; que acabemos con lo que hace no mucho sucedía en los hogares donde de repente ¡bum! Se quemaban los aparatos electrodomésticos porque había altas o bajas de potencia de energía, y esto es por deficiencias en el sistema eléctrico, porque si no está bien regulada la subida y bajada de la energía, pues hay un momento donde puedes tener demasiada energía y eso genera un desbalance en el sistema, colapsa. Lo mismo ocurre si hay menos energía”.

“Esta ley pretende resolver muchas cosas que generaban desventajas en la Comisión Federal de Electricidad para participar en el mercado eléctrico, pero también para garantizar la confiabilidad y la continuidad del sistema eléctrico nacional, y de paso, resolver algo que habían legalizado con condiciones muy ventajosas para un grupo de empresas que tenían un negocio muy jugoso pagado por los contribuyentes y los consumidores mexicanos, me refiero a los que estaban bajo el régimen de autoabasto y autogeneración, el cual data desde 1998. Los productores independientes de energía, crecieron a partir del sexenio de Fox y Calderón, donde con contratos a largo plazo, obligaban a Comisión Federal de Electricidad, sin necesitarla, a comprar energía cara, y además, a pagar las inversiones de una planta que una vez que termine el contrato va a ser de la empresa privada, no de la Comisión. Todo esto ha significado anualmente alrededor de 412 mil millones de pesos, es muchísimo dinero, ahí nos damos cuenta de los intereses económicos tan grandes que hay y evidentemente se sienten afectados, pero quien se va a beneficiar es el país, el consumidor y el empresario que arriesga, invierte y paga sus impuestos”.

“Con esos subsidios ocultos y condiciones ventajosas para generadores privados, éstos participan en condiciones excepcionales, porque el porteo, la transmisión, la distribución, en el caso de la autogeneración, es prácticamente cero lo que pagan. Calculo que es un uno por ciento del costo de la energía lo que están pagando el día de hoy”, denuncia.

 

Diputado Manuel Rodríguez González

 

Al abordar la acusación de diversos personajes de que este tipo de políticas se ven influidas por países como Venezuela o Bolivia, aclara:

“¡No! De ninguna forma, para nada. México es un país soberano que no necesita compararse con nadie, ni siquiera los que están arriba o abajo. Nosotros somos México y tenemos criterio propio, historia, gente muy valiosa, muy talentosa y propuestas propias. Lo que estamos garantizando aquí es la soberanía y la seguridad energética”.

 

Otro tema importante en dicha comisión son los hidrocarburos, más el legislador no considera que sea necesaria una reforma importante en el rubro:

“En lo personal, como diputado federal, siempre dije que la parte donde habían generado condiciones verdaderamente cuestionables y contra el interés nacional era el sector eléctrico. En la parte de hidrocarburos, en términos generales, está bien, muchos países aplican modelos similares, inclusive, el más ilustrativo es Noruega. Mientras se cumplan las reglas, no hay ningún problema, porque si una empresa privada hace un gasto en la perforación, produce petróleo, pues tú vas a darle un porcentaje a partir del primer barril que produzca para que vaya amortizando la inversión que hizo; pero, desde ese momento, también un porcentaje de ese barril es para la renta petrolera nacional, entonces el presupuesto, el erario de ese país, empieza a tener dividendos sin haber invertido y sin haber corrido un riesgo. Eso no tiene nada de malo, siempre y cuando esté regulado y se haga cumpliendo cada una de las partes establecidas en la ley”.

 

POLÍTICA

Núm. 259 – Junio 2021

junio 19, 2021
Comisión permanente Integración de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia

Comisión Permanente Integración de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia